La ilusión se impuso a la experiencia

El Espanyol dirigido por Jaspe viajaba a tierras gallegas para dar inicio a esta temporada, y para ello debía enfrentarse al recién ascendido Deportivo Abanca. Había sido una pretemporada titubeante en la que si se miran los resultados, se había logrado la victoria frente a equipos de menor categoría y entidad, si bien se había encajado las dos derrotas en los partidos de más exigencia para las blanquiazules.

Llegaba el Espanyol con varias de sus incorporaciones de esta temporada en su once inicial, y con el cartel de favorito, más aún teniendo en cuenta el excelente final de temporada protagonizado por el equipo catalán. Pero esta es una nueva temporada en la que el Deportivo debutaba en la máxima competición con un equipo que combina una buena dosis de experiencia complementada por una excelente dosis de gran talento joven. Y, especialmente, afrontaba este partido de su debut con muchas ganas que mostraron sus jugadoras desde el pitido inicial, con una fuerte presión sobre las jugadoras visitantes a quienes impidieron desarrollar su juego sobre todo en el primer tiempo.

El Espanyol durante los primeros cuarenta y cinco minutos parecía el recién debutante en la categoría. Tenía muchas dificultades para intentar circular el balón y sus jugadoras daban muestras de una precipitación impropia de jugadoras con larga experiencia en la Primera Iberdrola. Era como si se hubieran cambiado los papeles, y las pupilas de Jaspe parecían atenazadas e incapaces de mostrar el fútbol que han venido desplegando. Por su parte, el Deportivo luchaba cada balón como si fuese el último y cuando tenía el control del esférico era capaz de crear sensación de peligro a cada acción de ataque.

Cierto es que al Español le cayó como un jarrón de agua fría el gol concedido al Depor a la salida de un córner. El esférico pareció que en ninguna de las dos acciones de gol del córner acabase entrando en su totalidad en la portería defendida por Mimi, pero la asistente decidió conceder el gol en el segundo de los remates, de la renacida en este equipo Alba Merino. Las tímidas protestas de las jugadoras pericas no sirvieron para nada y el electrónico reflejó la ventaja adquirida por el conjunto gallego, de la forma más extraña, pero merecidamente por lo visto encima del rectángulo de juego.

Después de un primer tiempo para olvidar pareció saltar mejor el Espanyol en la segunda parte, aunque fueron las gallegas las que dispusieron de la primera ocasión clara de gol en una acción iniciada desde zona defensiva por parte de Cris, en el lateral derecho, que acabó en una incursión en diagonal de su lateral izquierda Nuria que cedió nuevamente a su compañera, ya instaurada en zona de ataque, pero que disparó excesivamente cruzado sobre la portería de Mimi.

El conjunto de Jaspe salió al verde más protagonista que antes de retirarse a vestuarios y pareció dominar mejor el tempo del partido. No obstante, las jugadoras del Dépor seguían muy metidas en el encuentro, sin bajar la intensidad que ponían a cada una de sus acciones. Ante la inmovilidad del marcador, los entrenadores optaron por ir introduciendo cambios en sus once iniciales. Destacó la incorporación introducida por el cuadro local de Athenea del Castillo, que desde que pisó el verde fue un auténtico quebradero de cabeza para la zaga del Espanyol. Y por el conjunto perico, la entrada de Paula Moreno, al menos durante unos minutos supuso una bocanada de aire fresco y esperanza para su conjunto. De hecho fueron las dos protagonistas de las acciones de peligro que se produjeron en la locura que hubo desde el minuto 64, en el que la jugadora del Espanyol empató el encuentro al rematar a placer un excelente centro tenso y raso de Ayaka, hasta el minuto 76, en que llegaría la sentencia del Dépor con el penalti transformado por Alba Merino. Entre ambos goles, en el minuto 65, conseguiría marcar Peke, gracias a un excelente disparo desde unos 20 metros, combinado con una Mimi que colaboró al errar en la decisión de intentar atajar el balón que venía muy alto. La atacante gallega, procedente del Santa Teresa, en el que había marcado 30 goles la temporada anterior, devolvió inmediatamente la tranquilidad a su equipo una vez habían recibido el gol del empate, un equilibrio en el marcador que hubiese podido suponer un brillo de esperanza para el cuadro de Barcelona, pero que el inmediato tanto de las gallegas hizo volver a aparecer al Espanyol impreciso del primer tiempo.

De ahí al final las jugadas de una Athenea que ya había dejado en evidencia a la zaga del Espanyol en el penalti provocado, y en algunas incursiones más en que demostraba la capacidad técnica ya mostrada el año pasado y especialmente en la reciente Eurocopa de Escocia. Por parte del cuadro perico destacar la acción de peligro en un remate de Eli del Estal entrando desde atrás en el minuto 80 a la salida de una acción a balón parado, la única falta en la que no incurrieron en fuera de juego las visitantes y que Sullastres, en una doble intervención de mérito, primero con los pies y atajando después su propio rechace, neutralizaba la esperanza visitante de acercarse en el electrónico. La respuesta del Dépor fue inmediata con una nueva incursión de Athenea hasta línea de fondo dejando en el suelo sentada a la incorporada Brenda, para ceder el pase atrás para que Peke rematara a las manos de Mimi. La última acción destacable del partido, un disparo excesivamente cruzado de una Paula Moreno que empezó muy activa y protagonista nada más saltar al verde, pero que se fue apagando con el paso de los minutos.

Habrá que esperar al debut en casa de la semana que viene contra el Valencia en la Ciutat Esportiva Dani Jarque para ver a este Espanyol que prometía desde el inicio y que ha tenido un debut inesperado con una derrota en campo del Dépor.

Al final del partido Salvador Jaspe ponía de manifiesto que su equipo había entrado tarde e impreciso al partido, y que desconocía si el balón había entrado o no, que en el segundo tiempo habían empezado mejor, pero que después de equilibrar el partido, otro error propio había concedido el segundo gol al conjunto local y que el penalti las había dejado sin ningún punto ni reacción ante el marcador adverso.

 

FICHA TÉCNICA

Deportivo Abanca: Esther Sullastres, Cris, Laura, Noelia Villegas, Nuria Rábano (Maria Méndez 58’), Teresa, Iris, Michelle Romero (Athenea del Castillo 63’), Alba Merino (Alba Suárez 77’), Gaby y Peke (Lourdes Moreno 87’).

RCD Espanyol: Mimi, Daniela Cruz, Paola Soldevila (Brenda 75’), Inés Altamira, Dulce (Elena Julve 67’), Cristina Baudet (Ayaka 56’), Letti (Paula Moreno 58’), Katherine Alvarado, Débora, Yiyi y Eli del Estal.

Goles: 1-0 Alba Merino 26’, 1-1 Paula Moreno 64’, 2-1 Peke 65’, 3-1 Alba Merino 76’ (p).

Colegiada: Verónica González Sánchez.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: Manu Boutureira

 

Artículos relacionados