La rotundidad de la goleada

Una goleada

El Atlético de Madrid saltó al verde con una sola intención: imponerse. Si miramos el resultado es evidente que lo consiguieron. En la amplitud de la afirmación hay clarificar algunas cuestiones. Una de ellas es el trabajo que tuvieron que realizar y, otra, que no es cosa baladí, la idéntica inquietud del rival.

El Villarreal por su parte también contaba con añadir tres puntos en su casillero, aun sabiendo que las rojiblancas venían exigidas por la apretura de la cabeza, las de amarillo contaban con su propia presión, la de salir de los puestos calientes.

Dominio desde el inicio

No podemos negar, la evidencia nos desmentiría, que las colchoneras se volcaron sobre la meta de Elena, que fueron fraguando la victoria basándose en el dominio y la creación de ocasiones. Mientras tanto las locales se zafaban aguardando su oportunidad. Los «uys» llegaron, no así los goles. La caída persistente de los minutos afianzaban la creencia, finalmente equivocada, de que la zozobra concluiría y con ello la imposición del juego amarillo.

En el minuto veinticuatro Deyna puso las cosas en su sitio, al menos en el que las visitantes deseaban, por supuesto muy lejos del deseo local. A partir de aquí todo fue cuesta arriba, como una de esas etapas alpinas del Tour de Francia, donde parece que tan solo hay ascensión a la montaña. Poco después Tounkara doblaba la distancia, y como cuando todo puede ir a peor normalmente termina yendo, al filo del intermedio llegó el tercero para cercenar la esperanza del Villarreal.

La diferencia se aumenta tras el descanso

La vuelta al terreno de juego supuso un nuevo revés, por si acaso debieron pensar las rojiblancas. Con el cero a cuatro el partido estaba visto para sentencia, con muchos minutos por delante pero con una diferencia descomunal.

Se redondeó la goleada con un quinto gol desde el punto de penalti. Los tres puntos viajaron a Madrid, merecidamente ya que las colchoneras no dejaron un resquicio por el que las locales pudieran interponer un atisbo de imposición.

FICHA TÉCNICA

Villarreal: Elena, Oprea, Soldevila (Prades 57´), Pérez, Mata, Miguélez (Giménez 46´), Cienfu, Martínez (Bermell 72´), Salvador, Guijarro (Pinel 61) y Medina (Lima 46´).

Entrebadora: Sara Monforte

Atlético de Madrid: Gallardo, Menayo (Meseguer 64´), Van Dongen, Tounkara, Aleixandri, Sheila, Maitane (Álvarez 77´), Sampedro, Leicy (Ludmila 65´), Ajibade (Lundkvist 64´) y Deyna (Iglesias 77´).

Entrenador: Óscar Fernández

Goles: 0-1 Deyna 24´. 0-2 Tounkara 31´. 0-3 Ajibade 43´. 0-4 Ajibade 53´. 0-5 Sampedro 70´(p.)

Colegiada: Arantza Gallastegui

Amonestaciones: Tarjeta amarilla para la jugadora local Oprea 70´, y para la visitante Deyna 65´.

 

Autor: Emilio Mahugo

Fotografía: At. Madrid 

 

Artículos relacionados