Segunda jornada de la W-League

De momento las cosas siguen los mismos cauces que la temporada, como en una continuidad de la misma en la que Sidney sigue contando sus partidos por victorias, solo pudiendo seguir su ritmo a día de hoy las Wanderers que también cuentan sus apariciones por victorias.

En esta jornada descansó Perth Glory.

 

Brisbane Roar 2 vs Melbourne Victory 3

Partido muy abierto el disputado en el primer encuentro de la jornada, en el que debutaba en la competición el equipo de Brisbane, que había descansado en la jornada inaugural. La victoria de Melbourne permite al conjunto de Victory recuperarse de la abultada derrota sufrida en el primer encuentro de la temporada.

Se pondría muy pronto de cara el partido a favor de las Victory, cuando Jenkins por banda derecha conseguía centrar al segundo palo donde la defensora local Torpey, en un intento por evitar el remate de las atacantes de las Victory, acabó introduciendo el balón en su propia portería ante la sorpresa de todas las jugadoras.

Y justo antes del cuarto de hora de partido llegaría el segundo tanto para las visitantes en un penalti muy claro cometido por Farrington sobre Dowie que había realizado un excelente control con el pecho dentro del área y que cuando quería hacerse el espacio para el disparo era bruscamente derribada dentro del área. Dowie sería la encargada de engañar a Arnold en el disparo desde los 11 metros.

Con un marcador en contra sin haber ocurrido demasiado hasta ese momento, el conjunto local estiró sus líneas y consiguió reducir distancias antes de la media hora de juego en un remate dentro del área de Yallop, que de hecho había iniciado la rueda de pases que permitió superar la zaga visitante.

Antes del descanso un par de acciones destacables. En la primera, la capitana visitante Dowie estuvo a punto de sentenciar definitivamente el encuentro cuando se plantó nuevamente frente a Arnold, pero en esta ocasión la cancerbera detuvo perfectamente el disparo de la atacante. En la segunda de ellas, en esta ocasión en el área de las Victory, su propia capitana Dowie tocaba el balón con el brazo, señalando la colegiada la pena máxima, que sería desaprovechada por la propia goleadora local Yallop en lo que habría significado el empate antes del descanso, al haberse topado con la gran intervención de Dumont adivinando y blocando el disparo.

El empate tampoco pudo llegar en el segundo tiempo, en el que a veinte minutos para el final le fue anulado un gol al cuadro local por posición de fuera de juego de Baisden que remató a bocajarro un disparo rechazado por Dumont. Precisamente la cancerbera visitante fue quien se erigió en salvadora de su equipo durante esta fase del encuentro, especialmente en una doble intervención a disparos lejanos.

Y lo mejor estaba aún por llegar al partido, Dowie recogía un centro desde el lado derecho, controlaba el balón con el pecho y antes de que el balón tocase el verde soltaba una volea de primeras que sorprendía a Arnold que nada podía hacer ante la belleza plástica y efectiva de la acción de disparo.

Y cuando el partido parecía totalmente sentenciado llegaría una acción desafortunada de una Hansen en tareas defensivas, que no despejaría de forma efectiva un balón dentro del área, que acabaría en las botas de Riley, la cual marcó con un disparo más colocado que potente, dando vida al cuadro local para creer en la remontada. Pero sin demasiado tiempo y aún en rodaje no lograron siquiera tener ocasiones claras de gol.

 

FICHA TÉCNICA

Brisbane Roar:  Arnold, Pickett, Farrington (Palmer 81’), Polkinghome, Torpey (Dalton 63’), Gorry, Bourelle, Baisden, Yallop, Raso y Toby (Riley 46’).

Melbourne Victory: Dumont, Allen, Menges, McCormick, Beard, Hanson, Longo (A. Jackson 74’), Jenkins (Doran 81’), Maher, Ayres (Sutton 81’) y Dowie.

Goles: 0-1 Torpey (pp) 10’, 0-2 N. Dowie (p) 14, 1-2 Yallop 24’, 1-3 N. Dowie 76’, 2-3 Riley 80’.

 

Western Sidney Wanderers 1 vs Newcastle Jets 0

Segundo partido consecutivo con victoria para las Wanderers que inician con buen pie su andadura esta temporada sumando todos los puntos disputados y, aunque ganando por la mínima en ambos partidos, se alza con el liderato de la competición.

Empezó muy activo el conjunto local que antes del minuto diez tuvo la oportunidad de adelantarse en el marcador en una jugada llena de rebotes después de un centro desde el lado derecho del ataque, que la zaga visitante no rechazó de forma contundente y que, finalmente, acabó en las botas de Harrison, pero su disparo se topó con la madera del palo derecho de la portería defendida por Coelho.

Antes de la media hora de juego llegó uno de los momentos de la jornada, en la que pasó a ser protagonista el tiempo que azotaba el cielo de Adelaide. La colegiada se veía obligada de forma momentánea a parar el partido durante unos minutos a consecuencia de la inclemencia meteorología con una tormenta eléctrica y fuertes lluvias.

Reanudado el juego, y justo cumplida la media hora de juego llegaría una decisión polémica de la colegiada a instancias de su linier. La jugadora local Williams conseguiría marcar al rematar en el segundo palo un disparo cruzado, pero el tanto no acabaría subiendo al electrónico al ser señalado un inexistente fuera de juego.

Sería la propia Williams quien antes del descanso en una gran jugada individual por banda derecha se encontraría a Neville incorporada al ataque, si bien el disparo inocente de ésta acababa mansamente en los guantes de Coelho que hasta ese momento estaba manteniendo vivo a su equipo en el partido. Y así lo demostró con otra nueva intervención de mérito justo antes de retirarse a vestuarios al rechazar a córner un disparo de O’Sullivan.

Antes del cuarto de hora de la reanudación llegaría otra jugada polémica, en esta ocasión solventada a favor del conjunto local. Un balón rebotado dentro del área acababa topando con el brazo, aparentemente pegado, de una defensora visitante, pero la colegiada, como ya sucediera en otro encuentro la semana anterior, señalaba el punto de los once metros. Una oportunidad de la que se beneficiaba y que no sería desaprovechada por Harrison para anotar el que a la postre sería el gol de la victoria.

No sería hasta los últimos veinte minutos que el conjunto visitante se manifestaría en ataque, aunque con jugadas aisladas, como el lanzamiento de Andrews después de diferentes recortes sobre su defensora encontraría su sitio para el disparo, pero su latigazo desde el exterior del área se marcharía ligeramente desviado.

 

FICHA TÉCNICA

Western Sidney Wanderers: Smith, Nevin, Staab, Bao Yen Huynh, Halloway, Harrison, Mastrantonio, O’Sullivan, Cooney-Cross, Williams y Hamilton.

Newcastle Jets: Coelho, Simon, Brewer, Cassidy Davis, Tamplin, Flannery (Kingston-Hogg 88’), Wheeler, Copus-Brown, Kingsley (Petratos 90+3’), Andrews y Collister (Allan 74’).

Goles: 1-0 Harrison 59 (p).

 

Adelaide United 0 vs Sidney FC 1

Segunda victoria en otros tantos partidos para el conjunto de Sidney, actual campeón, que tuvo que resistir los envites del conjunto local durante un primer tiempo marcado por las dos ocasiones del Adelaide United. Pasado el minuto veinte, Isabel Hodgdon tendría en sus botas la primera gran ocasión de gol. Conseguiría cazar un balón al espacio para correr en ventaja respecto las defensoras para plantarse delante de Bledsoe obligando a la cancerbera a hacerse grande bajo palos para evitar el gol del cuadro local. Y lo único que impidió al conjunto de Adelaide marcharse al descanso con ventaja en el electrónico fue el larguero de la portería de la propia Bledsoe que viéndose superada solo pudo encomendarse a que el segundo de los disparos peligrosos de Hodgson, en esta ocasión justo antes del descanso se topase con la madera para no entrar en la portería de Sidney. Cierto es que en el tiempo añadido del primer tiempo la propia atacante local no llegaría a rematar por pocos centímetros una gran acción de Fowler que había robado una mala salida de balón de Bledsoe.

El partido cambió radicalmente en el segundo tiempo, cuando apareció el carácter ganador del cuadro visitante, en cierta forma también auspiciado por el tanto logrado por Foord antes del cuarto de hora de la reanudación, al aprovechar un excelente pase interior de.

Seguiría atacando Sidney en busca del gol de la tranquilidad, aunque no fue hasta los instantes finales que tuvo ocasiones para cerrar el partido. La propia Foord no llegaría por poco a rematar de cabeza un servicio desde el lado izquierdo del ataque, y a poco menos de un cuarto de hora para el final del partido sería Princess Ibini quien no podría superar a Willacy al rematar demasiado centrado un excelente servicio en profundidad de la goleadora Foord.

Con este triunfo, Sidney sigue con la racha victoriasa con la que acabó como campeona la temporada pasada. Por su parte, Adelaide deberá seguir trabajando para lograr una victoria que de momento se le resiste esta temporada, y ello a pesar de haber disputado un buen encuentro y quizás haber merecido por igualdad de ocasiones, al menos un punto, y es que ambos partidos los ha perdido por la mínima.

 

FICHA TÉCNICA

Adelaide United: Willacy, Johns, Ashley, Brooks, Emily Hodgson, Khalia Hogg (Ciara Fowler 77’), Holmes, Isabel Hodgson (Grant 65’), Weber, Lais (Campagnale 74’) y Mary Fowler.

Sidney FC: Bledsoe, Green (Vignes 75’), Brush, Tobin, Hristodoulou, Logarzo, Polias, Huerta (Hawkesby 83’), Ibini, Siemsen (Evans 67’) y Foord.

Goles: 0-1 Foord 56’.

 

Canberra United 1 vs. Melbourne City 2

Ajustada victoria del cuadro Citizen en su visita a la capital administrativa del país. Un primer tiempo totalmente dominado por las de azul permitió ver numerosos acercamientos con peligro para los dominios de Khamis, que tuvo que emplearse a fondo en diferentes ocasiones claras de gol para mantener a su equipo con el empate en el electrónico.

A la vuelta de vestuarios todo parecía igual, con un conjunto visitante que se acercaba con serio peligro a los dominios de Khamis, que tenía que detener un disparo casi a bocajarro de Van Egmond. Tras esta ocasión inicial, serían las locales quienes estirarían sus líneas en busca del ansiado gol, y lo tuvieron muy cerca en diferentes acciones de peligro, aunque unas veces la mala puntería y en otras las intervenciones d Williams evitarían cambios en el electrónico.

Quien sí conseguiría el premio del gol sería la delantera local Stengel quien se aprovecharía perfectamente de un gran disparo desde el exterior del área que toparía contra el poste de la portería de Williams que nada podía hacer para evitar el tanto que ponía por delante a Canberra. No le duraría demasiado la alegría al cuadro local, por cuanto a Mijatovic recibía un excelente servicio dentro del área, regateaba a la portera y anotaba el tanto a portería vacía.

Pudo decidir el partido Canberra, con un zurdazo muy espectacular después de una diagonal dentro del área, pero el balón se topaba violentamente contra el palo derecho de la portería de una superada Williams. Lo seguirían intentando las locales en diferentes ocasiones más, destacando la acción de Camila que no había finalizado en gol por la falta de puntería en los metros finales.

Y cuando se perdona a veces se paga, y con el partido cerca de finalizar, llegaría la acción del penalti que sería decisivo para que las visitantes se llevaran los tres puntos. Casi siendo el último balón del partido la zaguera, en el intento de evitar la media vuelta de la atacante visitante, la derribaba dentro del área. El pena máxima fue lanzada por Van Egmond y significaría la victoria de las City y ello a pesar de la gran estirada de Horsey que tocaba el esférico, pero no con la suficiente fuerza como para conseguir desviarlo.

 

FICHA TÉCNICA

Canberra United: Khamis (Horsey 75’), Roestbakken, Kurtz, Orgill, Rasschaert, Hughes (Crofts 75’), Khamis, Price, Charley, Camila y Stengel.

Melbourne City: Williams, Stott, Checker, Barnes, Carpenter, Kinga, Catley, Lulk, Van Egmond, Mijatovic (Blissett 71’) y Simon (Dobson 46’).

Goles: 1-0 Stengel 59’, 1-1 Mijatovic 67’, 1-2 Van Egmond 90+4’.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: Canberra United

 

Artículos relacionados