Análisis de la 1ª temporada de Miguel Ángel Quejigo como entrenador del Fundación Albacete

Hace ya un par de meses, exactamente el 25 de mayo, el Club confirmaba lo que se casi se daba por hecho, el técnico Miguel Ángel Quejigo renovaba por una temporada más, en este caso la temporada 2020/2021.

El madrileño tras un año bastante bueno repite al frente del equipo albaceteño para seguir un año más intentar buscar el ascenso, algo que este año ha rozado con los dedos, tras temporadas con mucho peor resultado.

Este entrenador madrileño, que aún no supera los 40 años, tiene una trayectoria profesional un tanto extensa como entrenador. Comenzó su andadura en el Rayo Vallecano, del cuál también procede su nuevo ayudante (que tras cinco temporadas en las categorías inferiores del Rayo, llega al Albacete tras entrenar la pasada temporada a la AD Alcorcón Femenina).

En la temporada 2014/15 pasó a formar parte del cuerpo técnico del equipo juvenil masculino rayista. Su trabajo metódico y buen hacer le hizo obtener, en la temporada 2015/2016, un puesto en el cuerpo técnico del Rayo Vallecano B. Su crecimiento siguió en ascenso y en la temporada 2016/17 le llegó su primera oportunidad como entrenador, y fue una oportunidad única y muy sustanciosa plagada de éxitos. Se hizo cargo del Rayo Vallecano Femenino y cumplió con sobresaliente. No sólo logró que el conjunto vallecano se salvase de sobra, sino que las rayistas se clasificaron entre las ocho primeras de la Liga Iberdrola, disputando así la fase final de Copa de la Reina, todo un hito para el conjunto madrileño y para el nuevo entrenador, que empezó con muy buen pie su etapa en el fútbol femenino. En la siguiente temporada volvió a cuajar una gran actuación, quedando el Rayo Vallecano en undécima posición y logrando la tan ansiada permanencia para una Liga profesional cada vez más exigente.

Quejigo llamó la atención de numerosos clubes de Liga Iberdrola, y a la finalización de la temporada 2017/18 decidió cambiar de aires y empezar una nueva aventura en el Madrid CFF. Un inicio de curso bastante dudoso que hizo que en noviembre de 2018 fuese cesado como entrenador del cuerpo técnico  madrileño. Y hasta finales de temporada estuvo en la dirección deportiva del UD Adarve, equipo de la Segunda División B masculina.

Es un hombre preciso y gran estratega que comenzó muy bien la temporada 19/20 poniendo a las chicas en el primer puesto de la tabla. En la ida, nadie era capaz de hacerlas frente, hasta que en la vuelta el Santa Teresa comenzó a remontar y las chicas de Quejigo se volvieron un poco inseguras y perdieron el ritmo frenético del principio de temporada. Un fallo muy grave para esta temporada, que para nada ha beneficiado a las albaceteñas, ha sido el parón y precipitado final de temporada que han sufrido por el Covid.

Este año va a ser un año lleno de nuevos retos para el equipo albaceteño en Reto Iberdrola. El equipo ha sufrido bajas importantes como la de Sandra Ramajo, que aportaba gran experiencia tras su paso por la Real Sociedad (aunque seguirá en el cuerpo técnico), o como Carla Bautista que volvió a mitad de temporada, siendo la joven promesa que volvía a casa, para ayudar a su equipo a ascender y que en la próxima temporada jugará en Primera División en el Valencia CF.

Quejigo ha hecho unos fichajes muy buenos como el de Sara Debén procedente del Real Oviedo Femenino y nombrada mejor lateral zurda en Galicia durante dos años consecutivos, Isa Álvarez que ha hecho una pasada temporada muy buena en el Parquesol; Jennifer Santiago del Rayo, Claudia Blanco del Real Sociedad, Tania Sánchez del Levante U.D., Paula Román ambidiestra y polivalente en cualquier posición, Lucía Márquez, cancerbera del Rayo durante once años y que ya conoce al actual mister, Bea Vélez procedente de FF. La Solana y Paula Moreno excelente delantera andaluza. Fichajes muy jóvenes que la mayoría llegan a los 20 años de edad.

También hay que aplaudir renovaciones tan importantes como el de Claudia Florentino, Alba Pomares, Leles, Pauleta y que fue nominada al Balón de Oro de CLM la pasada temporada por su impresionante rendimiento.

Sólo nos queda esperar a que comience la liga para ver qué temporada nos traerá el Fundación Albacete.

 

Autora: Alicia Rodríguez

Fotografía: Fundación Albacete

Artículos relacionados