Victoria del conjunto de David Aznar bajo la lluvia

Conjunto de David Aznar

Hoy el Real Madrid ha jugado su octava jornada en casa, el estadio Alfredo Di Stefano, frente al Valencia CF.

Era un encuentro muy esperado, después del parón de la anterior semana, por los partidos que la Absoluta jugó, de los que fueron convocadas Misa, Ivana y Athenea.

Las tres jugadoras no pudieron estar en este partido, debido a que por medidas sanitarias tienen que guardar cuarentena, por un positivo por COVID que saltó dentro de la Selección española femenina.

Pero, la buena noticia, es que sí que vuelven las bajas del equipo galáctico. Recordemos que Maite Oroz tenía para cuatro meses por una grave lesión de rodilla. Pero que por suerte ha vuelto antes de lo esperado. También Esther empezó la pretemporada aquejada de una lesión que la ha tenido intermitente en liga.

Por último, Teresa Abelleira que tras su recuperación cerca de un mes, ha vuelto al terreno de juego. Y Nahikari, la cuarta jugadora, que no pudo ir con la Absoluta, por problemas personales. Y que tampoco ha estado al cien por cien en los partidos de liga. Las cuatro han sido convocadas, y tres han salido como titulares en el encuentro de hoy.

Los inicios del juego estuvieron marcados por un ritmo lento, que fue creciendo según las jugadoras empezaron a entrar en calor.

Un disparo de Lucía en el minuto 5 desde fuera del área, a la portería de Enith, abrió la veda de disparos a puerta del encuentro.

El sistema de juego con el que salió el conjunto de David Aznar, se definió por un 5-3-2, que bien armó la zona de defensa. Y liberó la zona centro y la línea de ataque.

Todo lo contrario a lo que decidió Andrea Esteban, marcando un conocido 4-3-3, que dio mucha normalidad al juego valenciano.

No pasaron de los diez minutos de juego, cuando Esther se desmarcó con el balón y logró el primer tanto.

Tras un error de la defensa avanzando con el balón en el centro del campo, la avispada jugadora andaluza, Esther González, se hizo con el esférico.

Sin esperar a nadie, corrió libremente por el campo contrario. Y tras un cara a cara contra Enith Salón, elevó unos metros el balón en su disparo, generando una volea que terminó al fondo de la red.

A partir de ese gol, improvisado, magistral, y poco esperado por el Valencia CF, el juego empezó a convertir al equipo visitante demasiado guerrero en la zona de ataque. El juego de las Chés se volvió algo oscuro, con tirones y empujones indebidos al equipo rival.

El Valencia comenzó a pegarle duro al juego a partir del minuto 20. Un disparo de Asun directamente a las manos de Gérard puso en relieve las ganas del empate.

Antes de llegar a la media hora, el equipo galáctico volvió a intentar gol. Tras una bicicleta de Olga, que consiguió zafarse de la defensa ché, pasó el balón al centro del área. Lucía remató su segundo disparo fuera del área, acabando el balón en manos de Enith.

En los siguientes minutos, una lluvia que calaba hasta los huesos empezó a caer sin cesar. El Real Madrid, aprovechó la ocasión para meter quinta y sexta. En el minuto 35, una ocasión dentro del área, hizo que el balón saliera rozando el primer palo. Y por daño colateral, la portera del Valencia tuvo que ser atendida, por el fuerte choque entre ambas.

Esther marcó el segundo tanto, en su segunda acción del gol del partido.

Tras una subida de balón por banda de Olga, el balón llegó al centro del área. Después de un juego enmarañado entre ambos conjuntos, Esther encontró una ocasión clara.

La delantera granadina disparó con decisión el esférico, ganando terreno por su posición adelantada, consiguiendo el segundo tanto para su equipo.

Un gol en el minuto 38, que para nada debilitó al Valencia CF. Ya que en los minutos posteriores antes del descanso, la pareja formada por Candela Andújar y Asun, generó peligro en el minuto 42.

Tras una asistencia de Andújar por banda, Asun remató el esférico rozando. Pero Gérard despejó el disparo, haciendo que la delantera se fuera cabizbaja.

El segundo tiempo, arrancó con un equipo merengue muy tenaz, buscando a la mínima la ocasión.

El trío formado por Nahikari, Olga y Esther no paró de dar bandazos los primeros diez minutos de la segunda parte. Pero para contrarrestar, Andújar dio un pase de oro a  Čnoč las orillas de la meta rival, fallando esta la recepción, al verse asediada por Lucía.

Fallo que Andrea Esteban no la perdonó, y la cambió a los pocos minutos por la venezolana Oriana Altuve.

El Valencia consiguió abrir marcador en el minuto 68. Tras un triple asalto del conjunto de Andrea Esteban a la portería de Gérard. Altuve tuvo la gran suerte de aprovechar esa tercera emboscada, muy próxima a la meta de Gérard. Tras un primer ataue por banda de Andújar, seguido de otro en el rebote por Asun. La defensa madridista estaba algo deshubicada, y Altuve pudo encontrar el lugar idóneo para marcar su gol.

El Valencia con este tanto se ponía de nuevo en el disparadero, a tan un sólo gol para el empate, y 22 minutos por delante.

Pasó el tiempo, y el Real Madrid intentó enfriar el partido, de manera mañosa, para no apretar en el último tramo del partido.

El balón, sobre todo se disputó en el centro del campo, con una lucha muy igual. El Real Madrid tenía la ventaja, pero sabía que podría perderla en cualquier momento, y las blancas intentaron mantener la calma.

Justo, en el 87, una asistencia de Bakker a Altuve, puso en peligro la meta merengue. Pero la suerte favoreció a las locales, saliendo el balón rozando el primer palo, sin que Altuve pudiera ejecutar la acción de gol.

Los nervios corrían en el Di Stefano, y el bloque de cinco de Aznar con la frescura de Florentino, dio la solvencia suficiente para que el Valencia no encontrara ningún ocasión clara más.

El partido finalizó, y el Real Madrid sumó su segunda victoria, alejándose de la zona de descenso. Y cargando de energía al equipo. El Real Madrid, se caracterizó por ser un equipo solvente y que se apoya entre sí. Saben que la mala posición en liga, no es culpa de una persona sóla, sino del conjunto. Y se nota que todas se están apoyando para sacar al equipo adelante. Una victoria, que sobre todo se vio a Esther celebrando con gran efusividad.

Ficha técnica.

Real Madrid: Gérard, K. Robles (73′ Claudia Florentino), Peter (c), Olga (83’ Marta Corredera), Maite Oroz, Esther, Lorena (60’ Teresa), Nahikari (83’ Møller), Lucía, Rocío, Zornoza. Entrenador: David Aznar.

Valencia C.F: Enoth, Beltrán, Jiménez, Carro (c), Salmi (75′ Paula Guerrero), Candela Andújar, Asun (75′ Ellen Jansen), Čonč (58’ Altuve), Esther, Kerlly (68′ Bakker), Torrodà. Entrenadora: Andrea Esteban

Tarjetas amarillas: 3’ Salinas, 64’ Zornoza

Goles: 10’ (1-0), 38’ (2-0) Esther González, 68′ (2-1) Altuve

Árbitra principal: Ainara Andrea Acevedo

Asistentes: Elena Mainer y Marta Villanueva

Cuarta árbitra: Virginia Fernández

Estadio: Alfredo Di Stefano

Autora: Alicia Rodríguez

Fotografías: Real Madrid 

 

 

Artículos relacionados