Victoria del filial perico ante la UD Collerense

Volvía el equipo de Óscar Cobacho a la Dani Jarque tras su desastroso periplo por campos tan complicados como el del AEM, el Seagull y el Zaragoza CFF en los que había encajado la nada desdeñable y preocupante cantidad de 17 goles en 3 partidos.

Necesitaba el cuadro perico sobre todo recuperar las buenas sensaciones, no solo de juego, sino sobre todo de actitud, necesitaba poner más intensidad para poder afrontar con garantías la competitividad que existe en esta Reto Iberdrola. Se notó desde el inicio un cambio, una manera de entrar al partido y de mantenerse en él muy diferente de los que se le había visto al conjunto blanquiazul. La intensidad con la que saltaban a cada balón y la fortaleza defensiva que mostraban en cada balón sin dar un solo balón por perdido y construyéndose desde atrás. Cierto es que en el fútbol las diferentes situaciones que se dan dentro del partido, eso momentos puntuales marcan las diferencias, a veces pequeñas, entre uno y otro equipo. Y llegar al minuto ocho, recibir un pase a espalda de céntrales mal ubicadlas, para que Bene bajara magistralmente el esférico con el pecho y soltara un zapatazo con el que superaba la estirada de Laura Girol. Y con ese gol inicial se reforzaba ese planteamiento y mentalidad inicial que le daba más credibilidad a lo que debían de hacer las jugadoras locales.

Por su parte, el Collerense que sufría la lesión de Gabriela en el calentamiento, intentaba percutir con balones directos des de la zona defensiva donde Silvia soltaba balones buscando dar ventaja a sus compañeras de la línea de ataque, si bien la línea defensiva local se mostraba firme y cuando las centrales eran superadas, las coberturas de las laterales se volvían muy efectivas para desbaratar las acciones de ataque del conjunto balear. Como decíamos antes hay pequeños detalles que siguen marcando el devenir del encuentro y a nivel defensivo lo fue en este caso la gran triple intervención de Lucia Arcos que mantenía su portería a cero y permitía a sus compañeras mantener la ventaja.

Continuaron los golpes entre ambos conjuntos, con un centro del campo de cada equipo que intentaba imponerse a sus oponentes y un Espanyol que tenía en Elena Benítez a un dolor constante para la defensa visitante con sus rápidas incursiones encarando y cediendo balones para sus compañeras, si bien no lograban aumentar la ventaja en el esférico. Una ventaja que no se vería ampliada hasta el filo del descanso cuando una incursión precisamente por la banda de la rápida atacante perica, el esférico llegaría centrado al segundo palo donde Judith Pablos convertía en gol el centro de su compañera y permitía una ventaja más consolidada al descanso.

Fue una segunda parte mucho más igualada en la que incluso el Collerense se imponía al Espanyol sobre todo en la última media hora de juego. Las baleares, conscientes que tenían que ofrecer algo más si no querían volver a casa sin premio alguno, asumieron más riesgos, entendieron que tenían que ser más agresivas y presionar más arriba y empezaron a obtener los frutos del cambio de aptitud. Primero en forma del gol que acortaba distancias. Cora Coll bien situada en el segundo palo hacia bueno el centro de su compañera y arrojaba algo de luz sobre el juego de las visitantes. Por su parte, las pupilas de Oscar Cobacho no tenían la misma fluidez que en el primero tiempo y se les iba apagando la luz a medida que iban pasando los minutos, viendo como tenían que centrar todo su ataque sobre el lado de Judith Pablos, que a punto estuvo de retirarse antes de tiempo, mientras que a nivel defensivo ya no se mostraban tan expeditivas y a medida que pasaban los minutos se veían superadas por el empuje del cuadro visitante que dispondría de diferentes ocasiones claras de gol aunque no tuvieron el acierto rematador suficiente para lograr el empate. Un empate que bien podría haber llegado en unas manos muy claras en el interior del área de las blanquiazules que las rojillas reclamaron como penalti, pero que lo colegiada no señaló.

Las locales con esta victoria consiguen romper la racha de malos resultados que atesoraban en estas últimas jornadas con un calendario tan apretado por la recuperación de los partidos suspendidos en su momento y ver con ello un poco de luz al final del túnel. Por su parte las baleares tendrán que seguir remando para intentar sumar el máximo de puntos posibles y sobre todo coger buenas sensaciones para esa segunda fase en la lucha por evitar el descenso.

Ficha técnica

RCD Espanyol: Lucia Arcos, Corral, Julia Guerra, Laia Jordan, Carla Sánchez, Lidia Rubio, Cristina Campos (Silvia Gil 53’), Judith Pablos (Nerea Sánchez 79’), Elena Benítez (Eva Fuster 69’), Bene y Clara Clemente.

Entrenador: Oscar Cobacho.

Collerense: Laura Girol, Marga Morey (Vivien Becker 72’), Andrea Alcaide, Paula Rojas (Sofía Rojas 80’), Silvia Peñalver, Marcela Restrepo, Cora Coll, María Hernández (Stefania Spenig 64’), Marta Hernández, Pili Espadas (Nati Cano 64’) y Rocío García.

Entrenador: José Antonio.

Estadio: Dani Jarque.

Goles: 1-0 Bene 8’, 2-0 Judith Pablos 45’, 2-1 Cora Coll 61’.

Amonestaciones: Marcela 45’, Marga Morey 59’, Stefania Springfield 81’.

Colegiada: Marta Galego (colegio catalán).

Asistentes: Júlia Vázquez y Abril Nogués (colegio catalán).

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: Marc Domingo

 

Artículos relacionados