Manita de título en Francia

Este fin de semana se disputaba en Francia el partido estrella de la temporada. Después de este encuentro tan solo restarían dos partidos de campeonato. Llegaban Olympique de Lyon y PSG al Groupama Stadium de Lyon con los mismos puntos en la clasificación, siendo el liderato para las jugadoras de Pedros por la diferencia de goles. En consecuencia, el resultado de este encuentro podía marcar de forma definitiva el devenir de la División 1 francesa.

Primera parte de asedio

El Lyon entró como un vendaval al partido no queriendo dejar nada al azar y con un sistema muy definido, que sus jugadoras conocen de memoria. Las locales empezaron a arrinconar al PSG en su propio campo, generando ya las primeras ocasiones en el minuto 3 con disparos de LeSommer y de Cascarino con gran intervención de la cancerbera parisina. Cierto es que las jugadoras del PSG atesoran calidad suficiente y que plantearon un 1-5-3-2 para este partido, intentando sorprender al cuadro local. Sin embargo, del lado Lionés tienen entre sus filas no solo a la considerada mejor jugadora Hegerberg, sino a un plantel espectacular en cada una de sus líneas. Fue precisamente la delantera noruega quien ya en el minuto 7 adelantaba al cuadro local, al rematar de cabeza de forma certera en el segundo palo un centro medido perfecto de otra de sus estrellas, Henry.

El asedio siguió en el minuto 13 cuando un balón de Majdi, buscando en profundidad a Hegerberg, quien cogía ventaja sobre la defensa visitante y daba la pausa necesaria para la llegada de la misma Majdi, que recibía al espacio dentro del área, pero se encontraba con la gran intervención de la cancerbera polaca del PSG que estaba manteniendo vivo a su equipo en el encuentro. En el minuto 17, nuevamente, la delantera noruega se adelantaba a la defensa parisina en un rebote que se dirigía a portería y nuevamente Kiedryznek tenía que poner el guante para evitar males mayores para su equipo.

En el minuto 23 llegaba la primera acción polémica del partido, que tendría mayor trascendencia por lo que después ocurriría en el área contraria. Un centro de Lawrence des de la banda izquierda del ataque del PSG golpeaba claramente en la mano de Mbock cortando la trayectoria del balón. No obstante, la colegiada optaba por no pitar nada a pesar de las protestas del cuadro de Olivier Echouafni. A pesar de esto, las locales siguieron con el asedio: las jugadoras visitantes tenían muchas dificultades para atar en corto a la hábil delantera noruega que con sus movimientos generaba ocasiones de gol propias o para sus compañeras.

La primera llegada de peligro de las parisinas llegaba en el 29’. En una larga jugada después del córner lanzado por Paredes la cancerbera del Lyon mandaba a córner con una acción atípica de portera al despejar con el pie un balón que parecía franco para atajar con los guantes. A cinco minutos del final las locales volvían a la carga: Hegerberg que con un excelente giro sobre sí misma se sacaba de encima la defensora y, de paso, desequilibraba el balance defensivo parisino, buscaba y descargaba hacia Fishlock quien tras una breve conducción encontraba en profundidad a LeSommer que sutilmente, con gran técnica, levantaba el balón por encima de la portera parisina, que en esta ocasión nada podía hacer para evitar el tanto.

Antes del descanso llegaría una de las decisiones más polémicas del partido, cuando la colegiada del partido señalaba penalti por una mano a priori involuntaria dentro del área parisina. Mano mucho menos clara, pero en idénticas circunstancias que la anterior. Esta vez sí era pitada. El penalti era materializado por Renard engañando a la cancerbera parisina y haciendo llegar al Lyon al descanso con una cómoda diferencia en el electrónico.

Manita y a por el título

El segundo tiempo presentaba el retorno del PSG al 1-4-3-3, ante el naufragio del sistema con tres centrales, introduciendo otra punta en lugar de Erglund, una de las centrales. Desde el inicio se vio en una versión muy diferente de las parisinas, con mayor ambición y apareciendo en el partido. No obstante, sin lograr inquietar en demasía a Bouhaddi.

Pese a no haber desplegado un gran juego desde el inicio de este segundo acto, el equipo local tiene en sus filas a la mejor jugadora del mundo. En los minutos iniciales, la misma Hegerberg filtraba un balón perfecto entre centrales para que Maroszan anotara el cuarto, acabando con cualquier esperanza de las visitantes. A las parisinas se les iba a hacer muy larga la media hora restante de partido.

Cuando el partido ya moría llegó un disparo peligroso de las visitantes que era atajado por Bouhaddi. Aún quedaría tiempo para que en el descuento del segundo tiempo la holandesa Van de Sande ganara por velocidad la espalda de la defensa parisina y cruzara el balón a media altura ante la salida de una batida y abatida Kiedryznek. A pesar de los goles, la meta local fue con diferencia la mejor de su equipo, quien salvo de la que podría haber sido una goleada aún más escandalosa.

Finalizado el encuentro el Olympique de Lyon sellaba de forma virtual el título, no esperando un nuevo tropiezo en las dos jornadas ante Dijon y Metz. Al PSG le quedan Bordeaux y Guingamp si bien parece que este año ha dejado escapar la gran oportunidad de quitarle el título a su rival de este encuentro.

Ficha técnica

Olympique Lyon: Bouhaddi, Bronze (Buchanan 64’), Mbock, Renard ©, Majri, Cascarino (Van de Sanden 73’), Henry (Kumagai 70’), Fishlock, Le Sommer, Maroszan y Hegerberg.

Entrenador: Reinald Pedros

PSG: Kiedrzynek, Cook, Paredes, Emma Berglund (Shuang Wang 46’), Périsset, Lawrence, Formiga (Bruun 81’), Diallo, Geyoro, Diani, Katoto (Nadim 64’).

Entrenador: Olivier Echouafni.

Goles: 1-0 Hegerberg 7’, 2-0 LeSommer, 40’, 3-0 Renard (p).

Tarjetas. Diani (52’), Lawrence (55’).

Colegiada: Victoria BeyerAsistentes: Élodie Coppola, Jennifer Maubacq y Aurélie Efe.

Asistencia: más de 25.000 espectadores.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía

Olympique Lyonnais Féminin

 

Artículos relacionados