Goleada de permanencia

Partido disputado en feudo rayista con la confrontación de dos equipos empatados a puntos y con un colchón de puntos suficiente como para no sufrir en las últimas jornadas, si bien quien consiguiese llevarse esos tres puntos certificaría de forma matemática la salvación. Llegaba el Espanyol con una mejora de resultados y juego desde el cambio de entrenador. Frente a él tendría un Rayo de Ferreras que después del buen inicio de temporada y con los puntos conseguidos en las dos jornadas anteriores se había separado definitivamente de los puestos de abajo y quería certificar definitivamente su continuidad en la Liga Iberdrola con una alegría para la hinchada local.

El signo del partido hubiese podido ser otro diferente al que el marcador final refleja si en el minuto 10, y en la primera gran ocasión local, Oriana Altuve no se hubiera encontrado con el travesaño en el camino del que hubiera sido el primer gol rayista, pero el larguero repelió el remate después de una gran internada por banda de Sole. Por su parte, las jugadoras de Jaspe, llenas de confianza, consiguieron adelantarse en el marcador con el primero de los tantos de una renacida Paula Moreno, que se ha reencontrado con el gol en estas últimas jornadas, una Paula que repitió minutos después con el segundo tanto. El Espanyol seguiría mostrando su efectividad y trasladó su dominio sobre el césped en el electrónico con el gol de su jugadora estandarte que siempre acude a su cita obligada con el gol, Eli del Estal, que sigue anotando a cada jornada que juega y que pondría un marcador casi definitivo antes del descanso. El Rayo no estaba haciendo un mal partido, pero notaba en demasía sus ausencias en el once y no había vuelto a generar ocasiones claras de peligro frente al marco de Mimi.

El segundo tiempo pareció empezar con un Rayo más enchufado, consciente de que debía ofrecer una mejor imagen frente a su público y que, además, estaba dejando pasar la primera oportunidad de certificar la permanencia virtual conseguida con los tres puntos de la semana anterior. Pero nuevamente apareció sobre el rectángulo de juego la mayor efectividad periquita fruto de la dinámica positiva de las últimas jornadas y, en esta ocasión, Paloma, aprovechando un despiste de la zaga rayista en una jugada a balón parado, es quien alejaba definitivamente en el marcador a su equipo.
Las jugadoras de Ferreras, siempre luchadoras y mostrando un gran pundonor, consiguieron recortar las distancias en el marcador casi de forma inmediata con el acierto, esta vez sí, de Oriana Altuve, si bien las jugadoras de Jaspe, que llenas de confianza no sólo rematan de forma efectiva, ya que además han vuelto a encontrar esa fluidez en las circulaciones de balón, movieron al equipo rayista a su antojo, superando las líneas de presión locales y apagando el plus de confianza que les había supuesto el primer tanto. Fruto de ese claro dominio del balón llegó el gol de Ana Torrodá de certero disparo desde lejos que certificaba la victoria y la permanencia de las pericas en la Liga Iberdrola para la temporada que viene.

Las jugadoras de Ferreras necesitan asegurar la permanencia y tendrán la primera oportunidad en su desplazamiento a Logroño, en la próxima jornada, ante un rival que se está jugando la vida para lograr la permanencia y que tiene mayor necesidad de puntos que las rayistas, mientras que el Espanyol podrá disfrutar con tranquilidad de las tres últimas jornadas y afrontará el gran partido que se espera en el RCD Estadium frente al Atlético del próximo día 22 de abril con los deberes hechos y pudiendo disfrutar de lo que será otra gran fiesta del fútbol femenino, esperando llenar el estadio el día que se celebra la festividad de La Mona en Catalunya.

Al final del encuentro, y en zona mixta, Ainhoa manifestaba que les había salido todo redondo a lo largo del partido como si las jugadoras salieran solas, que habían podido llegar relajadas al descanso con el 0-3 conseguido y que era una situación nueva que no habían conseguido lograr en toda la temporada y aseguraba que la seriedad defensiva había sido decisiva. Por su parte, Brenda Pérez manifestaba que habían aprovechado las oportunidades generadas en un partido que preveían iba a ser muy competido porque ambos equipos buscaban asegurar la permanencia, y que los primeros minutos del segundo tiempo ante la presión del rival les había costado un poco más, pero habían conseguido asentarse de nuevo gracias al trabajo defensivo, el cual había sido fundamental para evitar los envites del Rayo.
Del lado local, Iris Ponciano manifestaba que el palo recibido era muy fuerte, pero que no quedaba otra que seguir para asegurar la permanencia, y que quizás la efectividad del Espanyol había hecho mella anímicamente en el partido y era la causa de que se hubieran visto incapaces de recuperar el control del partido y haber podido ofrecer más lucha en el resultado final, confiando en que el trabajo, orgullo y la humildad que las caracterizaba les permitiría asegurar definitivamente la permanencia. Finalmente, Cristina Auñon recordaba los primeros quince minutos buenos al inicio del partido en los que no habían conseguido materializar ningún gol mientras el Espanyol si que había aprovechado sus ocasiones, si bien también mostraba que su unión como equipo y el trabajo les permitirá seguir en el camino marcado de la permanencia, así como que era importante recuperarse mentalmente para conseguir definitivamente el objetivo marcado al inicio de la temporada.

Alineaciones

Rayo Vallecano: Ana Valles, Pilar, Mendioroz, Ángeles, Sheila, Auñon (Eva Masdeu 56’) Altuve (Iris Ponciano 53’), Marta Perarnau (Raquel Candelas 81’), Andújar, Eva Alonso y Silvia (Naima Garcia 61’).

RCD Espanyol: Mimi, Berta (Leticia Sevilla 69’), Inés, Eli, Brenda, Dulce (María Llompart 80’), Paloma (Ainhoa Marín), Katherine, Paula (Elena Julve 57’), Elba y Anna Torrodá.

Goles: 0-1 Paula 20’, 0-2 Paula 32’, 0-3 Eli del Estal 38’, 0-4 Paloma 49’, 1-4 Oriana Altuve 51’, 1-5 Anna Torrodá 75’.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: Alejandro Reguero

Artículos relacionados