Apagón en redes contra el abuso online

Apagón en redes del fútbol inglés contra el abuso online

El próximo fin de semana, habrá un apagón en redes del fútbol inglés contra el abuso online.

Desde hace meses, el fútbol inglés está siendo muy incisivo en contra del abuso online. Más específicamente, contra los individuos que se amparan en el anonimato de las redes para insultar, vejar y acosar a personas relacionadas con este deporte.

Meses de trabajo en contra del abuso

En febrero de este año, la federación y las principales asociaciones y sindicatos del fútbol inglés lanzaron un comunicado. Una carta abierta instando a las compañías dueñas de los principales medios sociales a que tomasen medidas para combatir la cada vez más creciente ola de comentarios racistas, sexistas y homófobos vertidos en contra de futbolistas y árbitros en sus redes.

La carta, apelando a «razones básicas de decencia humana«, pedía a los dueños de Facebook o Twitter que usasen su influencia para terminar con el abuso. Ninguna de las compañías se ha pronunciado al respecto (al menos, públicamente).

Han pasado varios meses y, lejos de arreglarse el problema, éste va en aumento. Partido tras partido, sin importar el equipo, clubes y jugadores reciben odio en redes sociales y nadie pone cartas en el asunto.

Instagram y Twitter se amparan en que sus medidas para prevenir este tipo de mensajes son efectivas (borrando y bloqueando cuentas). Pero, lo que se denuncia es que nadie pone límites al número de cuentas que un individuo puede tener para seguir continuando con estas prácticas. Amén de que para que eliminen una cuenta se necesitan muchas denuncias. Pueden pasar incluso meses antes de que la compañía decida tumbar una cuenta.

Los jugadores, hartos de la inacción de las plataformas

Mientras tanto, jugadores como Rinsola Babajide (Liverpool), Tammy Abrahams y Pernille Harder (Chelsea) o Lauren James, Axel Tuanzebe y Marcus Rashford (Manchester United) reciben de forma sistemática mensajes racistas, homofóbicos y sexistas en sus perfiles de redes sociales. El árbitro Mike Dean llegó a recibir amenazas de muerte contra él y su familia.

Leyendas como Thierry Henry (Arsenal) y Karen Carney (Chelsea) se han visto obligados a cerrar sus cuentas en redes sociales por este motivo. El propio Henry (con 15 millones de seguidores) reconocía que no volvería a las redes hasta que las plataformas «no reaccionen al racismo, la intimidación y la tortura mental que esto conlleva».

Nuevo comunicado

Anoche, la federación de fútbol inglesa (la FA), las asociaciones de las principales ligas inglesas (Premier League, EFL, FA WSL y FA Women’s Championship), los sindicatos de futbolistas (PFA) y entrenadores (LMA), las asociaciones de árbitros (PGMOL) y aficionados (FSA) y la organización Kick It Out lanzaron un nuevo comunicado.

En él, anuncian que todos los equipos, de manera conjunta y a modo de boicot, harán un «apagón» en sus redes sociales durante todo un fin de semana. Este «apagón» afectará a equipos de todas las ligas y en varias competiciones, incluido el partido de vuelta del Chelsea en semifinales de la UWCL.

Apagón en redes del fútbol inglés contra el abuso online
Los equipos ingleses se han unido a la campaña #TakeAStand en contra del abuso online

Boicot a las redes sociales

«La FA, Premier League, EFL, FA Women’s Super League, FA Women’s Championship, PFA, LMA, PGMOL, Kick It Out y la FSA se unirán en un boicot a las redes sociales desde las 15:00 del viernes 30 de abril hasta las 23:59 del lunes 3 de mayo en respuesta al abuso online que jugadores y otras personas relacionadas con el fútbol están sufriendo en la actualidad de manera reiterada.

Esta acción ha sido programada para que tenga lugar a lo largo de una jornada que afecte tanto a las ligas masculinas y femeninas profesionales. Se verán involucrados clubes de la Premier League, EFL, WSL y la Women’s Championship, que desconectarán sus cuentas de Facebook, Twitter e Instagram.

Como colectivo, este deporte reconoce el gran alcance y el valor que las redes sociales añaden a nuestro deporte. La conectividad y el acceso de los aficionados, que son el alma de este deporte, siguen siendo vitales.

Sin embargo, este boicot viene a demostrar que el fútbol inglés se une para enfatizar que las compañías dueñas de los medios sociales deben poner más de su parte para erradicar el odio en redes sociales, resaltando la importancia de educar a la gente en la lucha diaria en contra de la discriminación».

Alguien debe hacerse responsable

«En la carta que publicamos en febrero de 2021, el fútbol inglés puso énfasis en su petición a las compañías dueñas de los medios sociales acerca de la necesidad urgente de filtrar, bloquear y agilizar el método de desactivar publicaciones ofensivas, mejorar el proceso de verificación y registro, así como una asistencia activa a las fuerzas del orden público para identificar y perseguir a los autores de contenido ilegal. Nos consta que algo se ha avanzado en este aspecto, pero reiteramos en nuestra petición a día de hoy en un intento de frenar el incesante caudal de mensajes discriminatorios y asegurar así que haya consecuencias en la vida real para los perpetradores de abuso online en todas las plataformas.

Somos conscientes de que esta acción de boicot del fútbol en solitario no va a erradicar en absoluto el abuso y la discriminación, pero seguro demostrará que este deporte está dispuesto a dar pasos voluntarios y proactivos en esta larga lucha.

En conclusión, mientras nuestros jugadores se posicionan contra las injusticias, instamos al gobierno del Reino Unido para que garantice que su propuesta de Ley para la Seguridad Online traerá consigo una legislación más fuerte para hacer responsables a las compañías de medios sociales de lo que ocurre en sus plataformas, tal y como discutimos a principios de esta semana en la mesa redonda del DCMS Online Abuse».

Entre todos debemos ponerle fin

Como bien dice el comunicado, ésta es una medida que no va a detener a los matones que se sientan detrás de un teclado a verter odio, pero sí que puede ser una llamada de atención para miles de usuarios que normalmente «pasan» al leer este tipo de mensajes. En nuestras manos está también el denunciar y reportar este tipo de abuso.

Desde el año pasado, jugadores y árbitros se arrodillan al comienzo de los partidos en señal de protesta contra las injusticias sociales. El abuso online es una de ellas, y muchos de los que hincan la rodilla en el suelo son víctimas de ello. Sin lugar a dudas, este apagón en redes contra el abuso online podría ser una llamada de atención para las compañías dueñas de las plataformas. Éstas se verán privadas de millones de interacciones durante varios días. El fútbol inglés ha dicho «¡basta!».

Autora: Marga Martín

Fotografía: FA WSL 

Artículos relacionados