Alzando el vuelo

Frenético e inesperado inicio de partido el vivido esta tarde en la Ciutat Esportiva Dani Jarque. Se enfrentaban un Espanyol situado en la parte baja y necesitado de puntos para traducir en buenos resultados las buenas sensaciones de los últimos partidos, frente a un Levante que después de 4 empates seguidos pretendía volver a la senda del triunfo para no perder la distancia conseguida respecto de los perseguidores de la anhelada tercera plaza, y confiando quizás en algún tropiezo del Barça para asaltar la segunda posición que da acceso a Champions.

La mayor intensidad del Espanyol pareció sorprender a un Levante que durante los primeros compases del partido pareció seguir en vestuarios aunque el balón ya hubiere empezado a rodar. Las periquitas se hacían dueñas del balón percutiendo de forma constante a la zona de finalización levantina. Fruto de ese dominio, de esa intensidad, de esa presión alta que dificultaba la circulación de balón de las visitantes, llegaron los dos primeros goles. En el primero de ellos, Dulce, que disfrutó de un pasillo por su banda derecha a lo largo de todo el partido, centró de forma medida a la zona del punto de penalti donde Eli, una cazagoles de lujo, cabeceó a la red totalmente sola y ante la mirada atenta como meras espectadoras de las centrales levantinas. El segundo gol, otro centro desde el lado derecho del ataque del Espanyol, mal resuelto por la defensa visitante y que fue aprovechado por Baudet para recoger el esférico, buscar la profundidad de la línea de fondo para volver el balón al corazón del área pequeña donde salió la calidad de Paula Moreno para reencontrarse con el gol poniendo ese toque de calidad que atesora marcando de taconazo.

Esos golpes iniciales del Espanyol hicieron, finalmente, aparecer al Levante por la Ciutat Esportiva, y sus jugadoras de mediocampo, hasta ese momento desaparecidas y sin enlace alguno, hacia la zona de ataque empezaron a generar peligro, entre otras cosas porque todas ellas atesoran calidad suficiente para reponerse al duro golpe de verse por detrás en el marcador. Eva Navarro, el máximo exponente de dicha recuperación, encontró el espacio suficiente profundizando en la defensa del Espanyol para encontrar a Charlyn, que nuevamente acudía a su cita con el gol. De ahí al descanso intentos de ambos equipos para seguir sumando en el electrónico, pero este ya no se movió.

La segunda parte nos presentaba a un Levante necesitado de recuperar el control del partido, un equipo el de Quino para nada acostumbrado a verse por detrás en el electrónico y que no podía permitirse un nuevo tropiezo y menos en forma de derrota y que puso todo el esfuerzo y calidad de sus jugadoras al servicio de levantar el resultado. No obstante, ante ellas se encontraba el equipo renacido de Salvador Jaspe que necesitaba de la victoria para asentar con resultados las mejorías mostradas desde que éste se hizo cargo del equipo. Ello se transformó en un intercambio de golpes en el que tuvieron un papel especialmente relevante las porteras de ambos contendientes. Por un lado Mimi, con la difícil tarea de sustituir a Mariajo, lesionada durante al menos el próximo mes, y que maniató cualquier intento de remate de las visitantes, mientras que del lado del Levante Paraluta, que retornaba a la titularidad después de estar alejada de los terrenos de juego durante el último mes por lesión, que hizo intervenciones de mérito para mantener a su equipo en la senda del resultado y evitando que la victoria local lo fuera por mayor margen. En la punta de ataque, Eli seguía siendo un dolor constante de cabeza para la defensa levantina, siempre bien acompañada de las periquitas. Del lado visitante, Eva Navarro seguía atrayendo rivales con su mayor punta de velocidad, liberando a Charlyn para que ésta dispusiera de alguno ocasión para equilibrar el resultado.

El trabajo y esfuerzo de las locales por fin daba el resultado deseado, logrando mantener los tres puntos en casa, pese a las ultimas acometidas visitantes. La alegría asaltó a las jugadoras al verse en parte liberadas de la presión de las últimas semanas ante la cercanía de los puestos de descenso. Decepción del lado visitante que las aleja de la segunda plaza a la espera de los resultados finales de la jornada y que las obliga a redoblar esfuerzos ante la dinámica de malos resultado en la que han entrado en los últimos partidos donde ven como se van escapando puntos.

Alineaciones:

RCD Espanyol: Mimi, Elba, Dulce, Inés, Berta, Brenda Paloma 59’), Katherine (Estibi 90’), Anna Torrodà, Baudet (Leti 72’), Eli Del Estal y Paula Moreno (Julve 65’).

Levante UD: Paraluta, Corredera, Ruth, Ona Batlle (Jessica 67’), Guti, Maitane (Alvi 73’), Zornoza, Alharilla, Eva Navarro (Nerea 83’), Soni y Charlyn.

Goles: 9’ Del Estal (1-0), 13’ Paula Moreno (2-0), 26’ Charlyn (2-1).

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: José Carrera

 

Artículos relacionados