Noche de galardones en Milán

Ayer no fue un lunes cualquiera, sino lunes de premios The Best. La cuarta edición de los premios custodiados por la FIFA reunió a las grandes figuras del balompié en el gran Teatro de la Scala de Milán. Después de la espera tras conocer primero la lista de aspirantes que después quedaría reducida a los finalistas, la noche milanesa se llenó de estrellas que brillarían con luz propia. Las jugadoras provenientes de las últimas rondas del Mundial estaban destinadas a despuntar en la gala y así fue, sobre todo en lo relativo a las estadounidenses.

El premio quizá por excelencia, disputado por las estadounidenses Rapinoe y Morgan estaría peleado además por la inglesa Lucy Bronze. Por una diferencia de 4 puntos sobre Morgan, Megan Rapinoe sería la elegida con 46 puntos como mejor jugadora del 2019 tras ser apuntada por muchos como la gran favorita tras convertirse en la imagen del ya pasado Mundial. La jugadora de 34 años se llevó este mismo verano además del cetro mundialista en el que tuvo un gran papel, la Bota y Balón de Oro de Adidas. La sucesora de Marta, se atrevió a resolver dos penas máximas en octavos contra España y volvió a sumar doblete contra las anfitrionas en la siguiente fase. En la final, se volvió a echar el equipo a las espaldas y se encargó de convertir la ventaja desde los 11 metros ante la Guante de Oro, premiada además en la gala. 

Estos fueron los galardones y candidatura que presentó y le han servido para resultar ganadora y protagonista, poniendo así un broche de oro a un año extraordinario, refieriéndose a éste como un sueño hecho realidad aunque bastante surrealista. Como bien era de esperar, Megan aprovechó su momento estelar para seguir dando voz a su discurso de protesta haciendo uso de otro escenario de gran eco y así la jugadora, que pese a creer que está en lo más alto de su carrera no quiere ponerse límites, dejó clara una vez más su postura. Así quien ha sido timón dentro y fuera del campo, tanto por sus grandes actuaciones en momentos decisivos durante el mundial como por su lucha y reinvindicación, recogió el premio The Best Jugadora FIFA entre elogios de grandes nombres.

«Ha sido un año increíble para el fútbol femenino. Tenemos una gran oportunidad de ser futbolistas, triunfar en este deporte y tener un altavoz enorme para dar nuestro mensaje», quiso añadir Megan Rapinoe.

Tras la gran actuación y papel de las porteras en este Mundial, Sari van Veenendaal, fichaje veraniego de altura del Atlético de Madrid se convirtió en la primera garladonada con el trofeo a mejor portera, superando así a  Christiane Endler y Hedvig Lindahl. La holandesa, que fue elegida como mejor portera de la última edición mundialista, también llevó a su selección a alzarse con la EURO 2017 y firmó un papel fundamental para que su anterior equipo, el Arsenal, conquistase el título liguero en la última campaña.

Entre elogios hacia sus compañeras de nominación, quiso recalcar la importancia del nuevo premio aludiendo: “Es un honor estar nominada. Este premio dice algo sobre el nivel de las arqueras y creo que tenemos que celebrarlo, porque quiere decir que nos toman en serio. Es un paso muy importante. El fútbol femenino está creciendo y ahora puedes decir que las porteras están creciendo también, así que celebremos este trofeo juntas, porque es nuestro”. “He visto grandes paradas, pero también grandes personalidades, y eso es aún más importante, porque tenemos un trabajo que conlleva una gran responsabilidad y ver que lo hemos hecho bien me hace estar orgullosa”.

En cuanto al papel de seleccionadores se refiere, la única entrenadora en ganar dos Copas del Mundo consecutivas fue la elegida para ganar el trofeo relativo a Mejor Entrenador/ora de Fútbol Femenino por delante de sus homólogos Phil Neville y Sarina Wiegman. Jil Ellis que anunciaba este verano su retirada para este mismo año, partía por méritos más que propios al galardón 

Pero no todo quedó en los premios individuales, la gala también tuvo acogida esta edición para el primer FIFA FIFPro World11 Femenino tras la votación de miles de jugadoras esta campaña. Las 11 elegidas para el mejor once fueron: Sari Van Veenendaal (NED/Arsenal y después Atlético de Madrid) – Lucy Bronze (ENG/Lyon), Wendie Renard (FRA/Lyon), Nilla Fischer (SWE/Wolfsburgo y después Linkopings), Kelly O’Hara (USA/Utah Royals) – Amandine Henry (FRA/Lyon), Julie Ertz (USA/Chicago), Rose Lavelle (USA/Washington) – Marta (BRA/Orlando), Alex Morgan (USA/Orlando), Megan Rapinoe (USA/Reign FC)

 Las futbolistas, se llevaron dos grandes ovaciones por parte de todos los asistentes, los cuales ya habían mostrado su apoyo con la previa del premio.

 

Autora: Noelia García

Fotografía central: Lorena Peña

Fotografía cabecera: FIFPRO

 

Artículos relacionados