Panamá declina ser sede del Mundial Sub-20; Costa Rica insiste en acogerlo en solitario

Finalmente, autoridades de Panamá declinaron acoger la Copa Mundial Femenina Sub-20 que está agendada para enero del próximo año. El Instituto Panameño de Deportes es la institución que informó la decisión gubernamental, y que para la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut) significó una sorpresa. Por otra parte, Costa Rica, que es el otro país previsto para recibir la justa mundialista, ratificó mediante un texto oficial que puede ser organizador y sede, en solitario.

La información anterior fue dada a conocer el 24 de julio, después de semanas de especulación sobre la participación de Panamá. La Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) no ha emitido algún posicionamiento respecto al anuncio del Instituto Panameño de Deportes. Este organismo argumentó la decisión así, vía comunicado:

Panamá declina formalmente la organización y sede del Mundial de Fútbol Femenino Sub-20, por motivos de fuerza mayor y por encontrarse fuera de su alcance, proyecciones y control presupuestario, a consecuencia de la pandemia del Covid-19″.

ciberprotector

El Instituto recordó que ya antes el Ministerio de Salud había recomendado que el país no participara en las tareas de llevar a cabo el mundial, por el impacto del Coronavirus en el territorio. Y dio a conocer que el Ministerio de Economía y Finanzas había hecho observaciones respecto a la disponibilidad de recursos para las próximas vigencias fiscales.

La respuesta del Federación Panameña de Fútbol no tardó en reaccionar y expresó su inconformidad, para con las autoridades del gobierno de su país, en un comunicado. Aseguraron que en las últimas semanas el Instituto Panameño de Deportes se había reunido con el Comité Organizador Local y el propio presidente de la Fepafut, con el fin de agilizar licitaciones en temas de infraestructura y otras consideraciones correspondientes al proyecto de la Copa Mundial. La última reunión fue el miércoles 22 de julio.

Según la Federación Panameña, medios de comunicación dieron la noticia de la declinación del país antes de que funcionarios de este organismo recibieran la comunicación formal por parte de las autoridades. Consideran que la decisión de no participar fue unilateral.

De acuerdo con la Fepafut, el proyecto para la justa mundialista requería que el Gobierno Nacional adecuara algunas instalaciones, como por ejemplo el Estadio Rommel Fernández. Informó que la Copa Mundial Femenina de la FIFA no le costaría al país más de 6,5 millones de dólares para que las instalaciones cumplieran con los mínimos requisitos exigidos para poder ser utilizados adecuadamente.

Esta información contrasta con cómo Costa Rica ha abordado el compromiso. En su comunicado para decir que ellos pueden llevar en solitario la organización del Mundial, afirman que la organización del torneo no requiere de recursos públicos, pues el financiamiento proviene de la FIFA y de patrocinadores.

En el texto firmado por el Comité Organizador Local de Costa Rica, se asegura que el país cuenta con la organización, los recursos humanos, la infraestructura deportiva, la logística, la tecnología y hospedaje para atender a todas las delegaciones y demás actividades que demanda la Copa Mundial.

El 27 de mayo la Federación Panameña de Fútbol informó que ellos y las autoridades del país mandaron una carta a la FIFA para que reconsiderara un nuevo cambio de fecha para la Copa Mundial Sub-20. Esto, ante el análisis de la situación del Covid-19 que hizo el Ministerio de Salud de la nación. La institución sanitaria afirmó que no podrían garantizar en términos de tiempo, la ejecución de la planificación del proyecto en los rubros de salud pública y de infraestructura deportiva de la Copa.

El 09 de junio la Federación Panameña, mediante un comunicado, afirmó que la FIFA respondió con una negativa el cambio de fecha, aunque con un matiz: es consciente de que podría modificarse el periodo preestablecido, si las condiciones sanitarias no permiten la organización del torneo para enero de 2021. También la Federación Internacional pidió en esa ocasión que Panamá confirmara el 22 de junio si reitera o no la organización de la Copa Mundial en territorio panameño. Hasta este momento es que las autoridades panameñas dieron finalmente una respuesta pública, mediante comunicado, después de esa petición de la FIFA.

Autora: Miriam Padilla

 

Fotografía: Federación Panameña de Fútbol

Artículos relacionados