El Arsenal saca plaza para la final

Arsenal celebra que saca plaza para la final

El Arsenal saca plaza para la final de la FA Cup y se verá las caras con el Chelsea el próximo 5 de diciembre en Wembley.

Las reinas de esta competición (14 copas tienen en sus vitrinas las gunners) lucharán de nuevo por llevarse el trofeo contra el eterno rival, el Chelsea. Será la tercera vez en seis años en las que un derbi de Londres tendrá lugar en esta final.

La última vez que el Arsenal se llevó el trofeo fue precisamente contra el Chelsea en la final de 2016, donde vencieron al cuadro del sur de Londres por 1-0. Danielle Carter fue la heroína de la noche. Ironías de la vida, esta tarde Carter vestía la camiseta de las seagulls.

Sin embargo, la última vez que ambos equipos se enfrentaron en una final de la FA Cup, fueron las blues las que se llevaron la copa a casa. Fue en 2018, frente a un record de aficionados, 45423, donde el Chelsea venció por 1-3. El solitario gol de Miedema no fue suficiente frente al doblete de Ramona Bachmann y el gol de Fran Kirby.

Final de alto voltaje entre dos equipos que lucharán por todo esta temporada. Por un lado, el Arsenal, que tras ganar al Chelsea en la primera jornada de la FA WSL ha hecho toda una declaración de intenciones y se encuentra en un estado de forma excepcional, y por otro lado el Chelsea, que buscará la victoria para hacerse con el triplete nacional (liga, Conti Cup y, FA Cup).

ARSENAL 3 – BRIGHTON & HOVE ALBION 0

Hablando de buen estado de forma, si alguien está mejor que nunca en el Arsenal es Beth Mead. A la inglesa el toque de atención tras haberse quedado fuera de las convocatorias de la selección le ha sentado de perlas y se ha puesto las pilas, ¡vaya si se las ha puesto!.

Gol y asistencia para Mead en este partido, que no contaba con las estrellonas de turno: Miedema y Tobin Heath tienen descanso programado por el equipo, al igual que Wubben-Moy, de ahí su ausencia en un encuentro a priori tan relevante para las gunners.

Ni que las hubiesen echado de menos. El Arsenal de Jonas Eidevall está demostrando este año que no dependen del estado de gracia de una sola jugadora para cosechar buenos resultados. Sirva este encuentro como ejemplo.

El Brighton no es que sea precisamente uno de los equipos fáciles de batir en Inglaterra. Si por algo se caracteriza el equipo de Hope Powell es por ser uno de los huesos duros de roer, uno de esos equipos que se crecen ante los grandes (que se lo pregunten al Chelsea).

Las seagulls plantaron cara a las gunners desde el principio, llegando a jugar algo más que de tú a tú con ellas por momentos durante la primera parte. La precisión de su defensa le dio verdaderos quebraderos de cabeza al Arsenal, que no veía la forma de generar peligro en el área rival.

El Arsenal nunca llegó a perder el control

Pese a todo, el Arsenal fue quien llevó la batuta como era de esperar. Hope Powell ya había anticipado que la presión del partido recaería toda en el equipo anfitrión. Las gunners tenían ante sí la ocasión de alcanzar la final de la FA Cup por 17ª vez. Ellas, por el contrario, saldrían a disfrutar la primera semifinal a la que el Albion llegaba en 45 años.

Las gunners tuvieron que esperar hasta el minuto 22 para poder crear la primera ocasión de peligro en el área del Brighton. Foord se precipitó a la hora de disparar y el balón fue desviado por Megan Walsh.

Apenas un minuto más tarde, Foord volvía a desaprovechar otra oportunidad, mandándola fuera. El balón colgado de Little era todo un regalo, pero la australiana no atinó con el testarazo.

Mead también mandó un balón a la grada antes de que Parris estuviese a punto de dar el primero a las locales. La inglesa consiguió batir a Walsh, pero Victoria Williams estuvo rápida para sacarla casi sobre la línea de gol.

Las gunners se iban al descanso con la frustración de haber desaprovechado las pocas ocasiones que se les habían presentado, pero la charla en el vestuario les sentó como un buen bálsamo. No pasaban ni cinco minutos de la reanudación del juego y las gunners se adelantaban en el marcador.

Williamson y Arsenal celebra que saca plaza para la final

Los goles llegaron seguidos

Mead hacía un gran trabajo por la banda izquierda, internándose en el área, y finalizaba con un pase perfecto para Kim Little. La capitana parecía no controlar el balón, pero terminaba rematando con la diestra y metiendo el balón adentro.

Cinco minutos después era la propia Mead la que aumentaba la ventaja en el marcador. De nuevo por su banda, se adentraba para retrasar a Nobbs, que se la devolvía al ver a Mead al borde del área. La delantera se metía en el área y disparaba en un ángulo imposible viendo la colocación de la portera y su marca.

2-0 en el marcador y las gunners ya controlaban el partido, metiendo aún más intensidad a su juego.

Sin embargo, el Brighton les recordó que no estaban ahí para ponerles las cosas fáciles. Emma Koivisto a punto estuvo de aguarles la fiesta a las gunners, pero Zinsberger anduvo rápida para detener el disparo e iniciar el contraataque, que terminaría en saque de esquina.

De ese córner llegaría el gol de Williamson. Mead sacaba al segundo palo, donde Leah Williamson esperaba para rematar a placer. Con el partido ya sentenciado, el Arsenal levantó el pie, pensando ya en el partido del sábado contra West Ham.

Declaraciones post-partido

Hope Powell se iba contenta, obviamente no con el resultado, pero sí con el trabajo de sus jugadoras: “Debemos irnos con la cabeza bien alta. No hemos hecho el ridículo, si no que hemos plantado cara a un gran equipo. Mostramos en todo momento nuestra esencia y nuestro espíritu combativo, pero si aspiramos a estar entre las mejores tenemos que fijarnos en equipos como el Arsenal. Si quieres ser el mejor tienes que ser capaz de enfrentarte a ellos, y esa es la lección que debemos sacar de hoy”.

A Jonas Eidevall, la presión por alcanzar la final número 17 para su equipo parecía no importarle: “Realmente, me da igual lo que la gente opine del equipo, lo importante son los resultados”. De momento, todo parece darle la razón al técnico sueco.

Sobre la importancia de su primera final en Wembley, bromeaba: “Lo más cerca que estuve hasta ahora de estar en Wembley fue cuando saqué entradas para un concierto de Adele hace unos años. Al final, mi esposa y yo no pudimos ir, pero esta vez no pienso perdérmelo”.

El Arsenal saca plaza para la final y reviviremos otro derbi apasionante entre dos equipos que se tienen muchas ganas. Veremos quién se lleva esta vez el gato, o la copa, a casa.

FICHA DEL PARTIDO

Arsenal: Zinsberger (P), Maritz (Patten, min. 82), Williamson (Goldie, min. 90+2), Beattie (Boye Sorensen, min. 83), McCabe, Wälti (Maanum, min. 65), Little (C), Nobbs, Parris, Foord (Iwabuchi, min. 65) y Mead.

Entrenador: Jonas Eidevall.

Brighton & Hove Albion: Walsh (P), Gibbons, Kerkdijk, Le Tissier, Whelan, Connolly, Kaagman (Symonds, min. 79), Green (Koivisto, min. 51), Carter, Simpkins (Lee, min. 51) y Williams (Brazil, min. 63).

Entrenadora: Hope Powell.

Goles: 1-0 Little (min. 50), 2-0 Mead (min. 54) y 3-0 Williamson (min. 76).

Árbitra: Abigail Byrne.

Partido disputado en Meadow Park (Borehamwood).

Asistencia: 1328 personas.

Incidencias: Tarjeta amarilla a Connolly (Brighton, min. 74) y tarjeta amarilla a Gibbons (Brighton, min. 80).

Premio «Player of the Match»: Beth Mead.

Autora: Marga Martín

Fotografía: Vitality Women’s FA Cup

Artículos relacionados