Natalia Astrain sigue escribiendo su historia

Dicen que los pequeños pasos se convierten en pasos de gigante si se saben dar con decisión y firmeza, y en el caso de Natalia Astrain, sus pequeños y constantes pasos la han llevado a ser una gigante en el mundo del fútbol internacional.

Y es que pocos entrenadores españoles pueden presumir del curriculum de la navarra: entrenadora del FC Barcelona femenino y de la selección navarra femenina, entrenadora asistente del Atlético de Madrid femenino y de la selección española femenina sub-18…

En 2017, tras conseguir el título de liga con las colchoneras, Astrain cruzó el charco para hacerse cargo de la sección femenina del club formativo Rise Soccer Club de Houston. Al poco tiempo de llegar allí, empezaron a llamarla de la federación estadounidense para que colaborase en diferentes campus de las categorías inferiores.

Natalia Astrain celebrando el título de liga ganado con el Atlético de Madrid (Foto N. Astrain)

Pero sus pasos no se detuvieron allí, sino que la llevaron más allá. Su buen hacer, sus conocimientos, su forma de entrenar y su estilo de juego no pasaron desapercibidos, llamando la atención del club más importante de Texas. En 2019 pasó a ser entrenadora en la academia formativa de Houston Dynamo y Houston Dash.

El siguiente paso en su carrera fue anunciado hace unos días: Natalia pasa a formar parte del cuerpo técnico del KC NWSL. La franquicia de Utah, traspasada este año a Kansas City, contará con ella en calidad de entrenadora asistente a las órdenes de Huw Williams.

Si la vuelta de Kansas City a la NWSL ya prometía ser emocionante, saber que contamos con una española en sus filas ya es la guinda del pastel y será un atractivo más para enganchar a los aficionados patrios.

La NWSL volverá en formato Challenge Cup en abril. Mientras tanto, soñemos despiertos con ver a Amy Rodríguez, Michele Vasconcelos, Kate Del Fava… peleando por ese título dirigidas por Natalia Astrain.

Las huellas de esta gigante, sin duda, están abriendo puertas para muchas otras que vienen detrás.

Autora: Marga Martín

Fotografía principal: OP

Artículos relacionados