Año nuevo sin victoria

El Espanyol volvía a la competición después de las fiestas navideñas y tras dos partidos con nuevo entrenador. Venían de conseguir un meritorio empate en campo del Levante y podía dar la sensación de que el año iba a empezar con la primera victoria, necesaria antes de acabar la primera vuelta. Pero este equipo, que se había mostrado más serio en defensa y que parecía poder generar más en ataque acabó cosechando una nueva derrota en casa y acaba toda una primera vuelta sin haber sido capaz de lograr más que dos empates.

Enfrente un EDF Logroño más trabajado, más asentado sobre el rectángulo de juego y con una propuesta futbolística en la que se nota la mano de su entrenador Gerardo García que lo ha dotado de un equipo físico con gran capacidad de trabajo nada exento de calidad en muchas de sus jugadoras, especialmente las lanzas de ataque Banda y especialmente Jade Boho que dio un recital en el segundo tiempo.

La Dani Jarque, en horario poco propicio para atraer gente, no solo por el frío, sino especialmente por prácticamente solaparse con el partido del equipo masculino, presentaba un aire desangelado sin el público que había arropado al equipo en el último partido como locales antes del parón navideño aunque el visitante entonces fuera el Barcelona.

El Logroño planteó un partido lleno de paciencia, la necesaria para intentar superar el entramado defensivo de las blanquiazules, jugando de paso con la ansiedad que persigue a todo equipo necesitado de sumar victorias. Jordi Ferrón modificó el sistema del equipo pasando defensivamente a una línea de cinco para intentar contrarrestar la calidad de las atacantes visitantes, si bien en cuento recuperaban las blanquiazules el esférico su disposición pasaba más bien a un 1-3-4-3 intentando llegar con más frecuencia y calidad en ataque que en anteriores encuentros.

La primera parte presentó a ambos conjuntos con su plan de partido sobre el rectángulo de juego, un plan que bien podía haber cambiado totalmente en el primer córner del encuentro en el que las jugadoras visitantes no consiguieron dar con el camino de las mallas de Mimi, y es que, entre la falta de acierto, las piernas de las defensoras locales y sobre todo el palo de la portería de Mimi impidieron verse por debajo en el marcador ya en el primer minuto de juego.

Los primeros veinte minutos fueron claramente dominados por el conjunto visitante, más asentado y bien colocado sobre el tapiz de la Dani Jarque, con un conjunto local buscando las salidas a la contra por el lado de una muy activa Elena Julve.

El balón estaba más en poder de las de Gerardo que conseguían acercarse a los dominios de Mimi, aunque sin claras ocasiones para marcar, mientras que las blanquiazules conseguían salir en alguna jugada aislada, aunque la más clara de las oportunidades estuvo en las botas de Cristina Baudet quien después de una gran combinación entre ella mismas, Elena Julve y Eli del Estal conseguía encontrar un hueco por el centro de la zaga visitante, aunque su disparo era desviado en el último instante por Leti, acabando el esférico en la base del poste de la portería de Line que ya se había visto superada por la dirección del balón,

El descanso llegaba con la sensación del dominio de las visitantes, aunque con el marcador en tablas, un resultado muy justo a la vista de las ocasiones generadas en una y otra portería. El segundo acto presentó un guion parecido aunque con un Espanyol con más ganas y necesidad de buscar el marco visitante, aunque aún sin las ideas los suficientemente claras en ataque como para generar peligro ante la portería visitante.

De hecho, fueron las de Logroño quienes se adelantaron en el marcador gracias a un gran disparo desde la frontal de Banda, que había sido un constante dolor de cabeza a lo largo del primer tiempo. La atacante visitante lograba el gol en una acción totalmente opuesta a las generadas en el primer tiempo, un rechace a una falta lateral que acababa en sus botas y su zapatazo entraba pegada al palo de Mimi que nada podía hacer para detener el esférico.

El conjunto de Ferrón se aferró en ese momento a la épica, y de hecho consiguió lo más difícil que fue igualar el marcador cuando se había visto por debajo en el electrónico. Salió al tapete Ainoa, y nada más entrar encontró un centro al segundo palo después de una excelente jugada personal de Baudet que había luchado un esférico casi perdido y lograba poner balón para Ainhoa que se había desmarcado perfectamente en el segundo palo.

La igualada en el marcador pareció dar alas a las locales empujadas por los ánimos de los pocos, pero muy ruidosos aficionados que se habían desplazado a la Dani Jarque, y tuvieron a la salida de un saque de esquina la posibilidad de adelantarse en el marcador, pero no les sonrió la suerte y el Logroño era muy fiel a su estilo de juego y al planteamiento de esperar el momento adecuado para romper el partido. Y vaya que si les salió bien cuando en una falta casi calcada a la del primer tanto, Leti puso un centro perfecto y Jade empezaba su espectáculo personal adelantándose a su marca y a la salida de a Mimi de certero cabezazo adelantaba a las visitantes y de paso daba un mazazo terrible a la creencia de las locales. El gol cayó como un jarro de agua fría, desde el banquillo se intentó revertir la situación para ir a por el empate, pero ahí emergió la figura de Jade, una de esas jugadoras que le hacen falta a una liga como ésta. Agarró el esférico, se zafó de hasta cuatro defensoras y cruzó perfectamente el esférico ante a Mimi, un golazo de gran calidad técnica que hecha a tierra de por medio entre ambos conjuntos y sentenciaba el encuentro.

Las jugadoras de Ferrón tendrán que seguir aferrándose a ese poderío defensivo que les pide su entrenador para lograr puntuar a partir del inicio de la segunda vuelta la semana que viene de nuevo en la Dani Jarque frente a la otra revelación del campeonato, el Deportivo de La Coruña. Por su parte, el Logroño, la otra gran y agradable sorpresa de esta primera vuelta recibe a un Rayo que viene de arañar un punto frente al Atlético de Madrid como ya hizo frente al Barcelona.

 

FICHA TÉCNICA:

RCD Espanyol: Mimi, Paola Soldevila, Inés Altamira, Daniela Cruz (Ainhoa 72’), Dulce, Ayaka Noguchi (Anna Torroda 89’), Katherine Alvarado (Paloma 86’), Débora (Elba Vergés 79’), Cristina Baudet, Eli del Estal y Elena Julve.

EDF Logroño: Line Johansen, Leti, Dioneide (Grace 66’), Vanesa Santana, Silvia Ruiz, Jade Boho, Barbara Banda, Chini Pizarro, Raquel Garcia, Dorine Niña, Carolina Marín (Ida 46’).

Goles: 0-1 Banda, 1-1 Ainhoa, 1-2 Jade, 1-3 Jade.

Colegiada: Amy Peñalver Pearce (colegio balear)

Asistentes: Rita Cabañero (colegio valenciano) y Noelia Muñoz (colegio balear).

4ª árbitra: Ana Domínguez (colegio catalán).

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: José Luis García

 

Artículos relacionados