La tormenta perfecta

Era una jornada especial, un día de celebración para la parroquia rojiblanca, la afición de la orilla del Manzanares se reencontraba con sus jugadoras después de una sequía interminable sin fútbol; se inauguraba la nueva casa del Atleti, un estadio coqueto y cómodo donde el Atlético de Madrid Femenino jugará sus partidos de local. El rival era un Sevilla que en el primer partido apabulló con un cuatro a cero rotundo al Granadilla y que por esto y sus virtudes presentaban una tarjeta de visita verdaderamente temible. Por si no hubiera pocos alicientes, el pronostico del tiempo vaticinaba agua, mucha agua, tanta como para aburrir a las ranas.

A la una de la tarde sonó el silbato por primera vez en el flamante Centro Deportivo Wanda de Alcalá de Henares, y el Sevilla logró algo que no muchos equipo consiguen, no ser arrolladas en los primeros minutos por la maquinaria colchonera. No solo eso, sería muy injusto no mencionar que las chicas de la ciudad de la Giralda durante los primeros quince merecieron cosechar mas de un gol a favor. Moviendo bien el balón, combinando de maravilla y, cuando no, con unos contragolpes que hacían a la parroquia colchonera contener la respiración. Hasta tres o cuatro ocasiones malograron las sevillistas que tras hacer todo correctamente en el zapatazo final la pólvora escaseo y Lola Gallardo atajó de modo espléndido.

En esos minutos, las de Sánchez Vera veían pasar el balón entre las botas blancas y apretaban los dientes en un intento de amortiguar el dominio sevillano, conseguir el control e imponer su ritmo. Extrañaba mucho ver a Silvia Meseguer muy escorada a banda, donde no participaba tanto y desde donde no podía dirigir el juego como ella sabe. No obstante, participó en el primer gol conseguido por Ángela Sosa en un mano a mano con la cancerbera Catalina Coll. De aquí hasta el final, el Atleti  puso el juego en unos parámetros que ellas dominan a la perfección, buenas traslaciones de balón tanto abriendo a banda como por el interior, con Ludmila y Charlyn convertidas en autenticas balas y pesadillas para las defensas blancas. En el bando visitante, Toni Payne fue perdiendo efervescencia y en consecuencia dejando de ser un peligro latente para la retaguardia colchonera.

En la segunda mitad, todas las jugadoras tanto las rojiblancas como las sevillistas se merecen un gran aplauso por la profesionalidad demostrada, ya que bajo una lluvia constante siendo durante muchos minutos un autentico diluvio, evidenciaron que el esfuerzo no era negociable luchando por cada balón como si les fuera la vida en ello a pesar de que las condiciones atmosféricas eran totalmente desfavorables.

En cuanto a lo rigurosamente futbolístico se refiere, el choque transcurrió por los mismos derroteros con los que concluyó la primera fase, el Atleti intentó en todo momento ampliar la ventaja sin que el Sevilla gestionara peligro en el área de Lola. Sánchez Vera ensanchó el campo tanto como el cielo abrió el grifo del agua. Kenti, antes Aleixandri,  y Menayo, cada una por su banda percutieron una y otra vez. Se sucedieron las ocasiones, los palos rechazaron un par de balones que llevaban sello de gol pero la tranquilidad total no llegó hasta que en el minuto 78 Ludmila, con un chutazo fuerte y ajustado, consiguió llevar el alivio a la grada.

Ya en la agonía de los noventa minutos Charlyn redondeó el tanteo, con un tanto que la mexicana anduvo buscando todo el encuentro y que hacía justicia a su esfuerzo.

El Sevilla no supo aplicar el dominio de los primeros minutos nunca más durante todo el partido, por lo tanto, es justo decir que no merecieron mucho más de lo conseguido. El Atleti salvo esa primera fase, volvió a demostrar que tan solo tiene una idea entre las cejas llueva, nieve o haga calor, la victoria.  Y llovió, vaya si llovió.

FICHA TÉCNICA:

ATLETICO DE MADRID – Lola, Tounkara, Aleixandri, Linari (Kenti Robles 84´), Strom (Menayo 45´), Meseguer, Torrecilla, Sosa (Chidiac 88´), Amanda, Charlyn y Ludmila (Olga García 81´).

ENTRENADOR – José Luis Sánchez Vera.

SEVILLA – Catalina Coll, Cometti, Bores (Aedo 58´), Echeverri, Nagore (Zdunek 58´), Falknor, Virgy, Toni Payne, Maite, Olga y Pinel (Jenifer 81´).

ENTRENADOR – Cristian Toro

GOLES – 1-0 Angela Sosa 24´. 2-0 Ludmila 78´. 3-0 Charlyn 91´.

COLEGIADA – Elena Casal Fernández.

TARJETAS AMARILLAS – Comettí 12´. Maite 18´. Linari 48´. Tounkara 66´. Cometti 75´. Torrecilla 80´.

TARJETAS ROJAS – Cometti 75´ por segunda amarilla.

 

Autor: Emilio Mahugo

Fotografía:

At. Madrid Femenino

Artículos relacionados