Reencuentro con la victoria

Mañana húmeda la que esperaba el encuentro entre las donostiarras y las madrileñas. Ambos equipos se presentaban a la contienda después de las derrotas sufridas en la jornada íntersemanal, si bien con situaciones bien diferentes en la tabla clasificatoria. Una Real que disfruta de una posición clasificatoria en la zona noble que le permite afrontar con la tranquilidad de saberse con los deberes hechos, mientras las madrileñas afrontaban el encuentro con la necesidad de puntuar para no ver acercarse el peligro de la zona baja de la clasificación.

La fría mañana no podía empezar de mejor forma para las pupilas de Arconada que en el minuto 1 y gracias a una gran combinación en el flanco izquierdo de su ataque finalizaba perfectamente de disparo cruzado una Carla Bautista muy activa a lo largo de todo el encuentro. Con la tranquilidad del gol tempranero el encuentro podía preverse tranquilo para las donostiarras, pero aún tenían que llegar un par de contratiempos para las locales. El primero de ellos el cambio obligado de Maddi, una fija y cerrojo realista, y el penalti marrado por Nahikari que hubiere otorgado el gol de la tranquilidad. A ello hay que añadir que había que contar con la reacción de las madrileñas de Irene Ferreras, quienes a lo largo de toda la temporada han mostrado un pundonor envidiable y que no estaban dispuestas a vender tan pronto su derrota.

Como al final del encuentro reconoció el propio técnico local, las madrileñas presionaron en todo momento el juego de las realistas, poniendo a éstas en dificultad para mostrar su mejor versión y en alguna ocasión marraron la posibilidad de nivelar el electrónico. Las donostiarras controlaron el tempo del partido y supieron jugar su baza en ataque disfrutando durante el primer tiempo de diferentes ocasiones de gol frente al marco de las de Vallecas, si bien no encontraron el premio del gol pese a los diferentes intentos, ya fuere en balones de jugadas de estrategia o en combinaciones rápidas aprovechando la gran calidad que atesoran todas y cada una de sus jugadoras de tres cuartos de campo. A destacar el penalti fallado por Nahikari, en una de esas jugadas en donde en el mundo del futbol corre el dicho que señalización de penalti errado es penalti marrado.

Recuperadas en vestuarios del esfuerzo de los primeros cuarenta y cinco minutos, sobreponiéndose a un césped demasiado alto para permitir la velocidad en las transiciones realistas acostumbradas a combinar en velocidad para llegar en las mejores y más favorables condiciones a la zona defensiva contraria, las donostiarras supieron controlar los tiempos del encuentro sin entrar en la precipitación que hubiera permitido las ocasiones a la contra de las rivales, maniatando las esperanzas de éstas de sacar algún resultado positivo de Zubieta. El premio al gran trabajo de contención, a ese gris trabajo que se realiza en el medio campo realista que permite la clarividencia en ataque, llegó con el gol a la salida de un córner de Itxaso, una jugadora que siempre está donde se espera y que otorga ese punto de tranquilidad tanto al ataque como a la zaga de su equipo.

Las jugadoras visitantes lo intentaron, como siempre jornada a jornada, hasta el último momento, poniendo el máximo empeño en sus acciones, pero una semana más se encontraron enfrente a un rival mucho más asentado en su juego, con más tranquilidad en la gestión de los partidos y de los mini partidos que siempre se viven dentro de este, con una mejor gestión de las emociones y de las necesidades del equipo, que les impidió disponer de ocasiones claras de gol como para neutralizar el trabajo de las locales.

Una semana menos para la esperada final de copa para las realistas, quienes en palabras de su entrenador en la zona mixta al final del encuentro, necesita gestionar al máximo y en el buen camino a la plantilla para dar minutos a todas las jugadoras y llegar a esa histórica cita con el máximo del plantel disponible para afrontarlo, mientras que a las jugadoras de Irene les queda una semana menos para lograr el reto de la permanencia que querrán asegurar lo antes posible ahora que el descenso se encuentra a cinco puntos después de los resultados de la parte baja de la clasificación en la que sólo logró los tres puntos el Logroño en su enfrentamiento directo con el Madrid.

Alineaciones

Real Sociedad: Oiahne, Maddi (Beltran 33’), Etxezarreta, Soldevila, Mendoza, Itxaso, Cardona (Nerea 72’), Chini, Carla Bautista (Sandra 89’), Palacios (Baños 56’) y Nahikari.

Rayo Vallecano: Alicia, Auñon (Inma 79’), Camila, Mendioroz, Jeni (Perarnau 46’), Andújar, Sheila (Raquel 84’9, Eva Alonso, Pilar Garcia, Yael Oviedo, Altuve (Ángeles 70’).

Goles: 1-0 Carla Bautista 1’, 2-0 Itxaso 69’.

Colegiada: Fernandez Ceferino

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: Giovanni Batista

Artículos relacionados