El Espanyol sienta las bases para un nuevo proyecto

Se eternizó de una forma insospechada la designación del nuevo comandante de la nave del Espanyol para esta temporada 2020/2021. Al final el escogido es Rubén Casado, entrenador de la casa, con nula experiencia en el fútbol femenino, pero con un largo bagaje dentro de la entidad perica.

Casado forma parte del Espanyol desde la temporada 2014/2015 cuando llegó a la entidad blanquiazul como técnico analista y formó parte del scouting del filial perico, formando parte del staff técnico del segundo equipo masculino durante 3 temporadas. En un salto hacia adelante en la temporada 2017/2018 y hasta la temporada pasada formó parte como segundo entrenador del staff del Juvenil A del Espanyol, con el que en la primera temporada conquistó el título de la Copa Catalunya, y formando parte del Juvenil B la temporada siguiente consiguió el título de la prestigiosa MIC.

A pesar de no contar con experiencia alguna en el fútbol femenino, la dirección técnica del club cuenta con un hombre de la casa para enderezar lo que han sido dos temporadas difíciles en el femenino, que bien podía haber acabado, si las circunstancias hubieran sido otras, con el descenso a la Reto Iberdrola que hubiera impedido el ascenso de este pasado fin de semana del filial femenino precisamente a la categoría de plata del fútbol femenino.

A la designación del nuevo entrenador, con el que ya llevan entrenando esta semana las jugadoras que por ahora forman parte de la plantilla del primer equipo, se une la renovación anunciada la semana pasada de una de los jóvenes valores de la entidad como Elena Julve y la noticia conocida en el día de hoy de la subida al primer equipo de una de las perlas emergentes de la entidad como Xenia Pérez, que después de lograr el ascenso con el filial este fin de semana, pasa a formar parte de pleno derecho de la plantilla del primer equipo.

Además, ha realizado el cuarto fichaje de cara a la próxima temporada. Tras los de Laura Fernández, Marta Turmo y Marianela Szymanowski. Se trata de la centrocampista, de 27 años, procedente del Deportivo Abanca, Maya Yamamoto, cual es internacional con Japón en categorías inferiores. Con la Sub-16, consiguió una tercera posición en la clasificación del campeonato de Asia en 2009. Con la Sub-17, se proclamó campeona de Japón en el año 2016, justo antes de empezar su trayectoria profesional en la liga española.

La afición espera más de este proyecto y más viendo cómo se han ido reforzando y confeccionando las plantillas del resto de equipos que competirán en la máxima competición femenina, esperando nuevas incorporaciones que pueda ilusionar a aquellos que fin de semana tras fin de semana alientan al equipo desde las graderías. Y es que no hay que olvidar que, excepto se vuelvan a cambiar las reglas del juego, esta temporada deberían de descender cuatro equipos y no dos a la Reto Iberdrola.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografías: RCD Espanyol

Artículos relacionados