Severo correctivo del AEM al Espanyol B

Batacazo de las pupilas de Óscar Cobacho en el desplazamiento del filial del Espanyol este domingo a tierras lleidatanes. El equipo blanquiazul había disputado su partido aplazado en la Joan Gamper entre semana dando muy buenas sensaciones y en claro ascenso en las expectativas generadas por un equipo totalmente renovado después de lograr el ascenso a la categoría de plata la pasada temporada.

Pero Recasens es un campo en el que se pagan en exceso los errores porque es un campo cuyas medidas tienen muy aprendidas las pupilas de Roger Lamesa que parece tienen marcas en cada uno de los metros cuadrados del campo para decidir en cada momento la mejor opción sin siquiera tener que levantar la cabeza.

Fue un primer tiempo para olvidar del conjunto perico y una muestra de las excelencias del AEM. Se mascó la tragedia ya desde el silbato inicial y es que entre este y la señalización del primer tanto del encuentro pasaron escasos segundos, lo que tardó el AEM en dar 3 pases para que Andrea estrenara su cuenta goleadora con un disparo inapelable. A partir de ahí se fueron sucediendo los errores del conjunto perico, tanto en ese intento fallido de salir por dentro frente a unas futbolistas de la Terra Fermí que tienen controlado cada palmo del rectángulo de juego y que se bastaban solas para robar todos los balones con los que el Espanyol pretendía romper su línea de presión, así como conseguían levar con suma facilidad el esférico a zona de finalización, en ocasiones más por demérito de su oponente que por mérito propio. Pero nada se le puede quitar de mérito a un AEM que percutía constantemente sobre el marco de una superada Armengol que recogió el esférico del interior de su portería hasta en cuatro ocasiones más antes de enfilar camino de vestuarios. La verdad es que no fue la mañana más acertada de la cancerbera visitante que vio como una mala salida de balón de Xenia acababa en las botas de Barby que la superaba con suma inteligencia con un disparo más bombeado que potente. El tercero llegaría a la salida de un córner donde la defensa no conseguía alejar el esférico y Andrea lograba su doblete con un remate nada académico, pero muy efectivo con la inestimable ayuda de Armengol que no podía rechazar el esférico acabando ella misma en el interior de la portería con el balón entre los guantes. El cuarto una nueva recuperación del AEM ante la salida errática del conjunto visitante, y el centro de Andrea era perfectamente rematado de cabeza por Alèxia, totalmente sola, libre de marca frente a la cancerbera perica que nada podía hacer en esta ocasión.

A partir del cuarto y con muchos minutos por delante pareció que el Espanyol empezaba a entender el partido que tenía que jugar y durante unos minutos tuvo maniatado al AEM sin que pasara demasiada cosa encima del verde, incluso logró disparar aunque fuera por encima del travesaño, pero parecía que la dinámica podía cambiar un poco, pero lo que sucedió antes del descanso sería un nuevo error en las marcas, una defensa demasiado separada entre sí que permitía que un pase al espacio por banda izquierda la capitana lleidatana Pixu, se plantara sola frente a Armengol superando la salida a achicar espacios de ésta con un disparo entre las piernas de la portera perica.

Se esperaba que el descanso fuera un bálsamo para el conjunto de Óscar, aunque en el transcurso del mismo se avecinaba una revolución en su once por cuanto tenía hasta 3 jugadoras realizando ejercicios de intensidad para saltar al verde en el segundo tiempo.

Aunque de inicio se produjeron cambios en ambos equipos. El AEM dejaría en vestuarios a la bigoleadora Andrea para darle descanso ante la claridad del resultado al descanso, mientras que el Espanyol cambiaba a su lateral zurda por un problema físico del que ya había tenido que ser atendida antes del descanso, mientras que modificaba el centro del campo para buscar más intensidad.

Los cambios parecieron dar un efecto positivo en el Espanyol que salió mordiendo y dispuso de dos acciones rápidas entendiendo que la ventaja estaba en el lado opuesto al juego, aunque no pudo siquiera finalizar con un disparo entre los palos de la portería de una hasta entonces inédita Laura. Por su parte el AEM demostraba que seguía sin necesitar mucho para generar peligro y en una nueva incursión de Alèxia caída a banda llegaba el centro perfecto para la elevación de Pixu pero su remate de cabeza acababa en el larguero de la portería de una superada Armengol.

Con el resultado tan claro en el marcador la presión e intensidad del AEM bajó muchos enteros y el partido discurrió durante la primera media hora en un ir y venir sin demasiado control por parte de ninguno de los dos equipos y con un Espanyol más y mejor asentado a las medidas del campo, con las jugadoras en más líneas e intentando abrir el campo. Aun así las ocasiones más claras llegaban de las botas de Alèxia y Pixu que sacaban petróleo de cada acción de juego dd su equipo con una defensa del Espanyol demasiado blanda para las exigencias de la categoría.

Pixu ya había tenido un uno contra uno frente a Armengol que ésta había evitado con solvencia, pero a menos de veinte minutos para el final un hueco entre céntrales del Espanyol sin la ayuda de pivotes, permitía encontrar a Pixu que en esta ocasión superaba por bajo la salida de la cancerbera visitante, llegando el sexto al electrónico, un resultado para nada previsto ni previsible, siquiera soñado en la mente de ninguno de los asistentes en Recasens.

La semana en la que entra el Espanyol tiene que servir para olvidar de dónde se viene, corregir errores sobre todo a nivel de concentración y exigencia individual y colectiva y pensar ya solo en quedarse con las buenas sensaciones de los partidos anteriores y ver esto como un accidente del que aprender para bien y pensar en el partido del próximo fin de semana contra el Seagull.

Por su parte el AEM logra la primera victoria de la temporada en Recasens que le permite hacer muy buena la victoria de la semana pasada y alzar el vuelo en esta temporada, en un partido en que tuvieron el acierto que se les había negado en otros partidos.

Ficha técnica

AEM: Laura, Ainhoa (J. Miro 69’), Nadia, Jani (Barreira 61’), Iris, Hisui, Cris (Inés 61’), Barby (Aran 80’), Pixu, Alèxia y Andrea (Patri 46’).

Entrenador: Roger Lamesa.

RCD Espanyol: Armengol, Xenia (Jordan 66’), Guerra, Carla Sánchez (Jover 46’), Márquez (Alicia 52’), Gil, Galceran, Rubio (Fustert 46’), Benedicto, Benítez (Nora 52’) y Nerea Sánchez.

Entrenador: Oscar Cobacho.

Estadio: Estadi Recasens.

Goles: 1-0 Andrea 1’, 2-0 Barby 9’, 3-0 Andrea 15’, 4-0 Alèxia 25’, 5-0 Pixu 42’.

Colegiada: Coral Couso (colegio catalán).

Asistentes: Alba Ives Jove y Iria Pujol (colegio catalán).

 

Autor y fotografía:

Enric Solé Altarriba

Artículos relacionados