El leve peso de un punto

Un punto

Las dos escuadras llegaban con necesidades al encuentro, las propias de la jornada nueve. Las che para no verse relegadas al agujero negro que son los últimos puestos de la clasificación. Las colchoneras para no perder la estela de los puestos de cabeza, esos que llevan premio incluido. Todo esto encuadrado en una liga Iberdrola que está resultando muy competida, donde conseguir los puntos en juego no es tarea baladí, cualquier equipo puede alzarse con la victoria frente a otro, por mucho que a priori las estadísticas y los expertos digan algo diferente. Obviamente, estimados lectores de Reinas del Balón, ya se habrán dado cuenta de que dejamos por motivos diáfanos fuera de esta ecuación al Barcelona.

Cuentas de la lechera y cruces de mares

El uno a uno del marcador final no conduce al destino fijado antes de la partida, sí, te alimenta, te sostiene, pero no te sacia, no es suficiente. No sirve para colmar las aspiraciones elucubradas de antemano, previas a que la pelota se hiciera dueña de los deseos. El Valencia continua abajo, no da ese pequeño salto que le permita ver la tabla sin sufrir una punzada en el corazón. El Atlético de Madrid sigue en el podio aunque sin desahogo, dando codazos para mantenerse en él. Cierto es que si la Liga concluyera hoy, unas estarían salvadas y las otras en Europa, no obstante, queda todavía un océano por cruzar y con un punto no haces más que navegar con viento perezoso en el mar de los Sargazos.

Ritmo para empezar

La intensidad fue el denominador común de los primeros minutos, fruto de ella el Atlético sacó rédito pronto, a los once minutos, Kgatlana aprovechó un rechace para poner en franquicia a las colchoneras. Hubo que esperar hasta el treinta y cinco para que las tablas volvieran a ser grabadas en el marcador. Carro fue la encargada de nivelar. A la postre el resultado final. Ludmila un poco antes del intermedio gozó de la gran oportunidad para que el arco iris volviera a tener solo un color, el rojiblanco. Salón tapó lo suficiente para que la ocho enviara ajustado fuera.

Minutos rojiblancos

El segundo acto tuvo otro aroma, más a cocido que a paella. Las de la orilla del Manzanares dispusieron de ocasiones, muchas y variadas, ninguna de ellas se volvió a encontrar con el fondo de la red valenciana.  Por poner ejemplos, Deyna al comienzo estrelló el esférico en la madera  y ya cerca del final, la venezolana encauzó un buen disparo que hubiera finalizado dentro de no ser porque Salón atajó formidablemente. Hubo más, el Atleti apretó, el Valencia supo aguantar.

El reparto de puntos, estoy  convencido, no dejó a nadie satisfecho.

FICHA TÉCNICA

Valencia: Salón, Jiménez, Martín-Pozuelo, Lizeth Real, Beltrán, Altuve (Jansen 83´), Torrodá, Carro, Salmi (Bakker 70´), Andújar y Martínez (Conc 78´).

Entrenadora: Andrea Esteban

Atlético de Madrid: Gallardo, Menayo (Sampedro 89´), Aleixandri, Latorre (Guagni 76´), Van Dongen, Castellanos, Meseguer (Sheila 61´), Santos, Maitane, Kgatlana (Ajibade 86´) y Ludmila (Iglesias 89´).

Entrenador: Óscar Fernández

Goles: 0-1 Kgatlana 11´. 1-1 Carro 35´.

Colegiada: Sara Fernández Ceferino

Amonestaciones:  Lizeth Real 59´. Van Donngen 77´. Gallardo 86´. Jansen 86´.  Óscar Fernández 93´tarjeta roja.

Autor: Emilio Mahugo

Fotografía: At. Madrid 

 

Artículos relacionados