Historia del Fundación Albacete Femenino

La sección femenina del Club Fundación Albacete se formó en el año 2000. En total lleva 20 años de vida en los que sus primeros años lucharon hasta conseguir el ansiado ascenso a Primera División pero que tras unos pasos mal dados han acabado en Segunda, pero bajo el influjo de Miguel Ángel Quejigo la vuelta a Primera puede ser muy próxima.

Se formó en el 2000 con la finalidad de crear un espacio deportivo donde todas las chicas de la provincia y de la región practicasen fútbol y así ayudar a crecer a la provincia en el terreno del fútbol femenino, hasta entonces prácticamente inexistente en cuanto a equipos se refiere. Ayuntamiento, Diputación de Albacete y el Albacete Balompié, que se posicionó como socio fundador, fueron los principales artífices en su creación.

El equipo femenino arrancó disputando sus partidos en el campo 3 de la Ciudad Deportiva, y desde su misma fundación tuvo buena acogida ente la afición ya que su objetivo era el ascenso de categorías hasta llegar a Primera División.

En cuanto a Federación e instituciones, siempre se ha tratado de coordinar para que el crecimiento del fútbol femenino fuese acorde tanto en el resto de provincias de la región como a nivel de ayudas para asegurar su estabilidad.

Desde sus inicios siempre buscó estar en primera, llegando a jugar hasta en seis ocasiones la fase final de ascenso. Hecho que consiguió alcanzar  el 15 de junio del 2014 en el partido de vuelta de ascenso frente a la UD. Granadilla. El partido se jugó en el estadio Carlos Belmonte frente a 3000 espectadores que acudieron en esa calurosa mañana de primavera a animar a las chicas entrenadas por Mila Martínez. La primera parte estuvo marcada por ocasiones claras que no llegaron a terminar en gol. Comenzaron la segunda parte sabiendo que necesitaban marcar al menos un gol para poder ganar y ascender a primera. Tras el descanso, Alba Redondo se convirtió en la protagonista del encuentro. Primero rematando un saque de esquina de Vane y convirtiéndolo en gol y, once minutos más tarde, con un segundo tanto, también gracias a un robo de balón de Vane. Ese 2-0 convertiría a las albaceteñas en jugadoras de Primera División por primera vez en su historia.

El Fundación Albacete Balompié estuvo cinco años en Primera División. Fueron años que se llevaron con mucha ilusión al ser el primer equipo de toda Castilla La Mancha en Primera División, pero también años muy difíciles porque el nivel era muy alto. Hasta que en la temporada 2018/2019 descendieron a Segunda División tras jugar su último partido contra el E.D.F. Logroño perdiendo 4-1 y obteniendo esa temporada un total de sólo 24 puntos frente al ganador de la liga de ese año, el Atlético de Madrid que acabó con 84. Una cosa buena es que Alba Redondo siguió brillando un año más siendo la jugadora con más goles en toda la temporada, 14 y más minutos jugados, 2561.En ese momento ya estaba Carlos del Valle que llegó en la temporada 2018/2019 para sustituir a Mila.

Carlos a la vez, fue sustituido en la temporada siguiente por Miguel Ángel Quejigo. Un joven entrenador, no llega a los cuarenta, que ya tiene en su haber una larga experiencia cómo míster, tanto de equipos masculinos como femeninos, al haber estado cinco años en la cantera del Rayo Vallecano.

En esta última temporada 2019/2020, dónde ha debutado como míster Miguel Ángel Quejigo, el Fundación Albacete empezó con un equipo de infarto: Elena de Toro y Natalia Campos como guardametas; Celia Andrés, Sandra Ramajo, Sandra Paola, Hitomi Tanaka, Claudia Florentino, Cintia Montagut, Rebeca Herrera y Marta Reuyes como defensas; Matilde Martínez, Andrea Roldán, Carmen María, Vanessa Lorca, Paula Sancho, Marta Pérez, Natalia Didelka y María Ángeles Carrión como centrocampistas y, por último, Alba Pomares y Potassa de delanteras.

La temporada tuvo que transcurrir más breve de lo normal por el COVID, que fue declarado en marzo por la OMS como pandemia mundial, y la Liga Iberdrola y Reto tuvieron que ser suspendidas.

Pero aún así hicieron muy buena temporada que quién sabe si hubieran podido acabar diferente si no hubiera habido pandemia. Empezaron la temporada muy bien, pero en la segunda vuelta el Santa Teresa empezó a coger terreno y al final se quedaron en un buen tercer puesto, sin conseguir el ansiado premio del ascenso. En total jugaron 22 partidos de 30 que es lo normal en una liga, de los cuales ganaron 14, empataron cinco y sólo perdieron 3. En toda la temporada tuvieron 48 goles a favor y 16 en contra, 40 tarjetas amarillas, 2 rojas. Quedaron en 3º posición con 47 puntos y la máxima goleadora fue Belén con 11 goles, seguida  de Leles y Alba con 5 y Mati con 4.

La temporada nueva aún no ha comenzado pero sí que empezaron los entrenamientos el 3 de agosto, y son de los pocos equipos que siguen en ello. En cuánto fichajes, hay muchas jugadoras que han abandonado el equipo. Como Sandra Ramajo que ahora está en el cuerpo técnico o Hitomi, Rebeca, Yiyi, Potassa, Luzardo y Mónica que se han ido a otros equipos. Los nuevos fichajes de esta temporada son jugadoras la mayoría muy jóvenes que no llegan o rondan los 20 años. Veremos si el Fundación Albacete Femenino se corona como claro ganador este año en liga de la mano de Miguel Ángel Quejigo y ascienden a la ansiada Liga de Primera División.

 

Autora: Alicia Rodríguez

Fotografía: Fundación Albacete

Artículos relacionados