España cae derrotada en la Copa Algarve

La selección de Jorge Vilda ha perdido cualquier opción de revalidar la Copa Algarve al caer ante Polonia (0-3). El conjunto español no podrá repetir el excelente resultado del año pasado, donde se proclamó campeona de la copa. El seleccionador español, consciente de las posibilidades de su equipo y, con lo que puede interpretarse como una acción para cohesionar el grupo, presentó un equipo plagado de rotaciones: en su once inicial había hasta 10 jugadoras diferentes del que ganó en la primera jornada del campeonato, donde España derrotó a la campeona de Europa y a la que superó sobradamente en el marcador y en el juego. Pese a no tener oportunidades, España cerrará su paso por esta edición de la Copa Algarve jugando el próximo miércoles, con horario y rival por determinar.

España afrontaba el partido conocedor de la mayoría de resultados, brindándole una nueva oportunidad de presentarse en la final de la Copa Algarve. Enfrente tenía a una selección a la que había derrotado con suficiencia tres meses antes. Asimismo, una selección debutante en este torneo, sin presión alguna y con ganas de demostrar que, a pesar de no estar ni en el próximo mundial y ni siquiera entre las 30 primera del ranking mundial, tiene en su haber a jugadoras que atesoran una calidad técnica y competitiva importante, algunas de ellas en las filas de grandes equipos europeos como PSG y Wolfsburgo, entre otros.

Ante esta situación, en el devenir de la primera parte, España se vio superada por una combativa y descarada Polonia que, en el minuto 25, a través de Dudek de falta directa, conseguía plasmar en el marcador ese empuje de quien no tiene presión alguna a sus espaldas. Ese descaro de las polacas provocó que en otra de las jugadas de ataque, bien conducidas por una de sus jugadoras más técnicas, Patrycja Balcerak, aprovechara el último pase para empujar el balón al fondo de la red española.

El descanso fue aprovechado por ambos seleccionadores, Vilda y Stepinski, para introducir algunos cambios. Pareció tener mayor acierto el seleccionador polaco, puesto que una de las jugadoras que se incorporaron, Weronika, fue quien hizo subir el tercer tanto al electrónico, enterrando con ello cualquier atisbo de revertir el resultado en favor del conjunto español. De ahí hasta el final, carrusel de cambios intentando mejorar el juego desplegado, buscando recuperar al menos buenas sensaciones en cuanto a la forma de plantear el juego habitual del combinado español. No obstante, sin poder hacer nada de cara a portería, donde el gol se resistió en todo momento.

Esta derrota debe ser interpretada en clave positiva: por un lado, para dar minutos a jugadoras no tan habituales y, por otro, para tener presente que realizar buenos partidos ante rivales de mayor entidad llevan implícita la concentración y la exigencia, que en estos partidos se demuestra que, a estos niveles, no hay rivales fáciles. No se puede conceder nada. Sin embargo, queda mucho para el mundial, tiempo suficiente para corregir errores, sumar jugadoras de calidad, que hay de sobra en los equipos de la Liga Iberdrola, y recordar evitar confiarse ante otras selecciones sin tanto nombre, pero con calidad.

Ficha técnica

España: Quiñones, Leila, Ivana Andrés, Marta Corredera, Alexia (Losada 46’), Marta Carro (Mapi 67’), Torrecilla, Lucía (Mariona 60’), Alba (Celia 46’), Aitana (Jenni 60’) y Olga (Meseguer 60’).

Polonia: Kiedrzynek, Grzywinska, Dudek, Sikora, Pajor, Kamczyk (Katarzyna 46’), Patrycja (Emilia 61’), Agnieszka (Katarzyna 46’), Grabowska, Chudzik (Weronika 46’) y Malgorzata.

Goles: 25’ Dudek (1-0), 34’ Patrycja (2-0), 49’ Weronika (3-0).

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: Jordi Vinuesa

Artículos relacionados