El Granadilla se muestra superior ante un rival directo.

Bajo un calor de justicia y ante algo más de 710 espectadores se ha disputado a las 12:00 hora insular un gran encuentro entre el Granadilla y el Valencia CFF, 4º y 5º clasificados de la temporada pasada.  Un partido con alta carga emocional ya que las tinerfeñas querían dedicarle una victoria en casa a su entrenador Toni Ayala, el cual fue hospitalizado de gravedad y por otra parte el reencuentro de Joyce Borini ahora en las filas del Granadilla con las que han sido sus compañeras durante 3 temporadas en el Valencia.  Una Joyce Borini muy activa y motivada durante los minutos que ha estado en el campo llegando a ver una cartulina amarilla fruto de su ímpetu.  Las dos escuadras formaban con algunos cambios en sus onces iniciales, Reis, Estella, Simpson, Gavira, Pisco (c), Doblado, Lázaro, Tui, Joyce, Mª José Pérez y Martín Prieto por parte del Granadilla y Vreugdenhil, Nicart, Carro, Jucinara, Sandra, M. Peiró, Mari Paz, Aedo, Carol Férez, Gaitán (c) y Beristain por el conjunto Che.

El encuentro arrancó como se esperaba de ambos equipos con un intercambio de golpes, las de Oscar Suarez buscaban el control del balón mientras que las tinerfeñas salían al contragolpe buscando un futbol directo y rápido hasta el punto de llegar a disponer de 3 disparos al poste.  Desde bien pronto la portera local empezaría a erigirse como una de las más destacadas controlando muy bien las salidas, a su defensa y haciendo paradas muy meritorias a disparos de Mari Paz Vilas.  Pero ese futbol directo y rápido vería frutos en el minuto 38 cuando María José era derribada en el área por Nicart provocando un penalti que ella misma se encargaría de materializar con un tiro ajustado a la derecha de la portera Che, el primer gol subía al marcador frente a la alegría de la parroquia insular.  Antes de llegar al descanso Mari Paz aun dispondría de 2 ocasiones de empatar el partido pero una vez más la gran actuación de la guardameta Aline lo desbarataría.

Tras el descanso el Valencia salió dispuesto a empatar el partido pero el Granadilla estaba muy bien asentado en el campo, sobre todo en defensa y era un gran peligro al contraataque. ambos entrenadores parece se pusieron de acuerdo y comenzaron el carrusel de cambios casi al mismo tiempo pero el más efectivo fue una vez más por parte del Granadilla ya que a los 2 minutos de salir al campo Ana González materializó el segundo gol dando ánimos a las insulares y poniendo el nerviosismo en el conjunto Che, los cuales llevarían a que la guardamete suplente Maria Pi viera la cartulina amarilla desde el banquillo.  La sentencia del partido llegaría en el minuto 87 en los pies al botar magistralmente una falta directa al borde del área sorprendiendo a la guardameta valencianista que solo pudo ver como el balón se alojaba en sus mallas.

Gran victoria del conjunto tinerfeño ante un rival directo lo que las sitúa 4ª en la clasificación y les da ese halo de moral ante el difícil desplazamiento que le espera en la próxima jornada para medirse al actual campeón de liga el Atlético de Madrid.

 

David Barragán

 

Artículos relacionados