Mantenerse aún sin despertar

Una vez confirmada la dura noticia del miércoles fruto de lo que la capitana asegura que fue la decisión más difícil de su vida en el emotivo vídeo publicado por el conjunto donostiarra, poco hacía falta predecir.

Zubieta, la que ha sido su casa durante más de una década, albergaba la última jornada de Liga, un título en juego y una prueba de fuego de cara a la final de Copa, pero para ¨la realista de cuna¨ y su entregada afición, esto sólo eran telones del gran acto, su despedida.

La futbolista, reflejo de la historia viva del equipo femenino, de sus inicios y su crecimiento, saltó al campo testigo de su trayectoria en el minuto 57 tras una gran ovación de una grada prácticamente al completo, que no se cansó de corear su nombre al compás de las ganas de la irundarra por exprimir cada minuto.

Pero nada se podía hacer en contra del tiempo, y aquel temido pitido que nadie quería que se cumpliese y que todos querían aplazar, llegó. Sandra Ramajo habría jugado por última vez en su casa bajo la elástica por la que tanto ha dado y a la que ha dedicado toda su trayectoria.

Las emociones volvieron a inundar Zubieta, y es que las instalaciones, que aún guardan grabado la última despedida, tuvieron que ser testigo de otro ¨hasta pronto¨ de una capitana, y es de remarcar que lo fue y de qué manera. A pesar de la consecución de la tercera Liga de las visitantes colchoneras, éstas se alinearon junto a las locales para hacer pasillo en un homenaje que bien pudo calar hondo hasta al más ¨seco¨.

A pesar de la imposibilidad citada anteriormente contra el tiempo, aquel momento que hizo esperar hasta a un título, estuvo muy cerca de congelarlo. Una Sandra emocionada no dejaba de recibir de la forma más agradecida continuas muestras de cariño y reconocimiento por parte de toda persona asistente aquella mañana, la cual seguro que quedará grabada en la memoria y entrañas de no precisamente pocos.

La última superviviente de aquella generación que consiguió alcanzar las semifinales en 2011, podrá mantenerse aún sin despertar de su sueño, ya que aún le queda la final del sábado en Granada, lo que supondrá que su último partido oficial se traducirá en la primera final del club y capitana.

La jugadora como ya ha anunciado, quiere poner el broche a su trayectoria futbolística como txuri urdin alzando la copa al cielo, donde seguro que otra alma txuri urdin la espera impaciente.

¿Habrá guinda en el pastel?

 

Autora y fotografía:

Noelia García

 

Artículos relacionados