Rueda de prensa de Lluís Cortés y Alexia previa al derbi catalán

Y como antesala al regalo de Reyes que el FC Barcelona, con la disputa del derbi frente al Espanyol en el Camp Nou, le había querido otorgar esta temporada no solo a las actuales jugadoras de la entidad, sino de forma indirecta como reconocimiento a todas aquellas que a lo largo de estos más de 50 años han formado parte de la entidad, tenía lugar la rueda de prensa previa al partido del día de Reyes del Camp Nou, a la que comparecían el entrenador Lluís Cortés y una de las capitanas del equipo Alèxia Putellas.

Las primeras preguntas, casi obligadas por los medios a ambos comparecientes, fueron para valorar lo que supone para la entidad. Para el entrenador y para las jugadoras jugar un partido en un escenario como el Camp Nou. Lluís Cortés valoraba que se trataba de una gran oportunidad para la entidad, que en anteriores ocasiones cuando habían ido a jugar a estadios parecidos se les había preguntado cuando llegaría el momento de pisar el Camp Nou y que había llegado el momento y que era un premio para todos. La capitana azulgrana valoraba la emotividad y recordaba cuando iba al estadio a ver los partidos del equipo masculino y que nunca se hubiera imaginado pisar el campo como jugadora para disputar un partido y menos aún la posibilidad incluso de anotar un gol.

En cuanto al partido, Cortés recordaba que era un derbi y que como tal es un partido diferente con independencia de la situación de clasificación y sensaciones de cada equipo e incluso del escenario. Si que reconocía que se encontrarían con un Espanyol muy diferente al de la temporada pasada donde quizás la ansiedad podía ser la nota predominante del equipo y que estaba convencido que desde el buen trabajo que se estaba realizando desde el staff del club perico les pondrían las máximas dificultades y que tendrían que ser más estilo Barça que nunca para superar el partido quizas de un fútbol más directo que les podrían plantear las visitantes. Alexia, por su parte, en cuanto al hecho de no haber público en el estadio y en un escenario tan grande, no podía valorar si el Espanyol podría verse emocionalmente beneficiado por la ausencia de público en un escenario tan imponente como el feudo azulgrana, lo que sí que estaba segura es que ni para ella ni para ninguna de sus compañeras sería algo negativo, todo al contrario, porque aunque el escenario era diferente, los vestuarios y el césped serían diferentes también, se sentían emocionalmente muy fuertes y con muchas ganas de afrontar la oportunidad de disputar este partido, el derbi, en un escenario emblemático para cualquier jugadora que vista la camiseta azulgrana.

Finalmente, y en cuanto a la importancia que se le estaba dando al hecho de disputarse el derbi en el Camp Nou, el entrenador azulgrana, incidía de nuevo por un lado en que era un premio para todos, incluído el staff porque todos ellos venían, al igual que las jugadores, de iniciar sus caminos en campos de tierra a los que acudían solo los padres y ahora, aunque fuera sin público, tenían la oportunidad de dirigir o jugar en un estadio como el Camp Nou, a la vez que recordaba que el bombo que se le estaba dando al partido, hablándose quizás más del escenario que del propio encuentro y del rival en sí mismo, y como siempre ha manifestado el técnico azulgrana, refería que era más de puertas para afuera, de lo que se decía en los medios y de la importancia, necesaria, que se le daba, pero que de puertas para adentro ellos seguían en la misma línea que desde que tomaron las riendas del equipo y que era preparar el encuentro con su estilo y analizar al rival para ver por donde se podían superar al mismo y plantear el partido con independencia del escenario para seguir con la racha inmaculada que lleva el equipo esta temporada.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: FC Barcelona

 

Artículos relacionados