Importante victoria del Sporting Huelva

Los puntos a esta altura de la competición cuando el calendario nos enseña la meta final se convierten en algo más que tres unidades para sumar al casillero, son la vida. Conseguir una victoria es una medicina que ni siquiera los chamanes más cualificados pueden prescribir. Es la diferencia entre lograr los objetivos marcados al comienzo o  no hacerlo. Así tan sencillo, tan simple, tan rotundo, tan hiriente. El fracaso  no entra en la ecuación ya que es despejado  por el esfuerzo y la dedicación que tanto jugadoras como cuerpo técnico imponen en todas sus acciones.

El Sporting Huelva y el Atlético de Madrid se enfrentaban en un choque que otrora tenía un marcado acento rojiblanco pero que a día de hoy ya no lo es tanto. El inestable recorrido de las colchoneras equipara fuerzas. A priori las jugadoras de la orilla del Manzanares deberían ejercer su condición de favoritas e imponer su ley. La realidad nos susurra que muchos conjuntos y de distinta condición han hecho sufrir al Atleti. Para las locales el triunfo serviría de trampolín que las alejaría de la frontera del miedo, esa desde donde ves el abismo. Las visitantes en un «más difícil todavía» digno de los mejores artistas circenses no pueden volver a Madrid  sin la gloria, los puestos de Champions están complicados pero la lucha ha de continuar hasta el final.

Nuevo partido al minuto de juego

No es cierto que los partidos comiencen con empate  cero en el marcador, este lo hizo con uno a cero favorable al conjunto blanquiazul. Las locales combinaban el balón y las rojiblancas todavía no habían hecho acto de presencia sobre el verde. El esférico recorre el área, golpea en el larguero y finalmente se aleja en las redes ante la pasividad colchonera. No había dado tiempo a imaginar las tácticas, a ver las posiciones de las jugadoras, los despliegues. Nada. Aunque, los dos minutos escasos y el tempranero gol si que era indicadores de lo que iba a ser la primera mitad.

El Sporting Huelva con el viento a favor, el meteorológico y el del marcador, impuso el ritmo, se jugó como las onubenses desearon, sin dejar un resquicio para que las rivales pensaran y pudieran hilvanar juego, trenzar para llegar a la zona de peligro. El Atlético de Madrid fue la clara imagen del desquiciamiento colectivo, fallando pases sencillos, llegando tarde, sin claridad. Jugando siempre con las luces apagadas. Las locales incentivaban los aciertos propios y acentuaban los fallos ajenos. En este mar de los Sargazos navegó el cuadro colchonero por la primera mitad.

Más delanteras no significa más ataque

No se puede decir que el Atleti no lo intente, eso sería mentir. No obstante, las ideas parecen difusas, y aunque pone toda la carne en el asador, y derrocha poder ofensivo, el premio del gol, el galardón del triunfo no acompaña. Ni siquiera se ven compensado con más productividad atacante. De vuelta al verde la situación continuó del mismo modo, y este como era tendencia poseía color azul y blanco. Las unas fieles al concepto que les iba dando la victoria, las otras con piernas de refresco intentando revertir la situación. No parecía que en el horizonte apareciera cambio alguno. Si acaso, el susto podría venir con marca casera mas que foránea.

En el tramo final la tendencia mutó, ahora sí, el campo basculó hacia la meta de Buhigas. Entendámonos a la guardaredes local no se la vio agobiada, salvo un par de buenas intervenciones muy al ocaso del choque, pero si que el Atleti obtuvo el control del balón, más por esfuerzo e intención que por precisión, y el ambiente de peligro sobrevoló las inmediaciones del área onubense.

No volvió a moverse el marcador, por tanto el Sporting atesora tres puntos valiosísimos, oro puro. Al Atlético de Madrid no le queda otra que aquello que comentábamos al principio, «más difícil todavía». Esto y un trabajo mental para recuperar a las jugadoras, de lo contrario la temporada se va a hacer muy muy larga.

FICHA TÉCNICA

Sporting Huelva: Buhigas, Carol, Castelló, Ojeda, Paula García, Sofía García, Kanteh (Fish 77´), Tanaka (Santana 82´), Falknor, Helena (Morilla 82´) y Ramírez.

Entrenadora: Jennifer Benítez Ortiz

Atlético de Madrid: Lindahl, Tounkara, Van Dongen (Storm 45´), Kazadi (Knaak 70´), Aleixandri, Sampedro (Claudia 70´), Meseguer, Santos (Ajibade 70´), Ludmila, Laurent (Duggan 45´) y Ajara.

Entrenador: José Luis Sánchez Vera

Goles: 1-0 Castelló 1´

Colegiada: María Eugenia Gil Soriano

Amonestación:  Tarjeta amarilla para las locales Helena 54´y Ojeda 95´. También para las visitantes Ajara 21´y Tounkara 78´.

Autor: Emilio Mahugo

Fotografía: Atlético de Madrid 

 

Artículos relacionados