Justo empate en Lezama

Para inaugurar la séptima jornada de la Liga Iberdrola se dieron cita en Lezama dos equipos situados demasiado abajo en la tabla clasificatoria para lo que de ellos se espera. Tanto el  Athletic como el Valencia llegaban con una dinámica parecida. Los últimos cinco partidos los saldaron con tres empates, una derrota y una victoria. Seis puntos para ambas escuadras,  aunque el Valencia, eso si, con un partido menos.

Por tanto los tres puntos se antojaban imprescindibles para comenzar el ascenso a los puestos de la zona noble de la tabla. Después de los noventa minutos podemos decir que el empate fue justo y merecido, aunque ambos equipos se pueden marchar con un sabor agridulce, pudieron ganar pero también pudieron perder.

El Athletic comenzó mal, mejoró, mejoró muchísimo, tanto que desniveló el partido a su favor, se dejo empatar en el añadido y estuvo a punto de ver como volaban los puntos al Turia en la última jugada.

El Valencia inició el encuentro bien, muy bien, mandando y dominando. Empeoró en la segunda mitad, tanto que tuvo el partido perdido. Rescató un punto a la conclusión y casi se lleva los tres.

Una lluvia rayando en diluvio dio la bienvenida a las jugadoras, por fortuna para el buen desarrollo del juego tan solo fueron unos minutos, con lo que el césped de Lezama se mostró en todo momento perfecto.

En los primeros segundos de tanteo el Athletic se acercó al arco che con un tiro de Lucía García que salió muy desviado, esto no fue nada mas que un espejismo ya que el Valencia se hizo con los mandos del partido, controló el centro del campo, donde las leonas intentaban pero no conseguían, en defensa se desenvolvía sin sobresaltos, todos los intentos de pelotazo los dominó. Y delante tanto Coleman por una banda como Debora García por la otra eran autenticos puñales que entraban y creaban peligro. Y en el centro Mari Paz. Palabras mayores.

Llego el gol rápido, a los cuatro minutos, centro de Coleman, mal despeje de las defensoras, el esférico da en el larguero, y ahí estuvo Mari Paz, donde tienen que estar las delanteras, las cazagoles, cabezazo y cero uno. Siguieron insistiendo las valencianas poniendo en dificultades a la zaga rojiblanca. Coleman, otra vez ella, estrelló un disparo en el larguero. Y cuando parecía que el Valencia tendría un encuentro fácil el Athletic le dio salida a un balón en una contra letal, su única arma hasta el momento, Y. Corres empuja la pelota dentro de la portería de Vreugdenhill.

El Valencia continuó controlando el centro del campo, elaborando bien y creando peligro, aunque poco a poco se fue diluyendo debido al empuje y a la mejor colocación del Athletic. Las de Lezama despertaron a tiempo para nivelar el buen juego de las valencianas.

En el inicio de la segunda mitad Coleman y Mari Paz  se asociaron para crear peligro en un par de oportunidades, aunque eso fue todo, ellas junto a Debora García que fueron quebraderos de cabeza para la zaga del Athletic, desaparecieron del encuentro poco a poco, tanto es así que Coleman y Debora García fueron sustituidas.

Las locales ahora manejaban mejor el balón, no pasaban apuros y ya cuando dábamos por bueno el reparto, llego el minuto 79 y una de las jugadas del partido. Ese tipo de jugadas que dan valor al precio de tu entrada. Balón largo al area valenciana, balón imposible de alcanzar y Lucía García debió acordarse de aquello que dice Simeone, «si se cree se puede», y Lucía García creyó y de qué manera, corrió  y corrió partiendo en desventaja hasta llegar a punto de alcanzar el esférico, al menos llegó para disputárselo a la portera che y consiguiendo que el despeje de esta rebotara en su pierna y alojara la pelota dentro de las mallas ches. Un gol de esfuerzo, de creer, de fe.

Quedaba muy poco encuentro y el Athletic, ahora si, dominara si no claramente si lo suficiente como para no pasar apuros. Ya pensábamos que los tres puntos se quedaban en Lezama, pero en el alargue aconteció otra de las jugadas del partido, despiste de la zaga, balón al área y Marta Carro, mas lista que nadie, mete la cabeza para empatar. Jarro de agua fría para las leonas que pudo ser peor, porque en el minuto 93 una contra del Valencia permite a Marta Peiró plantarse sola delante de Aihnoa aunque su disparo es rechazado en el primer palo por la guardameta vasca.

Final, partido muy entretenido y justo reparto de puntos.

Alineaciones.

Athletic de Bilbao: Ainhoa; Moraza (A. Sierra 90′), Garazi, Damaris, Eunate; Vanesa Gimbert, Lucía García, Erika Vázquez; Marta Unzué, Yulema Corres (Cirauqui 63′) y Nekane (Leila 79′).

Valencia CF Femenino: Vreugdenhill; Jucinara, Van den Berg, Nicart, Debora García (Marta Peiró 68′); Marta Carro, Natalia Gaitán; Coleman (Carol 77′), Sandra, Beristain y Mari Paz.

 

Autor: Emilio Mahugo

Fotografía:

Athletic Club de Bilbao

 

 

Artículos relacionados