El Atlético de Madrid sentencia en la primera mitad

Atlético de Madrid

Matinal de fútbol en Las Gaunas donde se vieron las caras dos conjuntos que muy poco tenían ya que defender, el Logroño descendido, mirando de frente a la nueva temporada  con la ilusión de retornar a la máxima categoría; y el Atlético de Madrid, cuya única aspiración se centra en conquistar la cuarta posición, algo que se antoja escaso logro para las hasta no hace mucho, laureadas jugadoras colchoneras. Bien es cierto que aunque la emoción por la colocación en la tabla es mínima, no hay que olvidar lo más importante, la defensa de la camiseta y el escudo, esto no es negociable.

Al partido, no obstante, le pesaron los condicionantes que arrastraba y la cadencia fue lenta, falto de intensidad y por aquello de que las visitantes golpearon las redes rápido y con pluralidad, carente de emoción.

El Atleti cimienta el triunfo en veinte minutos 

Los primeros compases fueron desafinados, no había en ninguna facción una directora que pudiera obtener dos notas consecutivas de las orquestas. Las imprecisiones se sucedían una tras otra, ajenas al color de la camiseta. Las jugadoras de la orilla del Manzanares tomaron el campo local como propio y allí transcurrió el amanecer del encuentro. Dominaban, sí, pero no creaban peligro alguno.

En el otro bando, la amenaza tenía nombre y número, Elloh y el 10. Por ahí pasaban todas las intentonas de acercamiento al área, todas las ilusiones por conseguir el gol que abriera el horizonte. Tampoco se dio, la ilusión no se transformó en realidad. Al contrario, fueron las rojiblancas, hoy de azul, las que pusieron tierra de por medio con un soberbio disparo de Deyna, en el que podemos decir que la cancerbera local, Longa, tal vez pudo hacer algo más. Este fue el único punto negro de la dueña de los guantes del Logroño, ya que a lo largo del encuentro realizó intervenciones de gran calidad, convirtiéndose en la mejor jugadora local y consiguiendo con sus paradas que el resultado final no fuera más abultado.

Al tanto le siguieron minutos de buen juego colchonero, no,  no piensen ustedes estimados lectores de Reinas del Balón que el Atleti rozó la excelencia, en absoluto, ajustémonos a la realidad, hubo eso sí, más claridad y fluidez, con Ludmila y Laurent corriendo y poniendo en aprietos a la defensa. En una de estas escaramuzas llegó el segundo y definitivo tanto, conseguido por Santos desde el punto de penalti, pena máxima correctamente señalada por manos de Velázquez.

Poco en la segunda mitad

Dio la sensación de que el Atlético de Madrid podía consolidar otra goleada y llevarse el partido de calle, los aciertos de la mencionada cancerbera Longa lo evitaron. Tampoco el dominio visitante ejercía una presión asfixiante. El EDF Logroño no parecía con la capacidad suficiente como para voltear la situación, alguna reyerta, meramente futbolística claro está, en el área de las rojiblancas; ocasionales centros cargados más de buenas intenciones que de peligro real; y poco más. Con estos argumentos las colchoneras no padecían, y en este cóctel los minutos iban desgastándose dejándonos presenciar al final de los noventa asignados.

No se movió el marcador, las piernas de refresco aportaron pundonor aunque no obtuvieron la recompensa goleadora. El choque terminó, el penúltimo de este curso, y los dos clubes tienen puesta la cabeza en el que está por venir.

FICHA TÉCNICA

EDF LOGROÑO: Longa, Cazalla, Vilakazi, Ballesté, Caracas, Valderas, Asantewaa (Muñoz 76´), Velázquez, Guehai (Marín 69), Fishley  (Lundin 60´) y Elloh (Pascuet 75´).

ENTRENADOR: Javier Moncayo

ATLÉTICO DE MADRID: Lindahl, Knaak, Van Dongen, Tounkara (Yoli 74´), Storm (Menayo 74´), Meseguer, Amanda (Duggan 45´), Santos, Deyna, Laurent (Ajara 66´) y Ludmila (Iglesias 58´).

ENTRENADOR: José Luis Sánchez Vera

GOLES: 0-1 Deyna 10´. 0-2 Santos 21´(p)

COLEGIADA: Arantza Gallastegui

AMONESTACIONES: Tarjeta amarilla para la jugadora local Velázquez 20´y para las visitantes Iglesias 68´y Tounkara 70´.

 

Autor: Emilio Mahugo

Fotografía: LaLiga

 

Artículos relacionados