Hablando de fútbol con José Luis Sánchez Vera

José Luis Sánchez Vera es un nombre asociado a una etapa gloriosa del Atlético de Madrid y por añadidura a la historia del fútbol femenino en España. Las rojiblancas con José Luis ocupando el puesto de entrenador fueron capaces de desplegar un juego bonito, versátil, efectivo, contundente y preciosista que llevaron al equipo con la osa y el madroño en el escudo a conquistar el título de liga por tercer año consecutivo. La meta final no es un asunto baladí, muy al contrario, aunque lo mas sustancial es cómo se llega a ello; el viaje, el disfrute de todo lo que va aconteciendo hasta arribar al desenlace definitivo. No podemos olvidar el combustible imprescindible para mover la máquina, es una mezcla poderosa y contundente de trabajo y pasión.

Entrevistar a Sánchez Vera es un autentico placer, José Luis te lo pone muy fácil, su cercanía y el sentimiento que derrocha cuando habla de fútbol, convierte la entrevista en una tertulia placentera  donde no hay preguntas ni respuestas y a la que nunca deseas poner fin.

 

Situación muy complicada esta que atravesamos

«Llevamos dos meses parados y fastidiados, esto va a cambiar, según conocemos cómo estaba montado el negocio, va a cambiar, el coronavirus nos ha afectado muchísimo. Y lo va seguir haciendo, tal vez no en lo que se refiere a los seis o siete grandes pero en el resto lo hará con profundidad«.

Que temporada tan extraordinaria realizasteis

«Fue un compendio, se juntaron un montón de factores para que fuera un año bonito y diferente. Ojala vengan otros más, aunque como ese va a resultar complicado. Eso que nos llevamos y ya no nos lo quita nadie. Hay que disfrutar esos momentos porque nunca sabes cuándo vas a volver a ganar. Fue una temporada que salió prácticamente redonda. Fue algo inolvidable para todo el grupo. Y volveremos a vivir esas sensaciones, volverá, volverá, el Atleti se reinventara, seguro. Eso sí, hay que invertir ya que la dualidad Barca Atleti se ha roto, parece que el Barcelona se ha despegado y los que vienen por detrás, Levante y demás aprietan de lo lindo. Como el Atleti no quiera entrar en ese barco, el de la inversión, mucho cuidado. Si no inviertes y fichas a buen nivel, te van a pasar por la derecha sin ningún miramiento hagas lo que hagas. El tema de la pandemia no va a ayudar y veremos cuál va ser la política del club este verano cara a la nueva temporada«.

Habrá que confiar más que nunca en Lola y María

«Pero como no todo depende de ellas, por mucho que ellas quieran, presionen y tengan buenas intenciones, como el club no quiera dar un pasito más de verdad, los que vienen por al lado son trasatlánticos. En el fútbol femenino se nota mucho eso. Vamos a ver cómo se van recomponiendo y cómo van quedando las cosas«.

Dejaste el banquillo pero sigues vinculado al Atleti

«Si, claro, yo he seguido con el tema del departamento de análisis. Soy de intentar transmitir con todo lo que hago, y llegó un momento que veía que me costaba hacerlo, soy muy abierto con todo, se me ve venir. Hay cosas que me desgastan y a pesar de que yo tenía dos años más de contrato, y que como atlético tengo mucho más que agradecer que reprochar, se dio una situación de mútuo acuerdo. Yo era entrenador del primer equipo pero continuaba trabajando en el departamento de análisis y fue un poco continuar con el departamento y no desvincularme más. Tengo contrato hasta final de temporada y continúo trabajando para el club«.

Vale, en estos días supongo que la actividad se ha vuelto mínima

«Sí, sí. Desde el 14 de marzo estamos en un ERTE, pero sí, yo tengo contrato con el Atleti«.

El covid-19 nos está afectando, habló ahora a nivel laboral, a todos. A unos en mayor medida que a otros. ¿Qué tal vosotros?

«Ha habido un poco de todo, por parte de los que nos dedicamos a la parcela deportiva que trabaja con análisis propios y de los rivales, al pararse todas las competiciones todavía puedes ir sacando cosas, aprovechas para ver vídeos, y a partir de ahí para trabajar con los chicos. Pero se ha parado todo, al principio parecía que iba a ser por menos tiempo, pero esto se ha ido alargando. Llega un momento que ya no puedes hacer nada más. Es un escenario especial para cualquiera, muy paralizado todo, viviendo una situación difícil y atípica porque ya son muchas semanas sin trabajar y sin fútbol«.

El Atleti fue tu primera experiencia como técnico de un conjunto femenino. Nunca antes te habías hecho cargo del banquillo de un equipo de jugadoras

«A nivel profesional no, había estado trabajando con temas de análisis, pero mi faceta de entrenador desde los dieciséis años había sido con fútbol masculino. Sí que tenía mucho contacto por mi trabajo, por los análisis y demás con el femenino, pero lo que se dice entrenar, el Atleti fue la primera experiencia«.

Fútbol masculino, femenino, más o menos potencia, la técnica, fuerza, calidad, vistosidad, nobleza. Siempre estamos a la gresca con la comparativa, a veces parece una cuestión inevitable. A mí en ocasiones también me ocurre, es como si no pudieras escapar de ello

«Para mí es el mismo deporte y en el gusto están los colores. Puedes decir no, es que no tienen la misma fuerza, pero es que nunca va a ser igual, nunca va a ser igual. Que te pueda parecer más atractivo o menos por una situación de fuerza, yo creo que no hay que entrar en ese tipo de cosas. Es una cuestión de la evolución de la sociedad, si nos quedamos solo en los patrones de fuerza, pues oye, si nos quedamos solo en eso, pues a lo mejor lo que tienes que ver es otro deporte. El fútbol está formado por muchos más componentes, y yo te puedo decir que en mi experiencia con el Atleti, y he estado en diferente categorías, que el año con las chicas ha sido la temporada que en el aspecto táctico de empezar a jugar el equipo como yo quería, más he disfrutado. Es como un puzzle, cada sábado era una historia, siempre les decía imaginaros una historia diferente, en lo que queremos hacer. Ha sido el año en el que más he gozado como entrenador, con lo que he podido hacer, con lo que he podido trasmitir. Me divertí muchísimo con el fútbol femenino, porque para mí hay un aspecto diferencial y es la capacidad de aprendizaje. Yo creo que la futbolista sabe que tiene «años de retraso» respecto al fútbol masculino y siente una capacidad de aprendizaje mayor. En el masculino un niño de quince años parece que ya lo sabe todo, que ya es Leo Messi. Esto en el femenino no te lo encuentras, entonces poseen esa capacidad de absorber, de poder llegar; y ellas saben y quieren dar esos saltitos, para mí ha sido un autentico lujo. Supongo que viviré más sensaciones similares, pero como esta que ha sido la primera, difícil. Veo muchos partidos de fútbol femenino y me divierte muchísimo y creo que cada vez hay mayor atractivo en todo, composición de plantillas, desarrollo técnico, cada vez mejores equipos. Para mi todo es fútbol«.

Tu Atleti jugaba muy bien al fútbol, supongo que coincidimos

«Se dio todo muy bien desde el inicio. La ideas que intentábamos transmitir se llevaban perfectamente al césped. Las jugadoras se acoplaron muy bien unas a otras y ese empaque las hizo mejores. Acertamos en el acople de piezas, y toda las inercias que se generaban hacían que cada una mejorara en su rendimiento. Esa situación, por ejemplo, de Amanda y Sosa como interiores, y esa pausa que te daba Jenni, revertían en obtener el mejor rendimiento tanto del equipo como de ellas. Hay inercias en el campo, que por eso es un juego colectivo, que te llevan a mejor. Esto es muy claro, por ejemplo, vemos como Messi es el mejor jugador del mundo con el Barcelona y, sin embargo, no es el mismo con la selección argentina. Es normal, lo que tiene al lado en su equipo no es lo mismo que lo que le acompaña en la selección. El año pasado conseguimos perfiles que hacían que el equipo diera la mejor versión de sí mismo, pero tanto a nivel colectivo como individual. Y este año han habido perfiles que bajo mi modelo e idea no eran lo mismo. Hablando con María, comentaba que para este curso se imaginaban un equipo más directo más vertical, que no arriesgara tanto en salida. Y bueno vale, perfecto, pero no era el proyecto con el que yo he renovado y creo. Por eso al inicio de temporada podíamos decir oye, con los patrones del curso anterior y siendo prácticamente la mismas por qué cuesta tanto, Pero es que hay diferentes inercias que si tú las rompes tienes muchísima dificultad para salir adelante. Por eso en cada modelo hay siempre piezas sobre las que gira todo porque son las que llevan a cabo tu propuesta. Y el Atleti ahora mismo, por el perfil de futbolistas que tiene, al salir Jenni y meter a Duggan o Charlyn que son jugadoras más verticales, no es la pausa de Jenni, por ejemplo. Sacas a Kaci que es una jugadora de equilibrio, de ese pase de tres metros, pase corto; cambias por Torrecilla que es una futbolista excepcional pero que es todo lo contrario. Con estas futbolistas no se puede seguir el mismo modelo. Es imposible».

«Es un equilibrio que tú no tienes ahora, ¿qué ocurre? y no se trata de que Virginia sea mejor o peor que Kaci, son dos jugadoras top, pero para el modelo que queríamos los perfiles que ahora mismo tenemos no encajan. Si lo que queremos ahora es un conjunto que se repliegue, pues el que no pinta nada ahí soy yo, porque yo con eso no me quiero identificar y yo no voy a ser así. Al final soy un técnico que obviamente va con sus ideas e intenta disfrutar con lo que yo sé hacer y con lo que yo creo que la gente se divierte. A veces eso se ha malinterpretado».

«Mira, el otro día hablaba con Sari, que es un fichaje del club, y viene de ser la mejor portera del Mundial, pero que los perfiles de Sari y Lola son como blanco y negro. Sari es una de las cinco mejores guardametas del mundo, pero yo el año pasado con Lola, que la criticaron  mucho y el único responsable soy yo, porque la exigí que jugara, que jugase el pase corto, que buscase la situación de jugadora libre, que empiece la superioridad del equipo por ella, que para mí ella es una jugadora más de campo, no es una portera que tan solo se dedica a parar. Cuando todo esto se lo explicas a Sari, pues claro, me mira como diciendo. José yo me dedico a parar. Lo que quiero argumentar es que Sari es una muy buena portera pero para mi idea de juego no encaja. Pues por ahí es por donde han venido las cosas, han cambiado y ojalá el club se asiente, piense en qué queremos ser y cuando se tenga esto claro se va a buscar lo que realmente se necesita. Porque con otra cosa no nos llega para ser lo que queremos ser. Espero que sean capaces de manejar bien la situación porque creo que tienen un contexto importante para hacer las cosas bien. No te puedes dormir ni un segundo y como te equivoques un par de años te quedas en la cola, esa es la realidad, ya que el fútbol femenino está creciendo muchísimo».

«¿Por qué Sari fue titular sobre Lola con Pablo? Porque era otro concepto, Pablo fue un entrenador que se replegó mucho más, fue más directo, no arriesgaba en salida, no jugaba con medios centros, pues ahí se ajusta claramente Sari. Si tú te echas atrás, el rival te va a someter más, va a meter más centros laterales, más juego aéreo, pues claro, te encaja Sari más que Lola. Pero como esa no era mi idea empezó el año Lola. Mi trabajo con Sari los dos meses fueron situaciones de vídeo, trabajando para que ella entendiera y la pobre decía, madre mía míster en que embolado me habéis metido. Nos equivocamos en tres o cuatro piezas que no encajaban en la idea que quería y como atlético no iba a seguir haciendo algo con lo que no estaba a gusto. Además, a mí cuando no estoy a gusto se me nota mucho y no quería que la situación fuera de desgaste y vino mi salida un poco por ahí. Y ahora solo resta desear que se hagan las cosas bien y el técnico encargado y el club lo tengan claro. como sucedía el año anterior, que podías perder o ganar pero las intenciones que tenías estaban clarísimas. Que ese es el punto de partida para que un proyecto tenga base«.

Pablo, ¿qué te sucedió en el banquillo, no terminó de acertar, no encontró la tecla adecuada?

«El éxito de los años anteriores ha sido ese, que no se había dejado nada en los partidos que no te debes dejar nada, aunque pierdas con el Barça si todo lo demás lo ganas y a su vez el Barça se deja algo, pues ya lo tienes. Y este año han habido tres o cuatro empates que te han puesto a nueve puntos y al principio estabas a uno y por ahí ha surgido toda la situación. Ha sido un año complicado y no creo que Pablo sea responsable. No hemos seguido una línea que estábamos siguiendo. Si tú quieres continuar con un modelo, pues es lo que comentamos, tienes que buscar a alguien que siga ese patrón. Por inercia los primeros encuentros salieron bien, pero después con esos empates se perdió la estela del Barça».

«La confianza de las futbolistas yo me la gané porque al principio tuvimos la fortuna de conseguir todos los puntos y encima pasamos la eliminatoria contra el Manchester City y esto hizo que todo el mundo creyera, si no hubiéramos pasado a octavos, puede que todo lo demás hubiera sido diferente«.

 Supongo que te gustaría volver a entrenar y por añadidura al Atleti

«Claro que me gustaría volver a entrenar, si saliera algo que me encantara sí, por supuesto. Ojalá mi vida profesional me permita trabajar en el Atleti, ya que ha sido, es y será mi equipo, independientemente de donde me encuentre«.

Vuelve la liga masculina con las restricciones pertinentes y necesarias pero a la liga femenina rápidamente se le dio carpetazo y punto y final

«Para estas cosas soy mucho más tajante, el concepto que tenemos que buscar en este caso no es la igualdad sino la equidad, y en el recorrido de esta búsqueda de la equidad el fútbol femenino no tiene todavía lo que realmente se merece, por eso no se puede salir a competir, no se avanza, o cuesta demasiado avanzar. No se trata de un agravio comparativo, no es que las chicas tienen que jugar porque los chicos lo hacen. No, las chicas tienen que jugar por esto, por esto y por esto, independientemente de que los chicos lo hagan. Cuando se den esas condiciones de equidad el fútbol femenino se desarrollará en plenitud. El fútbol profesional son todas no solo el equipo que tiene mas dinero, son todas«.

El nivel en España esta mejorando visible y notoriamente, de hecho hay dos equipos clasificados para cuartos de final de la Champions

«El trabajo y el nivel de la liga española es cada vez mejor. El Olympique está a otro nivel, por encima de los demás, pero bajando un escalón nos encontramos al Wolfsburgo y por ahí también está el Barça, que ha trabajado muy bien los últimos años, con unas ideas y objetivos muy claros«.

 

La conversación se desarrollo bajo el manto de la frialdad del teléfono, fueron minutos que para mí que me encanta escuchar a las personas que hablan con conocimiento y pasión pasaron volando, donde disfruté enormemente de cada comentario de José Luis. En circunstancias mas «normales», es decir, cara a cara y con unos cafés entre medias, estos minutos seguro que se habrían convertido en horas. Y es que Sánchez Vera es un conversador amable y generoso, que derrama sus opiniones sin estridencias y con pleno  convencimiento. Dejemos pues la puerta entornada  para que pronto vuelva a refrescarnos la brisa de sus palabras.

 

Autor: Emilio Mahugo

Fotografías: Lorena Peña

 

Artículos relacionados