El RCD Espanyol primer finalista de la Copa Catalunya tras vencer a un correoso AEM

Este jueves se disputaba en la ciudad costera de Palamós la fase final de la Copa Catalunya femenina organizada por la Federació Catalana de Fútbol en lo que es la fiesta del fútbol femenino catalán. Se daría la cifra oficial de 750 espectadores. Una fase final que daba inicio con las semifinales a disputar entre los dos equipos clasificados de forma directa por ser los representantes del fútbol catalán en la máxima competición estatal, y enfrente los dos equipos que después de superar varias eliminatorias habían accedido a disputar la misma. Casualmente este año los dos equipos que habían llegado hasta semifinales eran los dos equipos que de la Segunda División habían conseguido su calificación para la nueva liga Reto Iberdrola.

Por tanto disputaban esta fase los cuatro mejores equipos de Catalunya. Y se presentaba la oportunidad para el Barcelona de ganar por décima vez la competición, que sería además la sexta de forma consecutiva, datando la última vez que no la ganan las blaugrana el año 2014.

En la primera semifinal bajo un sol radiante y un ambiente un tanto desangelado para ser unas semifinales en pleno mes de agosto. Los equipos que buscaban una plaza para la gran final del sábado, el Espanyol dirigido por Salvador Jaspe, con una gran pretemporada a sus espaldas, con la única derrota frente al Ínter de Milán, y un AEM de Lleida dirigido desde la banda por Roger Lamesa que se presentaba sin nada que perder y con la clara intención de jugar sus bazas.

El partido estuvo dominado en todo momento por el equipo perico que tuvo el dominio del balón, tuvo las ocasiones y también tuvo en su mano incluso desperdiciar la ventaja conseguida en la primera parte cuando permitió una ocasión del equipo lleidata en el último suspiro del partido.

Las pupilas de Jaspe saltaron al terreno de juego sabedoras que deberían de tener paciencia frente a un equipo del que se esperaban se encerrara atrás intentando cerrar al máximo los espacios para evitar que la superioridad técnica y táctica de las blanquiazules pudiera imponerse. El Espanyol tenía facilidad para salir con el balón, toda vez que la primera línea de presión ejercida por Natalia, descolgada en punta, no se iniciaba hasta que el balón no salía de las botas de las centrales, pero a partir de ahí empezaban a generarse los problemas en la zona de creación, donde ni Letti ni Ayaka conseguían conectar en condiciones óptimas con las puntas, las siempre incisivas y veloces Paula Moreno y Elena Julve.

En el minuto 9 esa conexión llegaría y Paula Moreno recibiría un pase en profundidad, consiguiendo conectar un buen disparo que recibiría mejor respuesta por parte de María Subies que rechazaría a córner. A partir de ahí diferentes llegadas del Espanyol, aunque sin encontrar ese último pase certero o ese remate bien dirigido entre los tres palos.

El Espanyol intentaba llegar por bandas, principalmente por el lado de una Débora muy incisiva a lo largo de todo el primer tiempo, pero sus centros o bien no encontraban una rematadora clara, o bien eran interceptados en ocasiones por la zaga lleidatana, y en otras ocasiones por su portera, muy atenta en todas las aproximaciones rivales.

En el minuto 31 de partido el Espanyol encontraría la recompensa a tanto trabajo y esfuerzo, un premio a la constancia. Un balón que recibía Paula Moreno dentro del área, que bajaba perfectamente al verde y que con una gran colocación e intención, mostraba su calidad con un disparo cruzado colocado y suave lejos del alcance de María que no podía sino mirar la calidad del disparo. Un gran gol de una jugadora que crece en prestaciones a medida que avanza la pretemporada.

Con el gol a favor, el Espanyol seguía intentando generar más peligro, pero en ocasiones un exceso en las conducciones y otras la falta de velocidad en los cambios de orientación en el juego permitían las bascula iones defensivas de un AEM muy bien situado sobre el rectángulo de juego y con la ideas muy claras de lo que tenía que hacer y sobre todo de lo que no tenía que hacer.

El segundo podía haber llegado en cualquiera de las aproximaciones que se produjeron antes del descanso, pero la portera lleidatana estaba muy acertada en sus intervenciones. Primero en el minuto 33 y después de rechazar de puños un córner, despejó un gran disparo de Cristina Baudet desde el interior del área como consecuencia de la acción del córner. Y al filo dl descanso, ya en el añadido una doble intervención subliminal que se iniciaba con un balón centrado al área después de una combinación entre Julve y Débora que recoge Paula Moreno que se eleva el balón para rematar de medio chilena y cuando el balón parecía entrar en la portería María Subies hace una gran intervención. En el córner lanzado después del rechace inicial, el balón vuelve al área donde lo recoge Inés y dispara casi a bocajarro sacando una mano providencial la cancerbera para evitar el tanto del Espanyol.

El AEM sólo se había acercado a los dominios de Mimi en una sola ocasión en esta primera parte y había sido en una falta lateral despejada a córner por la zaga blanquiazul, un córner a resultas de la misma que no había tenido ninguna consecuencia ni inquietado a la portera. Poco bagaje, muy poco, para un equipo que quiere lograr su pase a la final, pero en la hoja de ruta de su preparación de partido, buscando llegar vivas a los últimos instantes de partido.

En la segunda parte los cambios lógicos introducidos principalmente por Jaspe para seguir con esas rotaciones de minutos de todas las jugadoras para tenerlas todas en disposición para la cercanía del inicio del campeonato liguero, dando entrada a Mariajo en la portería, introduciendo a Elba y Daniela Cruz en los laterales, la inclusión de Anna Torrodá en el centro del campo al que también pasaba por banda Elena Julve, dejando la línea de ataque para Yiyi y Eli del Estal.

Serían en las combinaciones precisamente entre las dos lanzas de ataque del Espanyol donde llegarían las oportunidades más claras de las blanquiazules en este segundo tiempo. Las primeras de ellas nada más empezar el segundo acto, Yiyi recogía un gran pase interior pero la intervención de la recién ingresada cancerbera lleidatana Noelia, impedía que aumentase la diferencia en el electrónico.

El Espanyol conseguía generar un poco más de ataque combinando las incursiones de Baudet por un lado y de Julve por el otro, si bien no se acababa de acertar con el remate final y seguía faltando la puntería en los metros finales. Se llegaba más y mejor que en el primer tiempo.

De esta forma llegarían un disparo de Yiyi bien atajado por la portera en el palo corto, una excelente combinación en el minuto 67 dentro del área entre Yiyi y Eli que finalizaba con un taconazo de la primera a la segunda que disparaba pero salía el balón rozando la base del palo. Acto seguido, nuevamente una combinación entre ambas, centro medido de Yiyi que había bajado su posición para recibir y Eli conecta el disparo de primeras en el aire, pero el balón sale alto.

Las ocasiones se iban creando, pero el gol de la tranquilidad no llegaba y en cambio se estaba siguiendo un poco el guion trazado y esperado por el equipo lleidatà, que en este segundo tiempo había intentado alguna contra, si bien no había siquiera disparado de forma inocente entre los tres palos en todo el partido hasta el minuto 79.

Se llegaba los cinco minutos finales con las espadas en alto, un Espanyol que no quería guardar el resultado, sino que seguía insistiendo en ir a por el segundo gol y sentenciar definitivamente el pase a la final y un AEM que sacaba todo lo que tenía en el banquillo para intentar ir a los penaltis en los últimos minutos, unos minutos que tuvo la ocasión del AEM de empatar a la salida de una falta y en un balón que no acertaron a rematar, y la sentencia definitiva con el gol de Débora en una salida a la contra cuando el equipo de Roger Lamesa estaba volcado al ataque.

El sábado se podría dar el derbi catalán. El Espanyol había hecho los deberes frente a un AEM que había competido con sus armas, pero el fútbol había sido justo con quien había puesto el juego y las ocasiones.

 

FICHA TÉCNICA

RCD Espanyol: Mimi (Mariajo 46’), Paola, Elba, Inés, Cristina Baudet (Irene 60’), Brenda Pérez, Ayaka (Torrodá 46’), Letti, Débora, Paloma (Yiyi 46’), Paula Moreno (Eli del Estal 46’) y Elena Julve.

AEM Lleida: Maria Subies, Cristina, Nadia, Iris, Julia, Vanesa, Natalia, Hisui, Janira, Ana y Inés. También jugaron Noelia, Meritxell, Marta, Vesela y Andrea.

Goles: 1-0 Paula Moreno 31’, 2-0 Débora 90+1’.

Colegiada: Victòria Petrova

Asistentes: Íria Pujol y Ágata González.

4ª arbitra: Ester Erra.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: José Luis García

Artículos relacionados