La tarde quedó en tablas

La tarde quedó en tablas

El Centro Deportivo Wanda Alcalá de Henares albergó el encuentro que enfrentó al Atlético de Madrid y al Deportivo Abanca, ya que, en su día fue aplazado como consecuencia de los positivos por Covid de varias jugadoras. La tarde era radiante gracias a un sol que parecía caer a plomo sobre las cabezas de los espectadores, auténticos héroes y heroínas que durante más de dos horas aguantaron la falta de piedad del astro rey.

Los puntos en juego eran vitales para las jugadoras gallegas de ellos depende la posible salvación, cada pieza conquistada vale un Potosí. Para las de la orilla del Manzanares la situación es bien distinta, atraviesan el páramo de la indiferencia, el único aliciente, que no es poco, todo hay que decirlo, es enfundarse la zamarra rojiblanca y saltar al verde a dejar hasta la última gota de sudor por hacerse con la victoria.

Vibrante comienzo

Las dos escuadras decidieron no dejar para más tarde la tarea de imponerse sobre el terreno y en el marcador electrónico. Nos prometían un choque intenso, arrebatador, donde las intenciones no se ocultaban, al contrario eran latentes en cada disputa del balón. El Atlético de Madrid golpeó primero interpretando a la perfección el guion de una jugada ensayada. Falta lateral que Amanda se encarga de colocar al fondo de la melé de jugadoras, y allí Van Dongen conecta un cabezazo tan hábil, tan correcto, que acaba con el balón en lo más hondo de las redes gallegas.

Como el partido prometía pasión, las visitantes no se apocaron y cumplieron en su aportación de adrenalina. En escasos siete minutos el luminoso volvía a  estar nivelado. Gaby remató desde muy cerca y casi sin ángulo, alojando la pelota más allá del alcance de la cancerbera rojiblanca. No acabó aquí el deambular del esférico por territorios peligrosos. Las oportunidades se sucedieron, los uys, pero no unos uys cualquiera, no unos uys de compromiso, unos uys con principio de taquicardia pasaron de un color a otro, del rojiblanco al blanquiazul. De nada sirvió, el marcador quedó anclado en el mar de los Sargazos del uno a uno.

Dominio colchonero

Para la segunda parte Sánchez Vera decidió dar salida a la guardia pretoriana, poner sobre el tapete la experiencia de los pesos pesados, en otras palabras, Meseguer y Aleixandri se enfundaron el traje de faena y pusieron sus piernas al servicio de la causa rojiblanca. El dominio local pasó a ser el denominador del encuentro. El Deportivo comenzó a valorar lo que había obtenido, el punto se atesoró con mayor medida, cada minuto que caía más dorado se volvía. Esto influyó, se apretaron las filas, se juntaron las líneas. Con urgencia se construyeron trincheras alrededor del área gallega. Todo lo necesario para aguantar el asedio. El esfuerzo defensivo obtenía frutos, al Atleti le costaba encontrar la línea de fondo, los pasillos, los huecos por donde tirar a portería. Las visitantes sin demasiada algarabía diluían el esfuerzo de unas locales que no cesaban de intentarlo.

Los minutos volaban con la pesadez de la insistencia sin que el resultado se moviera. La resignación se instaló en el corazón de la hinchada colchonera junto con el deseo de que la temporada concluya de una vez por todas. El punto que viaja para A Coruña puede, al final de la campaña, tener un valor incalculable.

FICHA TÉCNICA

ATLÉTICO DE MADRID – Pauline, Kazadi (Bernabé 38´), Tounkara (Aleixandri 46´), Van Dongen, Storm, Amanda (Ajibade 65´), Iglesias (Meseguer 52´), Santos, Knaak (Bonetti 46), Laurent y Ludmila.

ENTRENADOR – José Luis Sánchez Vera

DEPORTIVO ABANCA – Esther, Eva (Patricia 48´), Arnáiz, Martínez, Villegas, Bedoya, Ainoa, Athenea, Alba (Sánchez 73´), Peke (Muiño 63´) y Gaby.

ENTRENADOR – Manuel Sánchez

GOLES 1-0 Van Dongen 12´. 1-1 Gaby 19´.

COLEGIADA – Claudia Cebollada

AMONESTACIONES – Tarjeta amarilla para las jugadoras locales Kazadi 29´y Van Dongen 48´. También para las visitantes Gaby 11´ y Ainoa 61´.

 

Autor: Emilio Mahugo

Fotografía: Atlético de Madrid 

 

 

Artículos relacionados