Jill Scott vuelve al Everton

Otra internacional inglesa que se va cedida hasta fin de temporada es la veterana Jill Scott.

La centrocampista, de 33 años, regresa al que fuera su club, el Everton, tras siete años en las filas del Manchester City.

Nacida en Sunderland, Jill compaginó fútbol y atletismo hasta su debut como profesional con el equipo local, las Sunderland Women, en 2004. Su buen hacer y sus excepcionales habilidades atléticas no pasaron desapercibidas por otros clubes, entrando rápidamente en el radar del Everton y las Doncaster Rover Belles.

Finalmente, se decantó por el club de Liverpool y jugó con las toffess entre 2006 y 2013. Con ellas ganó la Premier League Cup en la temporada 2007/08 y la FA Cup en 2009/10.

Su carrera como internacional es de sobra conocida. Ya en la selección sub-19, Scott era de las jugadoras diferenciales, siendo la capitana por más de año y medio, así que la llamada por la absoluta no se hizo esperar.

En agosto de 2006 debutó con las Lionesses en un partido contra Países Bajos. A partir de ahí, 149 participaciones con el combinado nacional, anotando 25 goles para la escuadra inglesa. Tras Fara Williams, es la jugadora que más veces ha lucido la camiseta de la selección.

Scott ha jugado ya en cuatro mundiales, siendo una de las piezas claves de un equipo que alcanzó las semifinales en 2015 y 2019. También fue una de las imprescindibles con las Lionesses que llegaron a la final de la Eurocopa de 2009, donde fueron eliminadas por una intratable Alemania.

Con el equipo de Gran Bretaña jugó las Olimpiadas de Londres de 2012.

Ya con el Manchester City, la vitrina de trofeos de Jill Scott siguió aumentando de manera considerable: un título de liga, tres FA Cups y tres Conti Cups en estos últimos siete años.

Tras la marcha de Damaris Egurrola al Olympique de Lyon, y tras varios problemas de lesiones entre sus filas, las toffees confían en la veteranía y la calidad de Scott para su centro de campo.

Willie Kirk se muestra «encantado de haber podido traer de vuelta a Jill al equipo».

«Ella fue una referente en el Everton cuando se inició la WSL y ha llegado a convertirse en una jugadora esencial para el Manchester City hasta convertirlas en uno de los clubs más importantes de este país».

«Sus logros dentro del campo son increíbles. Ella me ha transmitido las ganas que tiene de unirse al equipo. De ella espero que mejore nuestro nivel, que su incorporación sea un añadido al buen trabajo que estamos haciendo».

«Muchos pueden pensar que tan solo se trata de una cesión hasta final de temporada, de algo a muy corto plazo, pero creo firmemente que su vuelta va a tener un impacto a largo plazo en el equipo. Desde luego que estoy impaciente por ponerme a trabajar con ella».

Para Sarvar Ismailov, director deportivo y comercial del Everton, esta cesión es una gran noticia: «Es genial tener de vuelta a Jill. Todos conocemos su calidad y todas las cualidades que va a traer al equipo, pero lo más importante es la mentalidad ganadora que posee y que va a sernos de gran ayuda».

«Estamos en pleno proceso de reforzarnos y de construir un equipo ganador que pueda competir de tú a tú con los grandes clubes de la WSL».

Para Scott, que en junio del año pasado renovó por dos años con el club mancuniano en calidad de jugadora-entrenadora, ésta es una oportunidad de sumar minutos de juego de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

Autora: Marga Martín

Foto principal: Everton Women

Artículos relacionados