La UEFA aplaza la Women’s Champions League sine die

Esta mañana se ha reunido la UEFA, por videoconferencia, con representantes de las 55 federaciones miembros, la Asociación de Clubes (ECA), las ligas (EPFL) y los sindicatos (FIFpro) para reorganizar el calendario futbolístico, tan trastocado por la crisis del coronavirus que ha obligado a aplazar casi todas las competiciones sine die. Había mucho dinero en juego y se querían terminar todos los torneos, ya que algunos de ellos premian económicamente a los clubes que también reciben el correspondiente estipendio económico de los patrocinadores a cambio de la visibilidad de estos en cada encuentro. En el caso de la Champions masculina y la Europa League cabía la posibilidad de jugar a un solo partido y las federaciones de cada país podían dictaminar el final de su liga, proclamando campeón y descensos como estuvieran situados al suspenderse. Otra opción era anular la temporada y la tercera era aplazar la Eurocopa masculina, que en un principio se debería jugar este año, hasta el 2021, para ganar tiempo y dejar días libres en el calendario en los cuales poder concluir las demás competiciones. Esta última opción parecía la más sensata, pero días atrás el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin se negaba en rotundo, ya que también afectaría a la disputa de una nueva competición, el Mundial de Clubes, planeada para el año que viene, la cual se espera que reporte grandes beneficios económicos. Sin embargo, la situación ha cambiado. Hoy podría parar la liga Ucraniana que es la única que se está disputando actualmente.

Finalmente, se ha decidido aplazar todas las competiciones y partidos de la UEFA (también los amistosos) para clubes y equipos nacionales, tanto para hombres como para mujeres, incluida la Eurocopa masculina al 2021, que en principio se disputará del 11 de junio al 11 julio, para que se jueguen las demás competiciones masculinas. Por su parte, la Eurocopa femenina mantiene sus fechas, del 7 de julio al 1 de agosto, por lo que coincidirán ambas en parte. Además, tal y como les adelantamos en Reinas del balón, la UEFA Womens Champions League queda aplazada hasta una fecha sin determinar, a la espera de la evolución de la crisis del coronavirus.

Al anunciar las decisiones, el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, dijo:

«Estamos al frente de un deporte en el que vive y respira un gran número de personas y que ha sido abatido por este invisible y veloz oponente. Es en momentos como estos cuando la comunidad del fútbol necesita mostrar responsabilidad, unidad, solidaridad y altruismo«.

«La salud de los aficionados, el personal y los jugadores tiene que ser nuestra prioridad número uno», afirmó, «en ese espíritu, la UEFA presentó una gama de opciones para que las competiciones puedan terminar esta temporada de manera segura y estoy orgulloso de la respuesta de mis colegas en el fútbol europeo», enfatizó Ceferin. «Hubo un verdadero espíritu de cooperación, y todos reconocieron que tenían que sacrificar algo para lograr el mejor resultado», subrayó, para luego continuar:

«Fue importante que, como órgano de gobierno del fútbol europeo, la UEFA liderase el proceso e hiciera el mayor sacrificio. Mover la EURO 2020 representa un gran costo para la UEFA, pero haremos todo lo posible para garantizar que la financiación vital para el fútbol base, el fútbol femenino y el desarrollo del juego en nuestros 55 países no se vea afectada. El propósito por encima del beneficio ha sido nuestro gran principio al tomar esta decisión por el bien del fútbol europeo en su conjunto«, aseguró.

«El fútbol es una fuerza inspiradora y poderosa en la sociedad. La idea de celebrar un festival paneuropeo de fútbol en estadios vacíos, con zonas de aficionados desiertas mientras el continente se sienta en casa en el aislamiento, es una idea sin alegría que no podríamos aceptar para celebrar el 60º aniversario de la competición«, señaló, ante la posibilidad de jugar a puerta cerrada.

Después, en el capítulo de agradecimientos declaró:

«Quiero agradecer a la Asociación Europea de Clubes, a las Ligas Europeas y a FIFPro Europa por su gran trabajo de hoy y por su cooperación. También quiero agradecer de todo corazón a las 55 federaciones nacionales, a sus presidentes y secretarios generales, y a mis colegas del Comité Ejecutivo por su apoyo y sus sabias decisiones. Los detalles se trabajarán en las próximas semanas, pero los principios básicos han sido acordados y eso es un gran paso adelante. Todos hemos demostrado que somos líderes responsables. Hemos demostrado solidaridad y unidad. El propósito por encima del beneficio. Lo hemos logrado hoy«.

«También quiero agradecer a Alejandro Domínguez y a la CONMEBOL, que han acordado aplazar la Copa América 2020 de la CONMEBOL (la femenina es en el año 2022) para seguir las recomendaciones de los organismos internacionales de salud pública de promulgar medidas extremas y como resultado del aplazamiento de la EURO 2020. Esto significa que los clubes y ligas de Europa tendrán la menor interrupción posible en la disponibilidad de sus jugadores. Estos esfuerzos conjuntos y, especialmente, esta decisión coordinada y responsable, son muy apreciados por toda la comunidad del fútbol europeo«.

«Quiero dar las gracias a la FIFA y a su Presidente, Gianni Infantino, que ha indicado que hará todo lo necesario para que este nuevo calendario funcione. Ante esta crisis, el fútbol ha mostrado su mejor cara con apertura, solidaridad y tolerancia«, concluyó.

Seguiremos informando…

 

Autor: Luis Fernando Ramos

Fotomontaje: Lorena Peña

 

Artículos relacionados