23 años de historia y el CF Pozuelo femenino no deja de crecer

Para sentar las bases del CF Pozuelo Femenino nos tenemos que remontar hasta el lejano 1943, mas concretamente al 28 de agosto, donde en una pequeña localidad de Madrid se funda la Unión Deportiva Pozuelo. Tras muchas décadas forjándose por los campos de la capital, y tras albergar otras secciones además del fútbol, surje una fusión en el año 1995 que lo cambia todo. La Unión une sus fuerzas al Parque Atlético y el resultado es el actual Club Deportivo Pozuelo, que pasa a ser un club con exclusividad en el fútbol.

Poco después, y para sorpresa de muchos, se forma el primer equipo femenino de la localidad, en el año 1997. Este equipo goza desde el primer momento con una gran aceptación entre los socios, y gracias a la labor de todo el organigrama que compone el club crece año tras año hasta llegar a la categoría  de plata del fútbol nacional. Actualmente cuenta con 8 equipos femeninos entre la competición nacional y madrileña, lo que le convierte en una de las canteras más prolíficas y fructíferas de la capital. Debido a su buena localización geográfica y, sobre todo, a su cada vez más atractivo proyecto, el CF Pozuelo femenino va dando saltos de calidad a marchas forzadas año tras año.

Los inicios del club no fueron sencillos, debido también al poco auge con el que gozada a finales de los noventa el fútbol femenino. Era un deporte prácticamente amateur y los pocos equipos existentes jugaban en pocas divisiones hasta que por suerte fueron brotando conjuntos en muchas localidades del territorio y las federaciones se vieron en la obligación de dotar al fútbol femenino de un mayor peso en el panorama futbolístico. El CF Pozuelo de Alarcón Femenino jugó en la entonces máxima categoría, la Liga Nacional de Fútbol Femenino y fue uno de los 11 equipos que jugaron la primera Superliga, que es como se denominó a la primera división después, quedando en un meritorio 0ctavo lugar, se mantuvieron en la máxima categoría tres temporadas más y luego descendió. Se ha mantenido en la división de plata desde entonces a excepción de la campaña 2008-2009. En 2019 es uno de los equipos que se clasifican para disputar la nueva división hoy renombrada como Liga Reto Iberdrola, ahora la Segunda División del fútbol femenino español. Se ha mantenido más o menos estable esta temporada, donde las cosas no marchaban bien y la posición clasificatoria barruntaba un descenso a Nacional. Pero al llegar el parón por causa del COVID-19 al club madrileño se le ha abierto el cielo. La Federación ha decidido no hacer efectivos los descensos y la escuadra blanquiverde va a iniciar su duodécima temporada consecutiva en la Segunda División.

Una vez conocida la noticia, desde la dirección deportiva el movimiento ha sido frenético. Los meses de mayo, junio y julio han sido de locos en el Valle de las Cañas, sin días de descanso y anunciando novedades prácticamente a diario. El cambio ha empezado por el banquillo, con Miguel Tejero dejando su cargo tras 4 temporadas a Roberto Diaz «Pika», un veterano del club (8 temporadas) que conoce a la perfección toda la estructura desde la base. El nuevo técnico, junto con su equipo de confianza, tenía las cosas bien claras: reestructuración profunda de la plantilla, dando continuidad al bloque (hasta 8 renovaciones) y fichando hasta la fecha 11 jugadoras, algunas provenientes de la primera división femenina. El salto de calidad que se vislumbra es importante, el objetivo lo marcará el propio club antes de comenzar la temporada, pero parece que no va a ser el de conformarse con mantener la categoría. Los verdes se han movido rápido y bien, veremos cual es el resultado.

Pese a no llegar al cuarto de siglo, el femenino del CF Pozuelo se puede considerar ya un club histórico, tanto a nivel de la comunidad como en el ámbito nacional. Empezando desde cero y dando cabida cada año a más jugadoras, creando equipos desde alevín hasta profesionales. EL CF Pozuelo Femenino es un ejemplo a seguir, desde la humildad y el tesón, demostrando que no hay reto imposible, solo se trata de intentarlo y no rendirse. Desde Reinas del Balón larga vida al club y nuestros mejores deseos para la temporada que comienza.

 

Autor: Pablo Peña

Fotografía: CF Pozuelo de Alarcón

Artículos relacionados