La misión del Zaragoza CFF por reestablecerse en la élite

Para empezar, sinceramente, no existe algo que sea genérico y lo bueno es dar varias opciones a elegir, pero ayuda tener la temática clara en cuestión y poder escribir acerca de una entidad deportiva tan importante.

Una ciudad tan ilustre dentro de la geografía de España, como lo es Zaragoza, no podía estar atrás en el aspecto deportivo e histórico de no contar con una representación en el fútbol femenino. Eso no podía seguir mucho tiempo más. Sin duda, a pesar de ese auge en los municipios de la comunidad autónoma, el club de la capital de Aragón es, a día de hoy, el referente sin discusión y cuenta con varias reseñas, además de una cantera amplia y que consigue, año tras año, numerosos éxitos que apoyan el desarrollo y progresión de las jugadoras.

Después de poner en constancia esta destacada importancia, el Zaragoza CFF tiene una puesta en marcha que data, actualmente, de más de 20 años (23, siendo exactos). Tras la existencia del Inter Aragón Winter Garden, institución fundada por David Magaña, con el Medina Albaida (1995) como precedente. A partir de ahí, el relato de lo que se conoce hoy en día no hace más que empezar.

Desde esta época, es cuando la familia Alcaine empieza a asentarse dentro de la entidad, siendo patrocinadores desde el año 2000, marcando un punto de inflexión en la historia del club. En el año 2002, Carmelo Alcaine es nombrado presidente de honor y Rubén Alcaine (presidente de la ACFF, en la actualidad) ejerce sus funciones como vicepresidente de la entidad, jugando la misma en la liga territorial por aquel entonces. Desde el año 2005, clave en el devenir del club, la propia familia Alcaine se posiciona como propietaria del C.D. Transportes Alcaine (hoy, Zaragoza CFF), dando alas a un nuevo proyecto deportivo y con mucha ilusión por delante como referencia.

Desde y durante esta nueva etapa, el club aragonés va a obtener sus éxitos más destacados, aunque se piensa que lo mejor siempre está por llegar. Desde luego, nada se podría presagiar en base a la progresión que tendría el club desde los inicios del siglo XXI. Los grandes resultados no tardarían en llegar, siendo el germen de ellos el ascenso a la Superliga (hoy conocida como Primera Iberdrola) gracias a un importante y trascendente gol de Silvia Meseguer (bastante reconocida y asentada en el panorama español) tras una campaña memorable y digna de recordar del equipo en la liga territorial de aquel entonces. Las posteriores temporadas de 2005-06 y 2006-07 ayudarían a que se pudiera asentar el equipo en esta categoría y colocar a la ciudad como un ejemplo en el futbol femenino nacional.

Es, a partir de 2007, cuando la figura de Alberto Berna adquiere una superlativa importancia en el área deportiva del Zaragoza CFF, siendo su primer entrenador hasta el 2018. 11 años de trayectoria en un mismo banquillo es un bagaje que no pueden presumir muchos/as entrenadores/as en la actualidad. Además, en el tema meramente deportivo, el equipo logra su mejor clasificación hasta la fecha, quedando en un octavo puesto y obtener la clasificación para la Copa de S.M. La Reina, siendo el hito más importante de su historia (logrando alcanzar, por aquel entonces, las semifinales), además de ser un apoyo importante en su objetivo de seguir asentándose en la primera división. En otro orden, el patrocinio de Prainsa -denominándose Prainsa Zaragoza desde entonces- ayudaría a que la entidad diera un salto cualitativo de calidad.

Una vez ya culminada la incursión de Prainsa en el equipo femenino de fútbol de Zaragoza, empiezan a llegar los mejores resultados del club aragonés en su trayectoria por la máxima división española. En la temporada 2008-09, se logra alcanzar el mejor puesto en la tabla de liga regular, obteniendo un meritorio y trabajado quinto puesto (su mejor clasificación de siempre) al conseguir 51 puntos. Ayuda decir que, en aquello entonces, superaba a un equipo tan importante como el F.C. Barcelona. Ojalá pudiera repetirse esta hazaña hoy en día, ¿no creen? Además, cabe destacar también, la disputa de la fase final de la Copa de S.M. La Reina, culminando un magnifico torneo con la final que se disputa en La Romareda, ante 10.000 espectadores que estuvieron presentes aproximadamente, contra el RCD Espanyol, donde se logra un subcampeonato muy importante, a pesar de estar tan cerca de la gloria.

Cartel de la final de la Copa S.M. La Reina 2009 disputada en La Romareda (Foto vía WP blogdelosimposibles).

Las temporadas 2009-10 y 2010-11 son idénticas en los resultados y objetivos alcanzados por el Zaragoza CFF, quedando en ambas en sexta posición de la competición doméstica y logrando llegar hasta los cuartos de final en sus respectivas ediciones del torneo copero. El club ya empezaría a contar con una base sólida y ya es (si no era antes) un proyecto ilusionante y con miras a ser un equipo en el que sus jugadoras pueden mejorar en sus carreras y obtener el prestigio que les otorga jugar en la capital aragonesa.

Desde la temporada 2011-12, al haber un cambio en la composición final de la liga, hay 18 equipos en total y el club logra una novena posición, impidiendo que dispute la Copa de S.M. La Reina. En la 2012-13, las aragonesas pierden fuelle en el campeonato doméstico, aunque consiguen remontar el vuelo después de un comienzo más que dubitativo en la liga y terminan en el séptimo puesto. A la par, se vuelve a alcanzar la ronda final del campeonato de Copa, tras superar a equipos como el Sant Gabriel y Levante, donde iguala su mejor resultado tras la derrota sufrida en la final ante el F.C. Barcelona. Eran otros tiempos, pero el cuadro catalán ya iba sentando sus bases y ser un referente (poderoso, en el futuro) en España.

Las campañas 2013-14, 2014-15 y 2015-16 ya son más disputadas y toca asentar más el objetivo de la permanencia entre sus objetivos. Huelga decir que las temporadas 13-14 y 15-16 son más tranquilas en ese aspecto, logrando en ambas un 11º y 12º puesto en la liga, respectivamente. Por otra parte, la temporada 14-15 es la que más se sufre hasta la fecha, logrando con un gol clave de la aragonesa Marta Cardona (quizá os suene de algo ese nombre) en la última jornada, que ayuda a sellar la permanencia en la elite del futbol femenino en España.

A partir de la temporada 2016-17, el club no ha obtenido los mejores resultados recientes en lo meramente deportivo, aunque sí que cabe reseñar que el año 2016 fue vital para la historia reciente del club, habiendo cambiado su denominación social a Zaragoza Club de Fútbol Femenino (Zaragoza CFF), además de ir contando con el apoyo de diversas instituciones como Iberdrola, Gol TV, Bein Sports o Aragón TV, entre otras, con el fin de potenciar el fútbol femenino y que se destaque de una vez por todas, algo que será una gran noticia en términos generales. Aunque la temporada 2017-18 no es la mejor para las aragonesas en el aspecto deportivo, porque consuman su descenso a la Segunda División (hoy, Reto Iberdrola) a pesar de intentar solucionarlo en el mercado invernal. Aún así, cabe recordar que, a principios de esa temporada (en torno a finales del mes de agosto), entró a escena el himno propio del club, Hijas del Cierzo, compuesto e interpretado por el conocido dúo musical aragonés Amaral (Eva Amaral y Juan Aguirre), presentado en sociedad en un acto destacado y celebrado en el Conservatorio de Zaragoza, cuyo fin principal es de ser una muestra más de apoyo al Zaragoza Club de Fútbol Femenino de cara a todos los partidos que se disputen, desde entonces, por el conjunto aragonés.

Además, el club zaragozano fue partícipe, junto al Valencia CF Femenino, de un hecho sin precedentes: se disputó en el estadio municipal de La Romareda, el 15 de enero de 2017 ante unos 3.500 espectadores, el primer partido del Zaragoza CFF en Liga Iberdrola (hoy, Primera Iberdrola). A pesar del resultado recibido en contra (0-4), no deja de ser algo que la plantilla del cuadro aragonés recordará por mucho tiempo y supone un gran triunfo para la propia entidad. Ojalá no pase mucho tiempo para una siguiente ocasión y se pueda disfrutar de un partido de fútbol femenino allí.

Partido de Liga Iberdrola entre el Zaragoza CFF y el Valencia CFF disputado en La Romareda. (Diario AS)

Siguiendo la línea continuista y no sufrir en exceso para el siguiente año 2017-18, el club aragonés realiza algunos cambios, los cuales no surten el efecto deseado, debido al arrastre de varios resultados negativos durante la primera vuelta del campeonato de liga que le condiciona coquetear con las plazas de descenso. Por ello, se intenta reaccionar con varias contrataciones en el mercado invernal y parece que se ve la luz al final del túnel, pero al final no se alcanza la permanencia deseada. De esta forma, se consuma el descenso tras varios años en la máxima categoría del fútbol femenino español.

Con el objetivo prioritario desde la temporada 2018-19 de volver lo antes posible a la Primera Iberdrola, el club se involucró de lleno para ese fin y se realizó una limpia general en la plantilla, y a través de un gran esfuerzo y compromiso de todo el equipo a lo largo de la competición, se logró el campeonato de Liga. Aunque la gloria estaría a la vuelta de la esquina, dado que el Zaragoza CFF cayó en las eliminatorias de ascenso contra el C.D. Tacón (hoy, Real Madrid femenino) y tuvo muy cerca este gran objetivo, tras una eliminatoria de ida y vuelta muy disputada hasta los últimos compases. Además, no se puede olvidar que, a raíz de esta temporada y tiempo atrás que lo avala, el club cuenta con una peña de apoyo, la Peña Hijas del Cierzo, que se crea con el propósito de animar al Zaragoza CFF en todos sus partidos, además de ser un gran nexo de unión con las jugadoras, haciendo que nazca un vínculo muy grande y haya una mejora también en tal aspecto, algo que sin duda tiene mucha relevancia y es muy valorado en el apartado social.

Acto de inauguración de la Peña Hijas del Cierzo (Zaragoza CFF)

Posteriormente, la temporada 2019-20 no tuvo la misma tónica de resultados y el equipo lo sufrió, hasta tal punto que se tuvo que prescindir de Cristian Aleza, primer entrenador, en mitad de la temporada y volver a iniciar una dinámica general que se vio truncada de golpe por la acuciante pandemia global que, hasta el día de hoy, no ha permitido la reanudación de la competición.

Actualmente, el club también cuenta con una cantera muy amplia, con 10 equipos en su haber y más de 175 jugadoras en su totalidad (en torno a 183 en la actualidad), siendo la joya de la corona el filial, que esta temporada 2020-21 disputará por primera vez la división de Primera Nacional, el mayor logro hasta la fecha de esta categoría del Zaragoza CFF y una Escuela de Fútbol, donde las más pequeñas ya pueden empezar a practicar este deporte desde una temprana edad e inculcar una serie de valores que les pueden ayudar en sus futuras carreras deportivas.

En este trayecto futbolístico del club aragonés, no se puede obviar el paso de algunas jugadoras que tal vez sean reconocidas, en el panorama nacional e internacional, debido a sus respectivas trayectorias, además de la importancia que han tenido durante su periplo en el Zaragoza CFF, que agrupa varias temporadas hasta la actualidad.

Por esta vertiente, siguiendo el orden alfabético por apellido, se puede hacer hincapié en futbolistas, de cualquier nacionalidad, de la talla como Naima Aguilar (2011-18 y 2019-20), Alba Aznar (2013-17), Sandra Bernal (2009-16), Vero Boquete (2005-08), Ana Borges (2008-13), Marta Cardona (2010-17), Conchi (2004-09), Mariela Coronel (2007-15), Edite Fernandes (2008-09, 2010-11 y 2011-12), Laura Folch (2004-14), Jamila (2009-13), Patri Larqué (2008-17 y 2018-19), Bárbara Latorre (2011-13), Mapi León (11-13), Ainhoa López (17-18), Nuria Mallada (2009-19), Clara Martínez (2012-17), Lara Mata (2009-18), Silvia Meseguer (2004-08), Sara Monforte (2016-18), Carolina Morales (2012-20), Cláudia Neto (2008-13), Salma Paralluelo (2017-19), Ali Pérez (2018-2020), Macarena Portales (2017-18), Marta Reyes (2011-17), Laura Royo (2015-18), Sara Sanaú (2010-13, 2015 y 2019-20), Andreia Suitanque (2006-09), Esther Sullastres (2013-15 y 2017-18) y Noelia Tudela (2008-13), entre otras deportistas que han dejado su huella tras su paso por la capital del Ebro.

Del mismo modo, tampoco se puede dejar atrás a otras futbolistas, siguiendo el mismo patrón de orden mostrado, que militan en el presente en el club y que llevan bastante tiempo en algunos de sus equipos como son Lucía Fuertes (2011-18 y 2019- ¿?), Laura Martínez (2018- ¿?), Teresa Rey (2013-18 y 2019- ¿?) o Nora Sánchez (2015- ¿?), siendo las más destacadas a día de hoy.

Todas las demás que se hayan podido quedar en el tintero no quiere decir que no han tenido su importancia en el club, pero quizá no han tenido ese matiz diferenciador y destacado al haber podido estar menos tiempo ahí. Además, el glosario de jugadoras es extenso y podría dar mucho de sí yendo al tema individual.

El club aragonés busca recuperar la senda de los buenos éxitos, teniendo actualmente en su haber 2 campeonatos de Segunda División y dos subcampeonatos de la Copa de S.M. La Reina, y volver a la categoría de oro del fútbol femenino español, donde cuenta con una experiencia de 13 temporadas (o 12+1 si eres más supersticioso/a) y, ojalá, esa cifra se vea aumentada en un futuro próximo de cara a sus intereses deportivos.

 

Autor: Antonio Oliver Bueno

Fotografía: Zaragoza CFF

Artículos relacionados