Alex Morgan directa al olimpo del fútbol estadounidense

A favor de todo pronóstico, la delantera del Orlando Pride cumplió con lo esperado y marcó su gol número 100 con la elástica de la selección estadounidense.

Tras su gol número 99 en el empate frente a Japón, y a pesar de que esperaba obtener esta marca en Filadelfia, fue ayer tras dos partidos estancada en la cifra, cuando en el Dick’s Sporting Goods Park (Colorado) en el amistoso preparatorio con la selección australiana, consiguió entrar al olimpo del fútbol americano.

La jugada que seguro quedará en el recuerdo, fue fabricada en torno al minuto 14 a través de un balón largo por la banda al ras de la línea lateral, el cual recibió la estadounidense dejando sembrada sobre el verde a la rival que le marcaba en un espectacular cambio de ritmo, resultando este en una excelente carrera marca personal “Morgan”. Así, continuó su trayectoria recortando hacia el centro del área y mandando el esférico al fondo de la red con un derechazo entre y ante la imposibilidad de las dos defensas australianas que dejó sin posibilidades a la portera Williams. Resultó ser el primer gol de los cinco que marcaría la selección de las “bandas y estrellas” en su goleada a 64 días del Mundial.

Muchos se preguntan qué sería de esta cifra si la “Baby Horse” hubiese tenido una trayectoria más continuada a causa de las lesiones, sobre todo en lo referido a los años 2012-2015, en los que su registro personal por año no sobrepasaba de una cifra, y que deja datos como los 418 minutos disputados en el difícil curso de 2014.

Y es que, Alex Morgan, se encuentra tan solo a cinco goles de su compañera de selección Carli Lloyd, situada en el quinto puesto de goleadoras de la UWSNT a sus 35 años, (frente a los 29 de Alex) que “necesitó” de 92 partidos más para llegar al centenar hace ya un año. Ambas, se sitúan aún a la sombra de la leyenda estadounidense Abby Wambach con 184 goles, colocándose con esta marca como máxima anotadora de todos los tiempos del fútbol femenino en cuanto a selecciones se refiere.

Elegida como mejor jugadora estadounidense en 2018, año en que anotó la cifra de 18 dianas en 19 encuentros en un año histórico para ella, su primer gol llegó en 2010 en un amistoso frente a China y desde su debut, registró la escalofriante marca de 41 goles en sus tres primeros años con la selección. 

Así, la también campeona del mundo Sub-20 en 2008, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2012 y de nuevo campeona del mundo, esta vez con la absoluta en el último Mundial de 2015, se convirtió en la séptima mujer (17ª del mundo) en alcanzar esta cifra, además de la tercera más joven en hacerlo detrás de Wambach y Hamm.

Actualmente, es la autora de casi un cuarto de los goles de su selección desde el arranque de 2017, lleva 26 goles en los últimos 29 partidos, y afrontará su tercer mundial como una de las tres capitanas junto con Lloyd y Rapinoe al mando de Jill Ellis, la cual no se cansa de elogiar a Alex, y que tendrá un papel fundamental en la consecución de convertirla en la primera estadounidense en ganar dos mundiales consecutivos, contando con el privilegio que no ocurría desde 1999 (año que coincidieron Hamm y Akers) con dos jugadoras que han alcanzado esta cifra.

Nike, conocedora de todos estos apabullantes datos, ya ha hecho eco de la venta de 100 botas edición especial por la consecución de este hito, a traves de Heidi Burgett. Estas, sólo estarán disponibles en América del Norte y llevarán la fecha y coordenadas de su primer gol como internacional.

 

Autora: Noelia García

Fotografía: Lorena Peña

Artículos relacionados