Las N.C. Courage remontan al City y se plantan en la final

Las campeonas americanas e inglesas, North Carolina Courage y Manchester City (2-1), se enfrentaban en la segunda de las semifinales, conocedoras ya de su rival en la gran final de dentro de dos días.

Debían partir con ventaja las Courage, toda vez que su Liga hace semanas que está en marcha con lo que el engranaje del equipo tenía mejor puesta a punto que el de las inglesas, quienes tienen el inicio de liga en unos días, una vez acabada esta gira americana.

No obstante, quizás impulsadas por esa puesta a punto tan necesaria de cara a intentar revalidar el título conseguido la temporada pasada, las inglesas empezaron el partido muy enchufadas, teniendo un par de oportunidades en las botas de Weir primero, y después de la siempre peligrosa Beckie.

No obstante ese ir y venir típico del juego de la NWSL llevó a las de Carolina, tras los sustos iniciales, a disfrutar también en ese inicio de partido de diferentes acercamientos, en las botas de Lynn Williams siempre peligrosa por su gran coraje y velocidad y especialmente por la calidad de Debinha que buscó incesantemente el gol con diferentes disparos. Fueron unos primeros veinte minutos de idas y venidas en ambas áreas con ocasiones para ambos bandos que hacía prever que el partido podía tener bastantes goles, aunque la falta de acierto en él área impedía que el electrónico sufriere ninguna alteración.

La oportunidad más clara antes de romper esa igualdad estuvo en las botas de Mannion, Del City, quien tras una asistencia de la excelente mediocampista inglesa Jil Scott se topo con el palo a la salida de un córner. Esa ocasión precedió a un par de acercamientos más de las americanas que parecían estar más cerca del gol gracias al excelente trabajo por bandas de Dunn y Williams, y a una Debinha que no cesaba en su empeño de perforar la portería inglesa.

No obstante, al filo del descanso, y tras una gran asistencia de Beckie, sería Stanway quien consiguiera superar a la cancerbera local Rowland para poner por delante a las citizens que conseguirían mantener es resultado hasta el descanso, y ello frente al arreo en los últimos instantes de las locales, quienes se acercaron peligrosamente al marco inglés con sendos disparos de Debinha, Dunn, Mewis y Hamilton, que intentaron retornar la igualdad al electrónico.

Empezó el segundo tiempo como el inicio de partido, con ocasiones en ambos marcos, si bien con las americanas más frescas de ideas y de piernas que les permitía llegar en mayor medida y mejor disposición frente al marco de Roebuck, quien tenía que hacer frente a los disparos de Williams, Mewis y Dunn, pero tanto la cancerbera como la línea defensiva se mantenían firmes y evitaban que el equipo de lasa Courage consiguiera la igualada.

A partir del minuto 60 empezó el carrusel de cambios por ambos equipos, intentando aportar frescura a sus equipos, si bien y a pesar de las nuevas incorporaciones sobre el verde, seguían siendo Debinha y Williams las jugadoras más incisivas sobre el rectángulo de juego, pero con la misma dinámica de la falta de acierto en los metros finales. Los últimos veinte minutos se convirtieron en un asedio de las americanas sobre él área inglesa con una Jessica McDonald que había cogido el relevo de su compañera Williams. Y la constancia de las de North Carolina tuvo su recompensa en los minutos finales, primero cuando Meehan, que había entrado en esos compases finales y ya había tenido un par de claras ocasiones, conseguiría en el minuto 84, perforar por fin las mallas inglesas después de la asistencia de O’Reilly, también incorporada en el segundo acto.

De ahí hasta el final del encuentro, las inglesas intentaron sacar fuerzas de flaqueza y tuvieron un par de acercamientos a la portería defendida por Rowland, si bien fueron las americanas, más rodadas y más frescas, a la vez que más acostumbradas a estos minutos finales, quienes generaban mayor peligro siguiendo con el asedio al marco inglés, especialmente a través de McDonald y de la goleadora Meehan. Precisamente sería la primera de ellas, McDonald, quien con el tiempo ya cumplido y el añadido a punto de acabar camino de los penaltis aprovecharía una asistencia de la zaguera Hinkle para llevar a su equipo a la gran final del domingo.

Allí las espera el todopoderoso equipo europeo en seguramente la final soñada entre los dos mejores equipos de cada continente y que promete ser un partido de altos vuelos.

 

Ficha técnica:

North Carolina Courage: Rowland, Roccaro, Hinkle, Erceg, Mathias (O’Reilly 66’), Debinha, Mewis (Spetsmark 76’), Dunn (Spence 76’), Zerboni (O’Sullivan 65’), Williams (Meehan 76’) y Hamilton (McDonald 46’).

Manchester City: Roebuck, Houghton, Stokes, Bonner, Mannion (Fidalgo 75’), Weir, Wullaert (Lee 65’), Scott, Walsh, Beckie (Bremen 75’) y Stanway (Hemp 60’)

Goles: 0-1 Stanway 41’, 1-1 Meehan 84’, 2-1 McDonald 90+3.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía:

N.C. Courage

Artículos relacionados