Gol de Kerr y tres puntos para el Chelsea

Gol de Kerr y tres puntos - celys

El solitario gol de Sam Kerr le da los tres puntos al Chelsea en esta jornada 4 de la fase de grupos de la UWCL.

Tras la goleada del partido de ida, muchos nos esperábamos otra similar apenas una semana después, pero ambos entrenadores tenían otros planes para sorprendernos.

Las de Sévérac salieron sin complejos frente a las actuales subcampeonas de Europa, y eso se notó en forma de ocasiones creadas. Pese a jugar a ratos con defensa de seis, las suizas dieron unos cuantos sustos a los aficionados que habían acudido a la llamada de las blues en Kingsmeadow.

Por su parte, Emma Hayes planteó un partido, a lo mejor menos vistoso que el anterior, pero que sirvió para dar descansos a la plantilla y probar cosas nuevas en el terreno de juego.

CHELSEA 1 – SERVETTE 0

Con la vuelta de Maren Mjelde a la titularidad, las blues volvieron a la defensa de cuatro a la que estábamos acostumbrados en temporadas anteriores. Sin embargo, la vuelta a este sistema que muchos aficionados echaban en falta, hizo echar de menos el juego rápido y vistoso que estamos viendo este año.

Y es que, las cosas como son, el equipo funciona diferente sin Reiten y Cuthbert por banda. Las diabluras de la noruega y la escocesa por sus respectivas bandas le imprimen otra velocidad a los partidos, y eso es lo que precisamente se echó de menos hoy durante prácticamente todo el partido.

Las visitantes aguantaron 67 minutos sin encajar un gol, todo un récord para el Servette, que hasta hoy estaba acostumbrado a irse al menos con un gol en contra al descanso en la UWCL.

Arrancaba el partido con Kirby poniendo el balón en movimiento en Kingsmeadow. Bright lanzaba un zurdazo desde su campo para Kerr, que llegaba en carrera a la zona de peligro. La australiana disparaba y Pereira detenía sin mucha complicación.

Ni un minuto después ya estaba el Servette probando fortuna. Padilla lo intentaba desde fuera del área, pero se iba muy larga.

El toma y daca entre ambos equipos no había hecho más que comenzar.

Nada que ver con el partido de ida

Ji le ponía un balón excepcional a Kirby, que corría hacia el espacio y se la pasaba a Kerr, pero su compañera estaba fuera de juego. Las visitantes hicieron los deberes esta semana y supieron cómo jugar con el offside a su favor.

La siguiente ocasión tuvo a las mismas protagonistas involucradas, siendo esta vez Kerr la que iniciase la jugada hacia Ji, más centrada. La surcoreana se la ponía a Kirby en el área y chutaba sin remilgos. Cuando todos estaban cantando ya el gol, apareció la pierna de Pereira para dejar mudo al respetable.

Las blues se afanaban en ataque, pero nada salía hoy. Kirby metía un pase perfecto para Kerr en el área, y esta vez era Laura Felber la que interceptaba. Éric Sévérac tiene que estar muy satisfecho con el trabajo de sus jugadoras en defensa, la cara completamente opuesta de lo visto la semana anterior en Ginebra.

Nakkach encontraba a Lagonia bien situada y se la pasaba a la capitana del Servette. El pase de Lagonia pillaba a Padilla fuera de juego, invalidando el tiro de ésta, aunque Zecira Musovic lo tenía asegurado entre sus manos.

Hayes cambiaba la defensa de cuatro por la habitual de tres esta temporada, adelantando a Bright. La inglesa le sirvió un pase milimétrico a England, dentro del área. Soulard reaccionaba rápidamente, bloqueando el disparo de la delantera del Chelsea.

Cambio de estrategia en el Chelsea

De nuevo, Millie Bright. De nuevo, pase a Beth England dentro del área. Esta vez la delantera probaba a rematar de cabeza, siendo despejado por Mendes. Fantástico el trabajo realizado por las fullbacks del equipo suizo hasta el momento.

El Servette sacó un libre indirecto dentro del campo del Chelsea. Mäendly lanzaba un centro poderoso al palo largo que era despejado por Bright, una de las mejores de la noche para el conjunto londinense.

Con el 0-0 llegaríamos al descanso en Kingsmeadow. Un Chelsea por momentos fatigado, por momentos brillante, frente a un Servette que plantó cara desde el minuto uno, brillante en defensa.

Las blues no lograban abrir el cerrojo

Sin cambios tras el descanso, los equipos volvían a la carga. Primera jugada, primer saque de esquina de la segunda parte para el Chelsea. Mjelde sacaba e Ingle remataba de cabeza, pero Pereira de nuevo intervenía para interceptar.

Los siguientes cinco minutos fueron para que el Chelsea sacase varias veces de esquina. Las defensas evitaron males mayores. Beth England a punto estuvo de romper el maleficio, pero su cabezazo salía fuera por muy poco.

Charles se aliaba con England y la delantera dejaba un balón de oro para Jonna Andersson. La sueca disparaba, pero Nakkach se interponía, negando de nuevo el gol a las locales.

Mjelde sacaba de esquina, directo a la cabeza de Bright. El disparo se iba alto.

Minutos más tarde, el caos llegaba al área del Servette. England trataba de controlar un pase rápido de Kerr, pero le golpeaba el brazo. La árbitra búlgara señalaba el punto de penalti para estupor de todos. Finalmente, tras las protestas de las visitantes y las indicaciones desde la banda, la colegiada enmendó su error.

Tras el momento absurdo de la noche, el Servette se hacía con la posesión y Jade se internaba en territorio rival. La jugadora pasaba el balón a Mendes, que colgaba al área para Jade. Magda Eriksson se adelantaba e interceptaba el pase, otorgando a las visitantes su primer córner.

Primera ocasión para el Servette

El córner llevó a una serie de catastróficas decisiones por parte de la defensa local. Malos despejes y jugadoras sin marca llevaron a las visitantes a hacer su primer disparo entre los tres palos del partido. Mendes se aprovechaba del error defensivo y disparaba sin contemplaciones.

Musovic hacía la parada de la noche, prácticamente sobre la línea. La cara de la guardameta era u poema.

Tras la bronca de la portera, se intuían los primeros movimientos del banquillo local. Sin embargo, el gol de Kerr, el que dio los tres puntos al Chelsea, estaba a punto de llegar.

Gol de Kerr y tres puntos - kick

Gol de Kerr y tres puntos para el Chelsea

Y, ¿quién si no iba a ser? Las Kerrby de nuevo. La combinación entre estas dos sigue siendo letal. Kirby se llevaba consigo a varias defensas para, como en un telar, meter la hebra de hilo de manera perfecta para que su compañera terminase de enhebrar. El pase de la inglesa llegaba a la australiana, que remataba con confianza para batir a Pereira.

Amandine Soulard, que sería expulsada posteriormente, se ganó la primera amarilla del encuentro tras hacer falta a Sam Kerr. Amarilla casi roja, porque podría interpretarse que Soulard era la última jugadora e interceptaba a Kerr de cara a portería.

Kirby recortaba en el área y se la cedía a Leupolz. La germana la colgaba al borde del área, donde Eriksson remataba de cabeza. El balón era desviado a córner.

El lanzamiento de córner le llegaba a Bright, pero antes de que la central pudiese disparar, Menges se anticipaba y bloqueaba el intento de la del Chelsea.

Soulard veía la segunda amarilla de la noche tras una falta bastante fea a Niamh Charles. La jugadora del Servette protestaba, pero era amonestada con la roja y expulsada. El Servette jugaría los últimos diez minutos del encuentro con una menos.

Debut de Lauren James

Minuto 85 y ovación de gala en Kingsmeadow al entrar Lauren James sustituyendo a Fran Kirby. El debut más deseado de la temporada para la afición de las blues por fin se producía. La joven jugadora tuvo tiempo a dar varios destellos de calidad para deleite del público allí congregado.

Cuthbert centraba desde la derecha hacia Reiten. La noruega la peinaba, pero salía fuera por poco.

Ya en el descuento, James tuvo un par de ocasiones. En la primera perdió el equilibrio y el tiro se quedó en la defensa rival, mientras que en la segunda el disparo se iba muy alto.

La última de la noche la tuvo Reiten de nuevo, aunque se fue muy alta. El silbato sonaba y no había tiempo para más.

Líderes del Grupo A

El gol de Kerr le dio al Chelsea los tres puntos más importantes hasta ahora en la fase de grupos. Tras la victoria de la Juve frente al Wolfsburgo, las inglesas siguen líderes en solitario, ampliando la ventaja ante estos dos equipos. A las italianas les sacan tres puntos, mientras que doblan la puntuación de las germanas, sacándoles cinco puntos por el momento.

De nuevo, enhorabuena al Servette por la actuación de la noche. Si bien no es el resultado esperado, se ve que son un equipo que aprende rápido de los errores, plantándole cara por momentos a uno de los equipos más en forma de Europa en este momento.

FICHA DEL PARTIDO

Chelsea: Musovic (P), Bright, Ingle (Leupolz, min. 68), England (Fleming, min. 68), Ji, Kirby (James, min. 85), Eriksson (C), Mjelde, Kerr (Reiten, min. 85), Charles y Andersson (Cuthbert, min. 69).

Entrenadora: Emma Hayes.

Servette: Pereira (P), Tufo (Guede, min. 90), Felber, Nakkach, Jade (Fleury, min. 80), Mäendly (Tamplin, min. 90), Lagonia (C), Spälti, Mendes, Padilla (Bourma, min. 70) y Soulard.

Entrenador: Éric Sévérac.

Goles: 1-0 Kerr (min. 67).

Árbitra: Hristiyana Guteva.

Partido disputado en Kingsmeadow (Kingston upon Thames).

Incidencias: Tarjeta amarilla a Soulard (Servette, min. 69) y tarjeta roja (doble amarilla) a Soulard (Servette, min. 83).

Asistencia: 1270 personas.

Premio “Player of the Match”: Sam Kerr.

Autora: Marga Martín

Fotografía: Chelsea FC Women

Artículos relacionados