Remontada colchonera

Remontada colchonera

Choque rojiblanco en el Centro Deportivo Wanda de Alcalá de Henares en un día señalado para Madrid, 15 de mayo, San Isidro. La mañana calurosa invitaba a presenciar fútbol, las rojiblancas, hoy las del norte con uniforme gris, tal vez como anticipo de lo que sería su segunda mitad, saltaron dispuestas a brindar a la grada goles y espectáculo. Hubo de todo, sol, fútbol, goles y un tiempo para cada equipo, aunque las locales consiguieron más rédito de sus cuarenta y cinco minutos.

El Athletic domina la apertura con comodidad

Tras los primeros minutos de toma de contacto las jugadoras del Athletic consiguieron iniciativa de un modo sibilino, no mostraron reparos en retrasar líneas, en dejarse querer, en hacerse fuertes frente a su área, eso sí, en cuanto robaban un balón, comenzaban a moverlo con facilidad, intentando buscar espacios por los que hacer daño en la defensa oponente. El Atlético de Madrid, como penosamente viene siendo norma, sin pólvora ni chispa donde más es necesario. Obteniendo un dominio inocuo, que no se traducía no ya en goles, sino tampoco en peligro.

Con estas ya conocidas premisas, las visitantes alcanzaron rédito. Se conjugaron varios verbos, el primero de ellos, Aleixandri saliendo más allá del centro del campo persiguiendo a una rival; segundo, balón bien jugado a la banda y centrado donde se hace daño;  tercero y último, indecisión en la defensa. Todo ello se traduce como cero a uno en el marcador. Pudo ser peor porque Lucía García falló una oportunidad clarísima que de haberla transformado, hubiera puesto el encuentro para las jugadoras de la orilla del Manzanares en arameo.

La reacción local tardó un poquito en llegar, pero lo hizo para regocijo de la hinchada. Fueron los últimos minutos, el Atleti imprimió más velocidad, más presión, más intensidad, y con ello la pelota se acostumbró a rondar el área de las de Bilbao. De haber durado más la primera parte, tal vez hubiéramos asistido a la igualada, no fue así y nos fuimos al descanso con la ventaja visitante alardeando en el marcador.

La segunda parte fue colchonera de principio a fin

Sánchez Vera no veía clara la situación y no espero al trascurrir de los minutos para introducir cambios, directamente de inicio realizó un par de cambios y de inmediato el panorama cambió radicalmente. Ahora era el Atlético de Madrid quien dominaba, no de un modo ficticio, de una manera real, pegajosa, incisiva, intencionada. Aparecieron los huecos, los balones profundos, las triangulaciones, todo ello unido a un control exhaustivo de la zona media de la cancha y por supuesto solventando las escaramuzas atacantes bilbaínas con soltura.

El empate llegó pronto y contó con un error de la zaga visitante, a pesar de ello fue merecido por el buen hacer de las colchoneras. El volteo al marcador tampoco se hizo de rogar, ahora sí gozamos de una jugada excelente, gran pase de Storm, carrera de Laurent y definición exquisita de la francesa para anotar su doblete particular y aupar con ello al Atleti en el luminoso.

El Atleti sentencia

Era el minuto sesenta y dos quedaba por tanto todo un mundo por delante para que las visitantes pudieran dar la vuelta a la adversidad, aunque por entonces las jugadoras locales ya le habían tomado la medida al encuentro y no permitieron ningún atisbo  de iniciativa contraria. Lo mejor en estas situaciones es consolidar la ventaja y eso sucedió gracias a la tenacidad de Knaak que porfió a trompicones, pero con ahínco, disparó a puerta, la cancerbera del Athletic no logró la atajada y la pelota entró mansamente en las redes. Era el tres a uno. El Atlético de Madrid había puesto tierra de por medio, mucha. Lo mejor es que la sustentaba con buen juego, con presión e iniciativa, con la mente puesta en conseguir  un cuarto gol.

No hubo más goles, la parroquia local estaba satisfecha, las jugadoras también. Un tiempo para cada equipo que cada uno lo aprovechó de la mejor manera posible. En el cómputo global podemos asegurar que el Atlético de Madrid fue mejor, de ahí que el resultado sea justo.

FICHA TÉCNICA

ATLÉTICO DE MADRID – Pauline, Kazadi, Aleixandri, Van Dongen, Storm, Meseguer, Santos (Claudia 85´), Amanda (Ajibade 88´), Duggan (Bonetti 45´), Knaak (Bernabé 77´) y Ajara (Laurent 45´).

ENTRENADOR – José Luis Sánchez Vera

ATHLETIC DE BILBAO -De La Nava, Moraza, Gimbert, Hernández, Uriarte, Istillart (Arraiza 72´), Monente (Unzué 59´), Oguiza (Valdezate 60´), García, Díaz  (Azkona 57´)y Corres (Arana 73´).

ENTRENADORA – Iraia Iturregi

GOLES – 0-1 García 24´. 1-1 Laurent 53´. 2-1 Laurent 62´. 3-1 Knaak 75´.

COLEGIADA – Elia María Martínez Martínez

AMONESTACIONES – Tarjeta amarilla para las jugadoras locales Kazadi 61´y Amanda 67´. También vieron amarilla las visitantes Oguiza 38´y García 67´.

 

Autor: Emilio Mahugo

Fotografía: Atlético de Madrid 

 

 

Artículos relacionados