Efectividad azulgrana ante una gran Real

Después de no poder disputar la anterior jornada de liga frente al Éibar por los positivos del conjunto vasco, este fin de semana llegaba al feudo azulgrana otro de los conjuntos vascos, entrenado esta temporada por la ex seleccionadora catalana Natalia Arroyo en el banquillo, con unos buenos resultados en su haber. Fue una primera parte realmente extraña en cuanto al devenir de los acontecimientos que tendrían lugar sobre el rectángulo de juego.

Antes del minuto cinco ya podría haber estado sentenciado el encuentro, y es que primero Mariona en el dos y después Graham en el cinco tuvieron en sus botas dos ocasiones de gol clarísimas, de las que no suelen fallar. La balear recibió totalmente libre de marca una excelente asistencia de Martens des de banda izquierda y con todo a su favor mando el esférico fuera. Por su parte la noruega recibiría un balón a la espalda de céntrales, superaría la salida de Adriana y a portería vacía mandaba el esférico al lateral de la red txuri urdin.

Y una debutante esta temporada en el casillero goleador, Leila haría subir el primero tanto al electrónico. Un esférico en el exterior del área permitía a la lateral azulgrana soltar un latigazo ante el que nada podía hacer Adriana que veía como el balón entraba pegado ala cepa del poste derecho de su portería.

El gol azulgrana contrariamente a lo que se podía pensar temperaría los nervios de un Real Sociedad que hasta ese momento siquiera había conseguido dar dos pases seguidos en campo contrario, encontraría esa amplitud necesaria para tener espacios y tiempo para mantener el esférico en su dominio y conseguiría por fin acercarse tímidamente a las cercanías del área contraria. Llegaría el primer saque de esquina y acto seguido en la acción posterior a una falta llegaría el tanto dl empate en un latigazo des del interior del área de Nahikari que cruzaba fuera del alcance de Cata Coll, dejando el récord de imbatible dad azulgrana en 962 minutos.

El conjunto txuri urdin recibió esa dosis de confianza necesaria en su juego y conseguía maniatar mejor las acometidas azulgrana a partir de la posesión, pudiendo salir más y mejor hacia zona de ataque manteniendo a las azulgrana en zona de medios sin poder encontrar esos pases filtrados que tanto daño hacen a los equipos contrarios. Pero cuando parecía que el empate sería el resultado con el que se llegaría al descanso, una acción individual de Mariona le permitía llegar hasta el interior del área y con la línea de disparo tapada intentaba un pase atrás que tocaba en las piernas de Nuria Rábano y el esférico acababa en el interior de la portería visitante dando una ventaja, por otro lado merecido para el conjunto local, que había sido esclavo de sus propios errores en ataque al no haber acertado en sus ocasiones frente al marco rival.

El segundo tiempo se inició con mayor igualdad sobre el verde, con una Real convencida de lo que había estado haciendo en el primer tiempo y logró que prácticamente no pasara nada durante los primeros veinte minutos del segundo acto. Había introducido a dos jugadoras de refresco, más músculo y calidad para la zona de tres cuartos con Itxaso y Leire Baños y conseguía mantener el esférico para evitar el avasallador dominio de las de Lluís Cortés que es lo que viene siendo habitual en los partidos del conjunto azulgrana.

Ello suponía un escenario totalmente nuevo para el conjunto local, que para nada había sido exigido en esta situación de partido hasta ese momento en la temporada, y con ello llegaban los primeros nervios y mayores imprecisiones en sus acciones. En una de esas imprecisiones defensivas llegaría una doble ocasión para el conjunto de Natalia Arroyo, una falta en la frontal que acababa siendo desviada a saque de esquina por la barrera azulgrana y en la salida del córner el disparo de Leire Baños acababa marchando ligeramente desviado al lado del palo derecho d Cata.

Con un resultado tan ajustado se veía por primera vez a un conjunto blaugrana exigido al máximo y con dudas en sus acciones. Y es que excepto un centro envenenado de Graham que Adriana blocaba sin mayores problemas y un par de tímidos disparos, el conjunto de Lluís Cortés no había generado el juego de ataque habitual con lo que no hacía méritos suficientes para sentenciar un encuentro que se les estaba complicando. El entrenador catalán introducía sobre el verde faltando 20 minutos para finalizar el encuentro a Jenni y Vicky, si bien el aumento en las prestaciones defensiva del cuadro txuri urdin con una presión alta asfixiante exigían a las azulgrana que siquiera conseguían traspasar el centro del campo con fluidez.

Y cuando mejor estaba el conjunto txuri urdin llegaría la sentencia del partido en forma de tercer gol en una acción en la que primero disparaba Jenni, rechazaba Adriana, el esférico acababa en las botas de Alèxia que disparaba, pero nuevamente Adriana repelía el disparo, pero en el segundo intento no perdonaría Alèxia con la sola oposición de las piernas de la defensora y alojando con rabia el esférico en el interior de las mallas.

El tercer tanto fue una losa demasiado pesada para el cuadro visitante que, aunque introducía más cambios para tener más frescura en esa presión asfixiante y que había tenido contra las cuerdas al conjunto azulgrana, no conseguía evitar que, en otra acción de ataque azulgrana, también más fresco por los cambios, Marta Torrejón soltara un zapatazo después de otra excelente intervención de Adriana a remate de Jenni. Y llegaría el quinto de Mariona en un resultado a todas luces injusto por lo visto sobre el rectángulo de juego y es que la Real se marchaba con un resultado excesivo por los méritos mostrados sobre el verde y es que los últimos minutos le sobraron y ello a pesar que en ningún momento le perdieron la cara al encuentro. El conjunto de Lluís Cortés había mostrado la máxima efectividad que le había faltado en los primeros compases del partido. Cuando mejor había jugado el conjunto txuri urdin más correctivo había recibido y es que los partidos contra el Barcelona son demasiado largos para resistir los envites y efectividad de un equipo como el conjunto blaugrana.

Suma y sigue con las goleadas en el Johan Cruyff, aunque en esta ocasión los goles se hicieron esperar hasta los compases finales. Destacar el gran trabajo de una Real que ha sido el primer equipo que en el global del partido le ha plantado más problemas a quien hace semanas se antoja será difícil que pierda puntos en esta liga.

Ficha técnica

FC Barcelona: Cata Coll, Mapi León, Marta Torrejón, Andrea Pereira, Leila Ouahabi, Keira Hamraoui (Patri Guijarro 81’), Alèxia Putellas (Aitana Bonmatí 81’), Mariona Caldentey, Graham Hansen (Ana María Crnogorcevic 85’), Assisat Oshoala (Jenni Hermoso 70’) y Lieke Martens (Vicky Losada 70’).

Entrenador: Lluís Cortés.

Real Sociedad: Adriana Nanclares, Ana Tejada, Lucía, Nuria Mendoza, Nuria Rábano (Iraia 81’), Nerea Eizagirre (Amaiur 81’), Maitane (Itxaso 46’), Gemma Gili (Palacios 66’), Cecilia (Leire Baños 46’), Franssi y Nahikari.

Entrenador: Natalia Arroyo.

Estadio: Estadi Johan Cruyff.

Goles: 1-0 Leila Ouahabi 16’, 1-1 Nahikari 32’, 2-1 Nuria Rábano 42’ (pp), 3-1 Alèxia Putellas 77’, 4-1 Marta Torrejón 83’, 5-1 Mariona 85’.

Amonestaciones: Ana Tejada 49’, Graham Hansen 62’, Mapi 69’, Lucía 89’.

Colegiada: Elena Contreras Patiño (colegio madrileño).

Asistentes: Andrada Aloman (colegio madrileño) y Noelia Muñoz Rodenas (colegio balear).

4ª colegiada: Ylenia Sánchez Miguel (colegio catalán).

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: FC Barcelona

 

Artículos relacionados