Incomprensible derrota del Valencia en el tiempo de descuento

Mañana soleada con una temperatura agradable y con las ganas de partido después del parón navideño y un bonito duelo para disfrutar por delante hacían de este encuentro un buen menú para el día de Reyes. Ganas de disfrutar del fútbol, ganas de recobrar la victoria por parte de ambos equipos que venían de una derrota y sobre todo por parte de la afición Che ganas de una nueva imagen, una alegría en forma de victoria y olvidar los malos resultados de final de año.

El partido empezó con un regalo para la parroquia valencianista y sobre todo para la jugadora Cristina Cubedo quien después de más de 6 meses por una lesión en la rodilla, volvía a una convocatoria.

Ambos entrenadores presentaban un once con cambios similares, de hecho, el mismo cambio táctico al retrasar a sus respectivas interiores al lateral y jugar con una única punta, en esta ocasión Óscar Suárez apostó por Mari Paz en lugar de Zenatha Coleman, pero una vez más e incomprensiblemente dejaba en el banquillo a Marta Peiró. La canterana, una de las favoritas de la afición por su entrega, su coraje y su garra, características muy necesarias en situaciones como la que vive el Valencia, comenzó de nuevo el partido desde el banquillo, después de no jugar ni un minuto en los últimos partidos.

El encuentro comenzaría dubitativo entre los dos equipos, ninguno se hacía con el control del balón ni del juego y los primeros 15 minutos parecía que ambas escuadras se estudiaban, un toma y daca de aproximaciones pero sin concretar. Sería el Valencia en las botas de Sandra al botar una falta directa la que daría el primer susto al salir su disparo rozando el larguero tras dar en la barrera. Las ocasiones más claras venían por parte del Valencia con un disparo potente desde fuera del área de Mari Paz pero el Granadilla, en las botas de Joyce tras una internada, pondría en aprietos con un fuerte disparo a Vreundenhill. Hoy no parecía el día de Mari Paz, la gallega y máxima goleadora del Valencia vería como dos veces el palo, un gol anulado por manos y un balón sacado de la misma línea le negaba el gol.

El Valencia asediaba la meta tinerfeña siempre en las botas de la jugadora gallega con una espectacular Carol Férez que se hizo dueña y señora del medio campo y con las constantes internadas por banda de Débora, lo que provocaría que en el minuto 77 llegará tan ansiado fruto y Mari Paz, tras materializar un penalti provocado por ella misma, conseguía adelantar al Valencia.

Pero cuando el Valencia creía controlar el partido y el resultado y tras los cambios, llegaría la debacle del conjunto Che, dos goles en el tiempo de descuento de Natalia Ramos y Koko, le dieron la vuelta al marcador llevándose así la victoria el conjunto insular y trayendo de nuevo la crispación a la grada local.  Gran regalo de Reyes para las tinerfeña que no dejaron de creer en los 95 minutos.

1 – Valencia: Vreugdenhil, Débora, Nolasco, Van der Berg, Flores (Alejandra, min. 77), Gio Carreras (Cubedo, min. 63), Sandra, Cárol, Aedo (Coleman, min. 69), Jucinara y Mari Paz (Marta Peiró, min. 89).

2 – UD Granadilla Tenerife: Reis, Simpson, Patri Gavira, Pisco, Estella, Eva Llamas, Doblado (Cindy, min. 93+), Joyce, Sara Tui (Ramos, min. 62), María José (Martín Prieto, min. 84) y Aleksandra (Ange Koko, min. 73).

Gol: 1-0, min. 77: Mari Paz Vilas, de penalti. 1-1, min. 91+: Ramos. 1-2, min. 95+: Koko.

Árbitra: Amy Peñalver Pearce (Comité balear). Mostró tarjeta amarilla a las valencianistas Gio Carreras y Cubedo y a las tinerfeñas Estella.

Incdidencias: partido de la jornada 16 de la Liga Iberdrola disputado en el estadio Antoni Puchades de la Ciudad Deportiva del Valencia.

 

Autor: David Barragán

Fotografía:

Valencia CF

 

Artículos relacionados