Volver a empezar

Volver a empezar

¡Qué gran director de cine es José Luis Garci! Podríamos titular a este artículo como una de sus películas. “Volver a empezar”. Y es que, como recordarán, hace unos días les informábamos de los planes de la RFEF para encauzar la próxima temporada hacia la profesionalización. Para lo cual se habían determinado una serie de requisitos que habrían de cumplir los clubes progresivamente.

Pero la ACFF no está de acuerdo en este punto. Dada esta situación la RFEF emitió en el día de ayer una circular en la cual decidía cambiar de postura y retirar gran parte de esos requisitos. “En aras a lograr las bases de un consenso que permitan una transformación de las competiciones aficionadas en profesionales”.

De esta manera, ya no será necesario que los clubes depositen un aval bancario del 10% de los gastos auditados en la temporada anterior. Tampoco será obligatorio disponer de un terreno de juego de hierba natural para que las futbolistas disputen los partidos de la manera más digna y adecuada. Por lo tanto, podrán jugar en cualquier campo de los muchos que hay de césped artificial en España. Y tampoco se requerirá una buena o especial iluminación para poder jugar de noche o ser televisado el encuentro. ¿Será por eso por lo que siempre se juega a un horario tan inapropiado? Igualmente, la capacidad de los estadios no tendrá que ser indefectiblemente de más de 4000 espectadores, con moratoria tiempo para adaptarlos a esa cifra.

Tampoco se aplicarán los requisitos respecto a número de licencias profesionales, sueldos y demás.

Solo se mantiene un punto. Estar al corriente de pago. ¡Qué menos!

Por cambiar, hasta se ha modificado el sistema de competición que se iba a aplicar. Ya no bajarán cuatro equipos para dejar una competición de catorce en la temporada 2022-2023, sino dos.

En resumen, como decíamos al principio, volver a empezar. Parece que la ACFF y la RFEF tienen una “asignatura pendiente” y esperemos que pronto pase a ser “asignatura aprobada”.

Sí, José Luis Garci, además de un buen director, es todo un profeta. Los títulos de sus películas describen perfectamente esta relación tan poco amistosa.

Pues eso, ¡qué grande es el cine y qué grande es el fútbol femenino!

 

Autor: Luis Fernando Ramos

Fotografía: Isa Plaza

 

Artículos relacionados