Las leonas no se dejan rayar

Nueva victoria esta mañana en Lezama para las locales que siguen en la lucha por la cuarta posición en la table. Las jugadoras de Ferreras se presentaban en el feudo bilbaíno con la intención de sacar algo positivo de su visita si bien a lo largo del partido, excepto en alguna contra aislada, anduvieron lejos de lograr su objetivo.

Las bilbaínas con una Marta Unzué asumiendo la responsabilidad de llevar la batuta del encuentro ante la ausencia de Damaris, salieron al terreno de juego con mucha frescura a la hora de jugar el balón las transiciones al ataque se centraban en buscar las bandas.Las rayistas, quienes tenían estudiadas a sus rivales, dispusieron una linea de 5 defensiva, precisamente con 3 centrales haciéndose fuertes en la medular y dos carrileras caídas a banda para evitar las incursiones de Moraza y Eunate.

La primera ocasión cayó del bando local cuando Moraza no pudo aprovechar en el segundo palo un centro de Eunate desde el lado izquierdo del ataque.

Las de Ferreras mantenían un dispositivo defensivo de contención, si bien saltando a alguna presión a las jugadoras bilbaínas que venían a recibir con la clara intención de salir con velocidad a la contra aprovechando la gran calidad de Sheila y la lucha constante de Altuve. En una salida en largo de la defensa rayista que superó en esta ocasión a las centrales bilbaínas Camila no supo finalizar con rapidez y Sheila envió el disparo por encima del travesaño de Ainoa. Fue la única llegada destacable de las visitantes que anduvieron a remolque del juego de las locales.

Este aviso de las visitantes acabó por despertar a las leones que empezaron a percutir con mayor peligro por las bandas, siendo Nekane y Jone las perceptoras de los centros laterales, casi siempre bien dirigidos por Eunate y Moraza, quienes tan pronto centraban como remataban. En una de esas ocasiones, Nekane tocó ligeramente sin llegar a contactar bien con el balón como para dirigirlo a gol, pero sí lo suficiente para impedir que Moraza llegara a conseguir el premio del gol en el segundo palo.

Se sucedieron 3 o 4 ocasiones más de las bilbaínas con el mismo modus operandi y mismas protagonistas y ello hasta que las visitantes asustaron de nuevo con una llegada de Sheila saliendo con calidad desde atrás y con un centro chut de Altuve que pasó cerca del segundo palo.

Poco después, en un nuevo centro lateral, éste sería aprovechado por Jone Ibáñez para sorprender a la espalda de las centrales pendientes de Nekane, las cuales no pudieron frenar el ímpetu de la bilbaína que remató certeramente de cabeza para adelantar a las locales de forma totalmente merecida en el marcador.

A pesar del gol el guion del partido seguia siendo el mismo por ambos contendientes, y las bilbaínas seguirían percutiendo por bandas, en esta ocasión y después de dos serios avisos de las rayistas, más pendientes también de evitar pérdidas de balón que pudieran generarles algun disgusto.

La segunda parte transcurrió totalmente bajo la lluvia, quizás generando más impreciosiones de las que requería el partido. Las locales seguían con su juego basado en mover de un lado al otro el esférico buscando la profundidad de las jugadoras de banda quienes con sus centros servían oportunidades a sus delanteras.
La intensidad de juego en cuanto a ocasiones claras de gol fue disminuyendo, y el Rayo intentó resarcirse y lograr el empate en los últimos quince minutos con los cambios introducidos por Ferreras. No obstante, fue en los compases finales, en los últimos 2 minutos, cuando se generaron las ocasiones más claras para las visitantes que hubieran podido otorgarles un punto, quizás no merecido por juego pero sí por la cercanía de los remates. La primera de ellas un remate demasiado centrado que Ainoa detuvo sin problemas, y la siguiente y última en una falta lateral que fue rematada de forma acrobática pero desviada en el suspiro final.

El chaparrón final que cayó fue el preludio del pitido final de la colegiada, quedándose los tres puntos en Lezama y dejando a las visitantes con la sensación de haber podido sacar algo más después de haber resistido el embite local y haber malogrado las dos últimas ocasiones del partido.

Las bilbaínas siguen la senda del Betis, mientras las rayistas no se ven afectadas en la clasificación y en su zona de confort al haber perdido todos los equipos que las seguían en la clasificación.

Alineaciones

Ath. Bilbao: Ainhoa, A. Sierra (Cirauqui 65’), Garazi, Gimbert, Eunate, Moraza, Marta Unzue,
Erika Vázquez (Oihane 90’), Jone Ibáñez, Leia (Marta 76’), Nekane (Azkona 88’).

Rayo Vallecano: Alicia, Auñón, Perarnau, Mendióroz, Eva Alonso, Laura Teruel (Carreño 83’), Camila, Iris (Yael Oviedo 77’), Sheila, Eva Masdeu, Oriana Altuve.

Gol: 28’ Jone Ibáñez (1-0).

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía:

Juan Echeverría

 

Artículos relacionados