El fútbol masculino deja paso al femenino

El fútbol masculino deja paso al femenino

El omnipresente fútbol masculino deja paso al femenino por una vez, y esperamos que sirva de precedente.

Lo impensable

¿Que por qué nos gusta el fútbol? Porque cuando menos te lo esperas, sucede lo impensable. Desde gestos dentro y fuera del campo hasta goles que nos vuelcan el corazón. El fútbol es ese deporte que transciende más allá del terreno de juego. Sin embargo, esta vez el terreno de juego, el césped, el propio estadio, es el protagonista de la noticia.

La final de la Champions femenina se juega este año en Suecia, en el Gamla Ullevi, estadio de fútbol de la ciudad de Gotemburgo. Será la primera vez en su historia que una final de la UWCL se juegue en Suecia.

El Chelsea jugará su primera final frente a un Barcelona que ya fue finalista en 2019. Es decir, tendremos un nuevo campeón tras 20 años de la creación de la Copa de la UEFA femenina.

El Gamla Ullevi es el estadio habitual de la selección femenina sueca cuando juegan en casa. Pero su uso habitual es como sede de tres de los equipos de fútbol masculinos de élite de la ciudad. El IKF Göteborg, el GAIS Göteborg y el Örgryte IS utilizan el Gamla Ullevi como su estadio principal cuando juegan en casa.

El primero juega en la primera división sueca, la Allsveskan, mientras que GAIS Göteborg y Örgryte militan en la segunda división del país, la Superettan.

Ambas competiciones comenzaban apenas hace unas semanas, pero el Gamla Ullevi permanecerá inédito hasta la final de la UWCL. Los tres equipos, de común acuerdo, han decidido jugar en el Estadio Ullevi para preservar el buen estado del césped. La medida, sin precedentes hasta ahora, se toma para que la final se juegue en un campo en perfectas condiciones.

El fútbol masculino deja paso al femenino - UWCL

Final en un campo mimado

Son casi una docena de partidos de fútbol masculino de élite los que se ven postergados a un campo alternativo. Todo para favorecer un único partido de fútbol femenino. Si nos dicen esto hace unos años, de seguro que nos creemos que nos están gastando una broma.

Barcelona y Chelsea se medirán el próximo 16 de mayo a las 21 horas en una final inédita. Segunda para las catalanas, primera para las londinenses. Un escenario de lujo aguarda para disputar el partido del año para los dos equipos.

En esta final, llega el (ansiado por muchos) VAR en un campo que viene siendo mimado desde hace semanas. No cabe duda que las cosas empiezan a hacerse bien en la máxima competición europea. Ahora sólo nos queda esperar a la final para disfrutar del mayor espectáculo del mundo.

El fútbol es esa bendita locura en la que puede pasar de todo, hasta que el fútbol masculino deje paso al fútbol femenino.

Autora: Marga Martín

Fotografía: Sitio oficial UEFA

Artículos relacionados