FIFA mantiene la fecha para el Mundial Sub-20 y pide confirmación a Panamá como organizador

La Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) no modificará -de momento- la fecha del 20 de enero al 6 de febrero de 2021, programada para la Copa Mundial Femenina Sub-20; a llevarse a cabo en Panamá y Costa Rica. Esto lo afirma después de que autoridades de primer país le pidieran reconsiderar el periodo para la justa deportiva, ante los efectos del Coronavirus en esa nación y en el mundo.

La noticia la dio a conocer el 09 de junio la Federación Panameña de Fútbol, mediante un comunicado, un día después de recibir la carta de la FIFA. Este organismo internacional pidió a la Federación Panameña que le comunique el 22 de junio si reitera o no la organización de la Copa Mundial en territorio panameño, en caso de que la fecha no se vuelva a modificar.

Hay un matiz: la FIFA le hizo saber a Panamá que es consciente de que podría modificarse el periodo preestablecido, si las condiciones sanitarias no permiten la organización del torneo para enero de 2021; el ente internacional continúa la evaluación del impacto del COVID-19 en el orbe, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los organismos que analizarán si Panamá continúa o no como país receptor y organizador de la Copa Mundial Femenina Sub-20 son el Comité Organizador Local, la Federación Panameña de Fútbol, el Instituto Panameño de Deportes, y el Gobierno de la República y el Ministerio de Salud de ese país.

Fue el 27 de mayo cuando la Federación Panameña de Fútbol  dio a conocer en un comunicado que el Ministerio de Salud informaba a la FIFA de la realización de un análisis “profundo” de la situación de sanidad vigente de Panamá y el mundo. Su conclusión fue que no pueden garantizar en términos de tiempo, la ejecución de la planificación del proyecto en los rubros de salud pública y de infraestructura deportiva de la Copa mundial.

Costa Rica y la Copa Mundial

El 12 de mayo, cuando la FIFA dio a conocer la nueva fecha para el Mundial Sub-20, la Federación Costarricense de Fútbol publicó un comunicado al respecto, en el que se reconocía la alegría de autoridades deportivas, por la programación del evento.

En ese documento se recoge la declaración de Víctor Umaña, Director Ejecutivo del Comité Organizador Local de Costa Rica: “La Copa Mundial será uno de los primeros eventos globales pos-pandemia lo cual transmite un mensaje poderoso de esperanza alrededor del fútbol. La confirmación de las fechas trae confianza y seguridad a nuestras futbolistas, socios, aficionados y a la gran familia del fútbol en general”.

Además también se retomó la opinión del presidente del Comité Organizador costarricense, Rodolfo Villalobos, quien mostró entusiasmo por el anuncio de la FIFA: “Estamos muy bien preparados y junto con Panamá haremos nuestro mejor esfuerzo de trabajo, calidad y transparencia. Además esperamos que sea un gran impulso para que el fútbol femenino siga creciendo como lo ha hecho en los últimos años”.

Al parecer Costa Rica no ha objetado por la fecha de enero, para realizar el Mundial, y autoridades de ese país aseguran poder llevar a cabo la organización de la justa, de acuerdo con información del portal noticioso de ese país, Nación.com, publicada el 26 de mayo. La declaración fue hecha por el mismo Víctor Umaña, que reiteraba el compromiso de organizar la Copa Mundial a partir del 20 de enero; Incluso este medio agrega que Costa Rica está preparada para cualquier escenario, así sea llevar en solitario la sede del evento mundialista.

La FIFA comparte instrumento de evaluación de riesgos

El 29 de mayo la FIFA comunicó que compartió un instrumento de evaluación de riesgos con sus 211 federaciones miembro, las seis confederaciones y otras organizaciones del fútbol, a fin de facilitar la planificación de la reanudación de todas las actividades futbolísticas por parte de los organizadores de partidos y competiciones. Reiteran que hay que tomar en cuenta los tiempos de las autoridades sanitarias y los gobiernos, para que sea seguro.

La  herramienta se ha desarrollado mediante una colaboración que contempla a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Asociación de Clubes Europeos (ECA), la FIFPRO, el Foro Mundial de Ligas de Fútbol y European Leagues. También incluye una lista de medidas de mitigación cuyo objetivo es reducir el riesgo global derivado de las concentraciones que puedan contribuir al contagio del COVID-19, e indicaciones para las sesiones de entrenamiento individuales y de grupo que realicen los equipos de fútbol.

El instrumento de evaluación de riesgos se ha difundido junto con el documento de recomendaciones médicas de la FIFA. El fin último del instrumento, afirma la Federación en un comunicado, es proteger la salud de los distintos actores del fútbol, evaluar los riesgos y considerar los factores necesarios para que el fútbol profesional y amateur pueda regresar a los campos de manera segura. Las recomendaciones del grupo de trabajo, subraya la FIFA, se implementarán a la par de las directrices nacionales e internacionales en materia de salud pública y concentraciones.

 

Autora: Miriam Padilla

Fotografías: FIFA

Artículos relacionados