USA vs Suecia: Nueva era de la mano de Andonovski

Después de un quinquenio glorioso de las americanas bajo la batuta de la inglesa Jill Ellis, tenía que empezar el combinado americano una nueva época después de la renuncia de la seleccionadora más laureada del planeta. Ellis, nacida en Portsmouth hace más de cincuenta años, se hizo cargo del combinado nacional en 2014 para hacerle campeón de forma consecutiva en los Mundiales de Canadá 2015 y Francia 2019, logrando así dos entorchados de forma consecutiva y haciendo sumar hasta cuatro títulos mundiales a la selección dominadora de los cetros mundiales.

Y el elegido para hacer frente a ese reto era, hasta el final de ésta temporada, entrenador de las Seattle Reign, Vlatko Andonovski, entrenador de contrastada experiencia que además había sido escogido mejor entrenador de esta temporada gracias a los excelentes resultados de la franquicia de Seattle que se había clasificado para las semifinales del playoff de la Liga.

El 28 de octubre, en una rueda de prensa convocada en la ciudad de Nueva York, Vlatko Andonovski se convertía en el noveno entrenador oficial en la historia del combinado de Estados Unidos.  Andonovski, entrenador de 43 años, llega al cargo de seleccionador nacional después de ser durante siete temporadas entrenador de diferentes equipos de la Liga femenina americana, con dos campeonatos con el FC Kansas City (2014 y 2015), club en el que estuvo cinco temporadas (2013-2017), pasando a ser el entrenador jefe de Seattle Reign FC las últimas dos temporadas (2018-2019).  El ya seleccionador nacional ha sido nombrado dos veces Entrenador del Año de la NWSL, en 2013 y, como hemos indicado, esta misma temporada. Al nuevo seleccionador se le encomendaba además tomar las riendas del combinado americano con un inicio de altos voltajes, debiendo de afrontar el primer encuentro en el nuevo cargo frente al combinado nacional de Suecia, selección que había finalizado en tercera posición en el último mundial de Francia, y que había formado parte del grupo de clasificación en la cita mundialista junto a las americanas. En ese último referente de enfrentamientos directos, las pupilas de entonces Jill Ellis se habían impuesto por dos goles a cero no sin dificultades, y es que el combinado sueco siempre ofrece grandes prestaciones en sus participaciones mundialistas.

Para afrontar tanto ese primer encuentro frente a las suecas, así como el posterior encuentro frente a Costa Rica en lo que supondrá, además, el debut en el torneo de clasificación de la CONCACAF para la próxima a cita olímpica en Tokyo 2020, Andonovski había dado su primera lista el 31 de octubre, habiendo realizado su primera semana de entreno con las jugadoras convocadas en Columbus.

Como decíamos, la primera cita a afrontar era el partido frente a Suecia del 7 de noviembre en el Mapfre Stadium de Columbus en el estado de Ohio, encuentro al que acudieron 20.903 espectadores que pudieron disfrutar de la victoria de su equipo por un finalmente ajustado 3 goles a 2.

El encuentro en el que inicialmente las americanas parecieron un rodillo, como venía siendo habitual cuando estaban dirigidas desde la banda por Jill Ellis, sirvió para ver el gol número 50 de Christen Press que anotó uno de los tantos, siendo los otros dos materializados por una protagonista, la capitana Carli Lloyd, que además asistió en el gol de su compañera de ataque.

Enfrente, una combativa Suecia, quinta clasificada en la lista de combinados nacionales, que no obstante se vio superada durante los primeros cuarenta y cinco minutos de forma muy clara en el marcador, quizás no tanto en el juego. El combinado de Andonovski sólo tardó seis minutos en anotar el primer gol del encuentro gracias a su capitana Carli Lloyd. Un pase en profundidad de Emily Sonnet llegaba a Christen Press que asistía perfectamente con un centro raso cruzado entre portera y central al segundo palo al que llegaba en ventaja la capitana americana para anotar el primer tanto del encuentro cuando las suecas justo empezaban a andar con el ritmo del partido.

Las suecas, dirigidas en la banda por Peter Gerhardsson, despertaron a raíz del gol de las americanas, y dispusieron de diferentes acercamientos al marco defendido por Naeher, destacando especialmente una acción en la que la lateral local, Emily Sonnet, sacó un balón cuando ya se dirigía al fondo de la portería de su equipo.

Pero el equipo americano, como sucediera en el pasado mundial, parece desaparecer a veces de los partidos, pero la calidad de sus jugadoras y, sobretodo, su capacidad de finalización te matan en los partidos y cuando no defiendes con total concentración te acaban matando los partidos. Y llegó antes de la media hora de juego el segundo tanto, una recuperación en el centro del campo por parte de Rose Lavelle provocaba una de esas transiciones tan típicas del juego americano en el que Lloyd asistía a Press quien, tras una gran acción individual superando a dos zagueras, superaba a Lindahl en su salida a tapar hueco, tocando en el pie de la cancerbera que elevaba el balón hasta cerca de la cruceta.

Y a los pocos segundos de traspasar esa media hora de juego llegaría lo que parecía el saldo y finiquito al partido. Un centro de Ertz era peinado por Press hacia la diagonal de Lloyd que entraba al área y, ante la oposición de la defensora pero viendo ligeramente adelantada a Lindahl, le colocaba una excelente vaselina llena de la clase mundial que atesora la capitana.

Aprovechó el descanso Andonovski para introducir los primeros cambios, entrando Lynn Williams y Andy Sullivan por Christen Press y Julie Ertz, en un conjunto americano que siguió dominando el encuentro durante los primeros compases del segundo acto, un dominio que se traducía en diferentes ocasiones de peligro que solventaría de forma eficiente la portera sueca Lindahl.

A pesar de los cambios introducidos en esta segunda parte, el cuadro de Andonovski tenia, no solo controlado el encuentro, sino que seguía acercándose con peligro a las inmediaciones de una Lindahl espléndida a pesar de los goles encajados y, que de hecho, mantuvo vivo a su equipo en el encuentro permitiendo que en el último cuarto de hora llevara el susto al cuerpo de los aficionados locales, y es que la recién incorporada al verde, la sueca Anna Anvegard, delantera del Rosengard sueco, anotó un doblete en este periodo de tiempo. Primero aprovechando un error conjunto entre la central Becky Sauerbrunn y la arquera Alyssa Naeher que le regalaron además el segundo tanto a una atenta Anvegard, que dejaba abierto el partido en cuanto al resultado se refiere en los últimos diez minutos.

No obstante, el conjunto americano no estaba dispuesto a dejarse sorprender en estos últimos compases del partido, decidiendo volverse arriba de nuevo y consiguiendo que la colegiada del encuentro Ekaterina Koroleva señalara un claro penalti por derribo en él área de la jugadora del Tacón, Sofía Jakobsson, sobre la americana Casey Short. La pena máxima lanzada por Lloyd no le permitía lograr el hat-trick que buscaba al ser su lanzamiento repelido por la madera.

Ahora, solo queda reponer fuerzas para afrontar el siguiente partido que enfrentará al conjunto de Andonovski frente al combinado de Costa Rica, el próximo 10 de noviembre en Jacksonville, Florida, en el TIAA Bank Field, en lo que supone un espaldarazo al anuncio a final de esta temporada que habrá una nueva franquicia en la NWSL en 2021 en dicha localidad de Florida.

 

FICHA TÉCNICA:

ESTADOS UNIDOS: 1-Alyssa Naeher;  14-Emily Sonnett, 7-Abby Dahlkemper, 4-Beckey Sauerbrunn, 26-Casey Short;  8-Julie Ertz (25-Andi Sullivan, 46′), 16-Rose Lavelle (3-Samantha Mewis, 62′), 9-Lindsey Horan;  17-Tobin Heath (2-Mallory Pugh, 61′), 10-Carli Lloyd (capt.), 23-Christen Press (27-Lynn Williams, 46′). 

Entrenador: Vlatko Andonovski

SUECIA: 1-Hedvig Lindahl;  2-Jonna Andersson (15-Jessica Samuelsson, 82′), 6-Magdalena Eriksson, 23-Emma Kullberg (13-Julia Karlernäs, 72′), 4-Hanna Glas;  5-Nathalie Björn, 16-Julia Zigiotti Olme (14-Hanna Bennison, 64′), 8-Lina Hurtig (7-Madelen Janogy, 82′), 9-Kosovare Asllani (capt.) (20-Loreta Kullashi, 64′), 10  -Sofia Jakobsson; 11-Stina Blackstenius (19-Anna Anvegård 72’).

Entrenador: Peter Gerhardsson

Equipo arbitral: Katja Koroleva, colegiada principal (EE. UU.); Kathryn Nesbitt, asistente 1 (EE.UU.); Jennifer Garner, asistente 2 (EE.UU.); Karen Abt, cuarta colegiada (EE.UU.)

Budweiser MVP del partido: Carli Lloyd

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía:

U.S. Soccer WNT

Artículos relacionados