El Atleti saca buena nota en el primer match ball contra el Levante

Después del partido en el Wanda Metropolitano, la victoria del Barcelona y su acercamiento a tan solo tres puntos, el encuentro en Buñol se antojaba como un examen de fuego para el Atlético, algo así como la prueba del algodón. ¿Saldría el Atleti afectado por el mal juego desarrollado en la cita anterior? ¿Podrían y sabrían las jugadoras del Levante aprovecharse del bajón colchonero? ¿Se sobrepondrían las rojiblancas y volverían al camino de la victoria?

La respuesta tras los noventa minutos dejó a las claras que el tropiezo contra el Barça es como mucho un mal recuerdo, no pareció notarse en el juego colchonero, la supuesta presión por percibir a las culés ya a tiro de un partido no existió. El Atlético de Madrid, dominó, jugó y mandó como nos tiene acostumbrados, ni más ni menos, vuelta a la normalidad. Y eso que el rival era el mas difícil y complicado de los seis que les restaban, el Levante es un conjunto que atesora muy buenas jugadoras, veteranas con experiencia y jóvenes talentos. He de admitir que al comienzo de la temporada aposté que el Levante estaría luchando por hacerse con el título de Liga, peleando de tú a tú con el Atleti y con el Barça, la realidad dice otra cosa y el tercer puesto hace justicia a los méritos levantinos. No creo que los aficionados deban rasgarse las vestiduras, es más, la próxima temporada con los retoques necesarios el Levante puede estar compitiendo para que el trofeo viaje a sus vitrinas.

El fútbol es un deporte de equipo, en el que todas las jugadoras suman, aportan para que sean sus colores los que se lleven la victoria. En esta ocasión sería una injusticia imperdonable no hacer mención, sin restar mérito a sus compañeras, de una de ellas, me estoy refiriendo a Silvia Meseguer. La 15 colchonera nos tiene acostumbrados a actuaciones memorables, la de ayer fue una de esas que los aficionados rojiblancos recordarán siempre y la mencionarán diciendo algo como, «os ocordáis del partido que se marcó Meseguer en Buñol».

Silvia Meseguer que ha aprovechado el tiempo para estudiar Medicina y convertirse en Doctora, en el terreno de juego ejerce otra profesión, Arquitecta. Es la que construye el juego atlético, su visión y su colocación son magistrales. Defiende, tapona y mete la pierna como la más experimentada de las defensas. Ataca la portería contraria con una visión privilegiada y si se presenta la ocasión posee un disparo demoledor. Aparece en cualquier parte del campo, te ayuda en defensa y en ataque, te apoya, soporta al equipo, lo consolida y actúa de pegamento para que todas las jugadoras colchoneras, que además atesoran calidad para dar y tomar, encajen y elaboren un juego bonito y efectivo. Pone la pausa y la velocidad, ¿a su antojo? No, por supuesto que no, lo hace cuando el equipo lo necesita. Y si hay que dejar que Jenni, Sosa, Amanda o cualquier otra compañera ejerzan también de constructoras, no hay problema, ahí estará Silvia Meseguer para apoyar y realizar la tarea que sea necesaria, la que más aporte al equipo. Si como Doctora es tan buena como lo es ejerciendo de Arquitecta, he de decir que siento envidia de sus pacientes ya que van a ser unos privilegiados.

A las cuatro de la tarde no hubo sorpresas sobre el verde de Buñol, rodó el esférico y el Atleti comenzó a llevar la iniciativa, algo a lo que nos tiene habituados, nada nuevo bajo el sol, con la clara intención de ver a Paraluta recoger la pelota de dentro de su marco. Y aunque el dominio era real tampoco la excancerbera rojiblanca pasaba por serios apuros y las mediocampistas levantinas se las arreglaban para conectar con Charlyn llevando incertidumbre y consiguiendo que un escalofrío recorriera la espina dorsal de los aficionados madrileños. Nada serio finalmente.

El primer gol llegó en el minuto 19, Meseguer abrió hacia la derecha, recogió Amanda que centró pasado al segundo palo donde estaba esperando Jenni para rematar. El tanto daba tranquilidad a las visitantes. No obstante, la dinámica continuo con el mismo talante. Los acercamientos de las locales eran más un «uuuy» que un «UUUUUUYYYYYY» y si llegaban a eso era por lo ceñido del luminoso. La grada cantaba «falta el gol de Esther» y la jugadora obediente al máximo hizo caso al respetable y al filo del fin de la primera parte puso remedio a la demanda popular. Pase de Meseguer, me va sonando este nombre, recoge y lucha la delantera y lo coloca donde Paraluta no puede llegar. Gol de los que se llaman psicológicos, aunque bien podía tener otro nombre menos técnico, al menos desde el punto de vista de quien lo encaja.

En la segunda parte, el Atleti sofocó con solvencia los intentos de rebelión del Levante, que nunca llegó a molestar realmente a Lola Gallardo. Hasta que en el minuto 64 Jenni Hermoso dijo «hasta aquí hemos llegado» y consiguió uno de los golazos de la jornada. En profundidad Silvia Meseguer para Ángela Sosa y el centro de esta le llega a Jenni que desde fuera del área conecta un obús que rompe todas las telarañas del arco de Paraluta, alguna araña murió de infarto, seguro. Cero a tres es un lastre demasiado pesado, y cuando aún las levantinas se estaban haciendo a la idea, Kenti desde su banda centra y Jenni consigue el cuarto. Punto y final con algunos minutos más de juego. Las locales empeñadas en al menos conseguir el gol del honor, y las visitantes empecinadas en conseguir el quinto. A fin de cuentas todo quedó como lo dejó Jenni en el 68, cero a cuatro. Y creo sinceramente que es un resultado justo. Vimos un buen partido, disputado con muchas ganas por veintidos jugadoras (más cambios) que derrocharon calidad y esfuerzo, donde tan solo hubo una tarjeta amarilla para Batlle por darle un abrazo a Ludmila  y cortar así su cabalgada. Disfrutamos de un ambiente fenomenal en las gradas con las dos aficiones apoyando a sus colores.

Kino, entrenador del Levante, a la conclusión en declaraciones a nuestra compañera Cristina Brull, daba por justo el resultado propiciado por la efectividad rojiblanca. El Levante ahora se centrará, según sus palabras, en preparar el siguiente partido en San Mames frente al Athletic. Kino aprovechaba el micrófono de Cristina para dar las gracias a sus aficionados por el apoyo y felicitar a las rojiblancas.

Prueba de esta camaradería y excelente relación entre ambas aficiones, es que la peña del Levante Femenino y la peña Las Colchoneras antes del encuentro compartieron mantel, devoraron una paella de esas que quitan el hipo, charlaron y rieron en una atmósfera de cordialidad y amistad. Como debe de ser.

Tras el final de la contienda, las dos hinchadas esperaron la salida de las jugadoras, tanto las locales como las visitantes, algunas seguidoras espontáneamente realizaron un pasillo por el que pasaron las rojiblancas y las blaugranas, donde fueron aplaudidas y felicitadas por el magnifico espectáculo ofrecido. Reconocimiento totalmente merecido. Que bonito es el fútbol femenino y como diría Meseguer «trust me I´m a doctor».

 

FICHA TECNICA:

LEVANTE UD: Paraluta, Guti (Soni 65´), Ruth, Batlle, Ivana, Maitane (Alvi 65´), Zornoza, Alharilla (Jessica 85´), Eva Navarro (Corredera 56´), Charlyn y Banini.

ENTRENADOR: Kino

ATLÉTICO DE MADRID: Gallardo, Kenti, Tounkara, Aleixandri (Linari 77´), Menayo, Amanda, Sosa, Meseguer, Jenni (Dolores 71´), Esther (Chidiac 81´) y Ludmila (Olga García 71´).

ENTRENADOR: Sánchez Vera

GOLES: 0-1 Jenni min. 19. 0 – 2 Esther min. 44.  0- 3 Jenni min. 64. 0-4 Jenni min. 68.

COLEGIADA: Frias Acedo. Amonestó con tarjeta amarilla en el minuto 29 a Batlle.

 

Autor: Emilio Mahugo

Fotografía: Cristina Brull

 

Artículos relacionados