El mejor partido de sus vidas

El mejor partido de sus vidas

Tras concluir el partido de ida, Emma Hayes declaraba que, a la vuelta, las suyas iban a brindarnos «el mejor partido de sus vidas». Tras perder por la mínima en Múnich, la entrenadora sabía de sobra que en este partido de vuelta debía sacar lo mejor de las suyas.

No se equivocaba la técnica inglesa. Esta vuelta de semifinales contra el Bayern ha sido, sin duda, uno de los mejores partidos que se recuerdan del combinado blues. Atrás quedó el fantasma de las derrotas en las semifinales de 2018 y 2019.

Con esta victoria, Hayes se convierte en la primera entrenadora en llegar a la final de Champions en 12 años.

Juego non-stop desde el comienzo

Desde que sonó el pitido inicial supimos que estábamos ante otro partido completamente diferente al de ida. Con un juego menos precipitado, de más toques, frente a la verticalidad frenética del anterior. Un juego de más calidad y precisión.

La primera jugada de peligro la crearon las blues. Un pase cruzado de Ji, directo a la cabeza de Harder, que fue desviado por Ilestedt.

Un minuto después, el peligro llegaba al área rival. Bühl dejaba atrás a Charles, hoy jugando de lateral izquierda, y probaba a tirar a puerta. Su intento era bloqueado por Ingle.

Los ataques se sucedían en ambas direcciones.

Las «Kerrby» vuelven a carburar

Tras un par de partidos más bien discretos de Fran Kirby, la inglesa hoy fue crucial para el pase de su equipo a la final. Ya desde el principio volvía a generar peligro con su velocidad y su anticipación. Su asociación con Sam Kerr volvió a dar los buenos resultados a los que nos tienen acostumbradas esta temporada.

Tras un saque de banda a favor de las alemanas, las blues se hacen con el balón. Kirby recibe y se la pasa a Kerr, que se interna por banda. Kerr aguanta la pelota hasta llevarse con ella a varias defensoras y, tras driblarlas , se la devuelve a Kirby. Fran se interna en el área y bate con la zurda a Benkarth, que salía para tratar de evitar lo inevitable. El 1-0 subía al marcador.

Zadrazil sacaba momentáneamente a las blues de la final

Las alemanas intentaban llegar al área del Chelsea, pero las inglesas replegaban rápidamente tras sus ataques. Un tiro de Beerensteyn, salvado por Carter, pudo traer la igualdad al marcador. Por su parte, las blues llegaban con más comodidad, pero sin tino de cara a portería.

De un córner, las del Bayern sacaron petróleo. Magull sacaba de esquina y el Bayern la colgaba al área. El balón salió inmediatamente rechazado de la maraña de pies y cabezas presentes en el área chica. La fortuna quiso que Zadrazil se la encontrase fuera del área y disparó sin pensar. El resultado, un gol potente por la escuadra, imposible de parar por Berger.

El golazo de la centrocampista devolvía al Bayern al partido y las metía matemáticamente en la final. Las locales debían reaccionar rápido si no querían verse fuera.

El mejor partido de sus vidas - Ji

Ji convierte lo que el poste le negó a la ida

Si una jugadora brilló con luz propia en esta primera parte, fue Ji So-Yun. La surcoreana, con y sin balón, fue diferencial en el juego de su equipo. En el partido de ida, se encontró con la mala fortuna del travesaño, que escupió lo que pudo ser el gol del empate. Hoy la buena suerte estuvo de su lado, para desgracia de las alemanas.

Tras haber probado suerte desde fuera del área, Ji anotó minutos más tarde, poco antes del descanso.

Magull derriba a Kirby al borde del área, y recibe cartulina amarilla por ello. Ji saca la falta, pero su poderoso tiro es desviado por la barrera. El rebote se la devuelve, e instintivamente dispara de nuevo hacia portería. Su tiro no fue nada limpio, pero terminó en el fondo de la red. Ji se convierte así en la primera futbolista del Chelsea en anotar en las tres semifinales que han disputado.

El 2-1 lucía en lo alto del marcador de Kingsmeadow. Un gol en un minuto crítico que, sin duda, marcó el transcurso de la segunda parte.

Segunda parte de infarto

Pese al resultado, nada estaba decidido. De terminar así, el partido iría a prórroga, y eso se notó en la estrategia de ambos entrenadores. Si bien Scheuer empezó a mover fichas en seguida, Hayes apostó por reservar los cambios de cara a un posible tiempo extra.

El ritmo vertiginoso de la primera parte seguía, y aún así las jugadoras no daban muestras de cansancio. De llegar a la media hora extra, esto podría penalizar a las piernas de alguna de ellas.

Las transiciones entre áreas y las oportunidades de anotar se sucedían de nuevo. Bühr dio un pequeño susto a las inglesas al poco de salir del vestuario, pero Jess Carter estuvo atenta para desviar de nuevo a córner.

Las idas y venidas de un área a otra se sucederían durante prácticamente toda la segunda parte. Los goles no llegarían hasta casi el final de la misma.

El mejor partido de sus vidas - Harder

Harder y Kirby rematan el partido

Corría el minuto 83 y Beerensteyn se llevaba una amarilla por una feísima entrada a Jess Carter, justo en la esquina del área.

La propia Carter sacaba la falta, colgándola al área. Pernille Harder pone providencialmente la cabeza para desviar el balón lo justo y que éste entre bajo palos.

El Chelsea sabía que este gol no era suficiente para estar tranquilas. Otro gol del Bayern supondría el pase a finales para las bávaras.

Ambos equipos presionaban, y Beerensteyn estuvo a punto de sacar a las inglesas de la final. Eriksson sacaba el balón casi al borde de la línea de gol en el minuto 90.

A la desesperada, Benkarth subía para rematar los saques de esquina pitados a favor de su equipo. Con ella aún en la línea de ataque, Cuthbert recupera el balón. La escocesa ve claro el desmarque de su compañera, Fran Kirby, que gana en velocidad a dos defensoras.

Desde el borde del área, y a puerta vacía, la inglesa remata a placer y sentencia el partido. El Chelsea es finalista de la UWCL.

Duelo de goleadoras en la final

Con su segundo gol de la tarde, Fran Kirby empata a goles con Jenni Hermoso por el pichichi de la competición. 6 tantos lleva cada una en su cuenta particular, seguidas por Lieke Martens, que lleva 5 ya. Sin duda estaremos pendientes de ver quién de ellas anota para hacerse, ya no sólo con la Champions, sino con el trofeo a máxima goleadora.

La final entre Chelsea y Barcelona se jugará el próximo 16 de mayo a las 21 horas en el Gamla Ullevi de Gotemburgo (Suecia). Nos queda por saber si las del Chelsea han jugado hoy el mejor partido de sus vidas o si, por el contrario, lo mejor está por venir.

FICHA DEL PARTIDO

Chelsea, 4

Bayern München, 1

Chelsea: Berger (P), Charles, Eriksson (C), Bright, Carter, Ji, Ingle, Leupolz (Cuthbert, min. 88), Kerr, Harder (Spence, min. 90+2) y Kirby.

Entrenadora: Emma Hayes.

Bayern München: Benkarth (P), Glas, Hegering, Ilestedt (Laudher, min. 87), Simon (Wenninger, min. 76), Schuller (Dallmann, min. 61), Magull (C), Zadrazil, Beerensteyn, Lohmann (Asseyi, min. 77) y Bühl.

Entrenador: Jens Scheuer.

Goles: 1-0 Kirby (min. 10), 1-1 Zadrazil (min. 29), 2-1 Ji (min. 43), 3-1 Harder (min. 84) y Kirby (min. 90+5).

Árbitra: Esther Staubli.

Partido disputado en Kingsmeadow, Kingston upon Thames (Inglaterra).

Incidencias: Tarjeta amarilla a Magull (Bayern, min. 42), tarjeta amarilla a Carter (Chelsea, min. 47), tarjeta amarilla a Simon (Bayern, min. 74) y tarjeta amarilla a Beerensteyn (Bayern, min. 83).

Autora: Marga Martín

Fotografía principal: Sitio web oficial del Chelsea FC
Fotografía interior: Sitio web oficial UEFA

Artículos relacionados