Renovación: Magda Eriksson (Chelsea)

ciberprotector DESCUBRE LO ÚLTIMO EN DEPORTES

La gran capitana de las blues, la sueca Magdalena Eriksson, renueva por dos años y medio con el Chelsea. La gran apuesta de Emma Hayes por la continuidad de su proyecto sigue en marcha, y el acuerdo de extensión de contrato con la central así lo demuestra.

Eriksson se ha convertido en uno de los pilares del equipo londinense desde su llegada en 2017 procedente del Linkopings, siendo una de las indispensables en el XI inicial del equipo. Hace apenas un año que asumió la capitanía de la escuadra tras la retirada de una de las jugadoras estandarte hasta ese entonces, Karen Carney. Su manera de liderar al equipo dentro y fuera del campo la ha convertido en una de las referentes para la afición blues.

Su primer año como capitana desde luego que ha sido más que remarcable tras alzarse con el doblete de títulos de liga y Conti Cup.

La defensora, de 27 años, firma este nuevo contrato hasta 2023 muy satisfecha. «Estar en este club lo significa todo para mí, no hay otro lugar en el mundo donde me gustaría estar más que aquí«, afirmó tras rubricar este acuerdo.

«Lo tengo todo aquí. Tengo un equipo maravilloso, un grupo de gente extraordinaria, buena gente alrededor nuestro que nos apoya en todo momento. Es el lugar ideal para estar, no me veo en ninguna otra parte«.

Paul Green, director deportivo del equipo, está «encantado con esta renovación. Es nuestra capitana, y una de las jugadoras más importantes para nosotros».

«Magda predica con el ejemplo tanto dentro como fuera del campo, y ha formado una dupla maravillosa con Millie Bright en este tiempo. Esperamos muchos más éxitos con Magda en el club«.

La jugadora cree que «estos últimos tres años en el Chelsea la han hecho crecer tanto como jugadora como persona. Han sido sin duda los tres mejores años de mi carrera. El hecho de mudarme a un país diferente, un club nuevo, una liga nueva, te hace crecer como persona, te hace creer en ti misma. Para mí fue un gran riesgo que asumir, pero cuando arriesgas y tienes éxito al final te sientes satisfecha«.

«Estoy muy feliz, por cómo me he desarrollado como persona y por cómo me he desarrollado como líder. Llevar el brazalete desde el año pasado me ha hecho crecer tanto como futbolista como persona«.

Eriksson contribuyó a la llegada del Chelsea a semifinales de la Champions League en 2018, donde fueron eliminadas por el Lyon.

Las blues no se clasificaron para la Champions League la temporada pasada, pero esta temporada volverán a estar entre la élite europea cuando la competición comience el mes que viene.

«Estoy emocionada de volver a jugar la Champions, nos la perdimos la temporada pasada. Es la competición más importante, en la que todo el mundo quiere estar. Desde luego que es emocionante volver y ver hasta dónde logramos llegar este año«.

Autora: Marga Martín

Fotografía: Chelsea FC Women

Artículos relacionados