Preparadas para el reto del Wanda

Las buenas sensaciones del Barça en el partido ante el Betis la jornada pasada, antes del parón de las selecciones para la disputa de la Copa Algarve, siguieron el mismo camino en el encuentro disputado contra la Real Sociedad este martes en la Ciutat Esportiva Joan Gamper. Un partido a disputar con las miradas puestas en el encuentro del fin de semana en el Wanda Metropolitano, que solo tendría un mínimo de importancia si las blaugranas conseguían los tres puntos en disputa.

El partido tuvo un inicio muy intenso, con un primer cuarto de hora disputado por ambos equipos con una intensidad inusual. Con una Real Sociedad que, al igual que ya planteó en el partido de la primera vuelta, salió con una presión alta para dificultar en lo posible el control del balón por parte del equipo blaugrana. Las de Lluís Cortés seguían necesitando de los puntos para seguir con la esperanza de disputar la liga. El míster catalán conocedor de la fortaleza física donostiarra contrarrestaba dicha presión con una salida más veloz que en anteriores encuentros.

Fruto de esa intensidad llegaron un par de córneres contra la portería de Paños, uno de ellos provocado por un desvío de la misma ante centro cerrado de Eizaguirre. Precisamente, tras uno de estos córneres llegaron las primera aproximaciones blaugranas, la primera de ellas con Marten rematando por el palo corto y Quiñones desviando el balón y, la segunda, antecesora del gol blaugrana en una contra en que Oshoala interceptaba el disparo de su compañera Vicky. Fue Oshoala quien aprovecharía una mala salida de balón de las donostiaras, quienes perdían el balón en una disputa aérea, para percutir y lograr el gol ante la mirada de Quiñones que no podía hacer nada. Con este tanto Oshola sale a gol marcado por partido disputado.

ciberprotector

Durante los minutos posteriores pareciere que la Real se venía abajo en la presión, siendo aprovechada dicha circunstancia por las locales para generar un par de ocasiones claras de gol que no encontraron el gol, bien por falta de puntería o por la buena colocación de Quiñones bajo palos. Sin embargo, fue un espejismo puesto que fruto de una acción de presión a la salida blaugrana se producía un pase en profundidad de Cardona a Nahikari quien anotó, dando muestras nuevamente de su increíble olfato goleador y del estado de forma que la ha llevado a la selección.

Quizás ese gol tuvo el efecto contrario en las donostiarras como manifestó Arkonada al final del partido y las llenó de una ansiedad excesiva en la búsqueda del segundo gol acelerando sus acciones y haciéndoles perder el buen posicionamiento sobre el césped, que hasta ese momento había permitido en cuentagotas las ocasiones de las locales. Esas pérdidas de posición permitieron el degoteo de las ocasiones blaugranas que consiguieron materializar en dos goles antes del descanso con sendos testarazos de Aitana y Marta Torrejon. El primero de ellos después de un centro lateral desde la línea de fondo de Martens y el segundo a la salida de un córner. En ambas acciones consideradas aisladas por el técnico visitante y mal defendidas por las visitantes permitieron cerrar el partido antes del descanso. Un descanso al que se llegaría con ese resultado de 3 a 1 para las locales. Si bien, estas pudieron aumentar el luminoso a sendos disparos de Aitana, Oshoala o de una Martens muy activa y dando muestras de una recuperación necesaria para su equipo.

La salida de vestuarios después del intermedio, mostró a una Real Sociedad mucho más activa y enchufada durante los primeros quince minutos, con una presión más efectiva que las llevó a acercarse con mayor peligro frente a los dominios de Sandra Paños, reclamando una pena máxima sobre Nahikari que hubiere podido acercar a las donostiarras en el marcador. Sin embargo, la colegiada, cuya actuación fue criticada por Arkonada al término del partido, omitió la reclamación de las visitantes. A partir de ese momento se fueron sucediendo los cambios en ambos conjuntos debido a las sobrecargas de estas alturas de la competición y después de los compromisos con las selecciones de sus países, y el juego se volvió frío como la noche que caía en la Ciutat Condal. Solo la entrada de Andressa que dejó muestras de su luz propia mediante un disparo de pícara y con mucha calidad al ver adelantada a Quiñones y superando a ésta con gran maestría. Del resto del tiempo transcurrido, control posicional sobre el terreno de juego de las blaugrana, con una Real Sociedad que no bajó los brazos en ningún momento y que siguió buscando con ahínco el portal contrario, gozando de alguna ocasión de gol, pero que no llegó a buen puerto ninguno de sus intentos, con una defensa blaugrana muy seria, destacando en esta una Candela Andújar que resolvió a la perfección su rol como lateral en esa línea defensiva, siendo destacada por Lluis Cortes al final del encuentro.

Al final del partido Candela Andújar valoraba positivamente el partido realizado por el equipo, quitando importancia a su nueva posición en el terreno de juego, toda vez que ella afronta cualquier situación con el reto de ayudar al equipo y cumplir con el comedido encomendado por Cortés. Oahoala también en zona mixta destacaba el gran trabajo del equipo dando mayor importancia a los logros del grupo por encima de lo destacable de la gran efectividad mostrada por ella en los minutos disputados desde que llegó. El técnico visitante Arkonada lamentaba que los goles fueran más por errores propios que por aciertos azulgranas y que la labor arbitral no había ayudado a su trabajo depresión, refiriendo que la superioridad blaugrana no necesitaba de las ayudas arbitrales en momentos puntuales del encuentro. Lluís Cortés destacaba la gran labor de sus jugadoras, destacando el papel en dicho encuentro tanto de Oshoala como de Candela, indicando que llegaban al partido del Wanda del fin de semana con sensaciones totalmente diferentes a las que se dieron cuando se enfrentaron a las colchoneras en las semifinales de la Copa de la Reina, y manifestando a preguntas de este medio que sabían de la fortaleza de la Real y de la presión alta a que las iban a someter como sucediere en el partido de ida y que a partir de trabajo constante y de una circulación rápida de balón habían podido superar la dificultad de este partido.

Ficha técnica

Barcelona: Sandra Paños, Marta Torrejón, Melanie Serrano (Leila 78’), Mapi, Candela Andújar, Vicky, Hamraoui (Andressa 73’), Alexia, Aitana (Andonova 81’) Oshoala (Claudia Pina 79’) y Martens.

Real Sociedad: Quiñones, Maddi, Iraia, Mendoza, Etxezarreta, Itxaso (Chini 46’), Baños, Palacios (Beltran 77’), Cardona (Carla Bautista 63’), Eizagirre y Nahikari (Manu 63’).

Goles: 19’ Oshoala (1-0), 28’ Nahikari (1-1), 33’ Aitana (2-1), 35’ Marta Torrejon (3-1), 76’ Andressa (4-1).

Colegiada: Martínez Martínez

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: Jordi Vinuesa

Artículos relacionados